Los almacenes del futuro se caracterizarán por una completa automatización de sus procesos

Los almacenes del futuro ya están aquí

18 marzo 2022

Los almacenes del futuro están sujetos a los avances tecnológicos que se desarrollan y aplican en todos los sectores. La expansión de los sistemas de almacenaje automáticos y la apuesta por la digitalización de la gestión son dos aspectos que marcarán el futuro de la logística.

Los almacenes del futuro impulsarán la digitalización de la cadena de suministro, así como una mayor coordinación de las diferentes etapas que la conforman para potenciar la flexibilidad y adaptarse a las fluctuaciones en la demanda.

¿Cómo serán los almacenes del futuro?

El futuro de los almacenes pasa por robotizar no solo las operativas logísticas que se desarrollan dentro y fuera de la instalación, sino también por automatizar la toma de decisiones mediante un software de gestión de almacenes, eliminando cualquier riesgo de error derivado de la gestión manual de mercancía. Según un informe presentado por MHI Annual Industry Report, el 83% de los encuestados creen que la cadena de suministro digital será el modelo dominante de la industria en los próximos cinco años. 

El contexto actual obliga a las empresas a hacer frente a una subida de la demanda y de los costes logísticos, promovido en gran parte por la consolidación del e-commerce. Para poder afrontar los desafíos que presenta la logística e-commerce, es prioritario que los almacenes del futuro favorezcan la integración de todas las operativas de la cadena de suministro, ofreciendo una completa visibilidad de los procesos logísticos en cada etapa.

Los almacenes del futuro se caracterizarán por fomentar la hiperautomatización. Se trata de una evolución natural de la automatización robótica de procesos que estimula la robotización de cualquier proceso empresarial mediante el uso de tecnologías como la inteligencia artificial en logística, el machine learning, el big data o el blockchain. Según un estudio de MarketsandMarkets, el mercado de la automatización logística crecerá alrededor de un 10% anual, hasta superar un volumen de negocio de 88.000 millones de dólares en 2026. 

El uso de las nuevas tecnologías también permitirá desarrollar una logística basada en el análisis predictivo, una herramienta esencial para garantizar la eficiencia de las instalaciones del futuro. El análisis predictivo utiliza tanto datos históricos como en tiempo real con el fin de predecir comportamientos, tendencias y hábitos en las operativas y el rendimiento de las máquinas. Para poder anticiparse a las necesidades y tomar mejores decisiones, será básico que los almacenes que vendrán sean cada vez más flexibles. Joakim Kembro, director del máster en Logistics and Supply Chain Management de la Universidad de Lund, afirma que “la nueva generación de sistemas automáticos dotados de inteligencia artificial está cambiando las reglas del juego y brindando soluciones flexibles que eran impensables hasta hace no mucho”.

El compromiso con la sostenibilidad y el respeto por el medio ambiente será otra de las cuestiones que definirá los próximos almacenes. El informe Las naves del futuro, elaborado por la consultora inmobiliaria JLL, muestra cómo la demanda de almacenes ecológicos, incluidos edificios con cero emisiones netas de carbono, se incrementará durante los próximos 5 a 10 años. La logística sostenible tiene como meta reducir la huella de carbono, la contaminación y los residuos en todas las etapas de un producto: desde su fabricación, hasta su almacenaje, la preparación de pedidos y la distribución al cliente final.

La hiperautomatización es una de las características principales de los almacenes del futuro
La hiperautomatización es una de las características principales de los almacenes del futuro

Tendencias emergentes en los almacenes del futuro

Las tendencias que marcarán el futuro de los almacenes estarán sujetas a los cambios sociales, los avances tecnológicos en robótica y software, así como las nuevas formas de operar que nacen de la modernización de los sistemas industriales y empresariales.

La mayoría de la población mundial vive en zonas urbanas y, la tendencia, según datos de Naciones Unidas, es que aumente hasta cerca del 70% en 2050. La urbanización imparable afecta directamente a la logística: por ejemplo, eleva la demanda y el precio del suelo donde construir almacenes próximos a las ciudades. Conocidos como almacenes micro-fulfillment, las microplataformas logísticas ubicadas en zonas urbanas son una tendencia emergente porque acortan la distancia con los clientes y aceleran la velocidad en la entrega de los pedidos.

La escasez de oferta de suelo industrial urbano ha impulsado la inmologística, el segmento del sector inmobiliario dedicado al alquiler y venta de almacenes, naves industriales y suelo industrial. La consultora Deloitte señala que la demanda de almacenes crecerá en unos 80 millones de metros cuadrados para 2023. Ante este escenario de escasez de suelo logístico, los almacenes del futuro deberán buscar soluciones para obtener la capacidad de almacenaje necesaria en espacios reducidos. La tendencia que seguirán estas instalaciones para optimizar el espacio implicará apostar por sistemas de almacenaje por compactación, aprovechar al máximo la altura de la instalación e implementar un software de gestión que garantice un mayor rendimiento de las ubicaciones en el almacén. 

La externalización de las operativas logísticas será otra de las tendencias emergentes en los almacenes del futuro porque gestionar eficientemente la logística será cada vez más complejo y costoso debido al auge del q-commerce, cuyo objeto es ofrecer entregas ultrarrápidas. Externalizar la logística a un operador 3PL implica no tener que asumir el coste del suelo, ni la estructura del edificio ni el personal, y además ser especialistas en satisfacer las exigencias de los clientes. También está cobrando fuerza el concepto Supply Chain as a Service, conocido como SCaaS, que fomenta la externalización de todas o algunas de las funciones de gestión de la cadena de suministro a un proveedor de servicios.

¿Cómo los almacenes del futuro multiplicarán la eficiencia?

La robotización, una pieza estrella en los almacenes del futuro, promueve la productividad y la eficiencia en el almacén. La automatización de procesos logísticos consiste en implementar soluciones automáticas en una o múltiples operativas como, por ejemplo: 

  • Recepción: a fin de conseguir un movimiento fluido de mercancías desde el muelle de carga hasta las diferentes zonas de almacenamiento y/o trabajo, en los almacenes del futuro se emplearán sistemas robotizados para agilizar las operativas en la zona de recepciones. Una solución podría ser, por ejemplo, equipar los muelles con sistemas automáticos para la carga y descarga de camiones. 
  • Almacenaje: en las instalaciones logísticas futuras será habitual disponer de sistemas de almacenamiento automático, como los transelevadores para palets o los transelevadores para cajas (miniload), para agilizar la extracción y ubicación de la mercancía en las estanterías. Estos equipos robotizados garantizan una operativa ininterrumpida, ágil y segura. 
  • Preparación de pedidos: la utilización de un software de gestión será fundamental para dinamizar la preparación de los pedidos en los almacenes del futuro. Un SGA posibilita optimizar las rutas de picking de los operarios, distribuir la mercancía en función de las necesidades y digitalizar la gestión de la información, entre otras funciones. Asimismo, los cobots (robots colaborativos) y las máquinas industriales ─como un robot antropomórfico─ multiplican el rendimiento en el proceso de picking, en especial cuando se preparan pedidos con productos pesados. 
  • Transporte: el uso de la automatización en las nuevas instalaciones permitirá sustituir los equipos de manutención manuales por sistemas de transporte automático de última generación. Los transportadores para palets, los vehículos de guiado automático o los robots móviles autónomos son algunas soluciones de transporte robotizadas que agilizan los flujos de carga entre las diferentes áreas del almacén o las líneas de producción. En las instalaciones logísticas del futuro, los drones también serán una forma de transporte que podría cobrar protagonismo para mover mercancía dentro y fuera de las instalaciones logísticas. 
  • Gestión digital: el control del stock en tiempo real y la coordinación exhaustiva de todos los procesos tendrán un rol primordial en los almacenes venideros. Un programa logístico como un software de gestión de almacenes coordina los diferentes procesos que tienen lugar en el almacén, por muy complejos que puedan llegar a ser dentro de unos años. 

Los almacenes del futuro se basarán en la digitalización de todos sus procesos, buscando elevados niveles de eficiencia e impulsando sistemas que aporten flexibilidad y escalabilidad logística.

Los almacenes del futuro gestionarán todas las operativas mediante el uso de un software de gestión
Los almacenes del futuro gestionarán todas las operativas mediante el uso de un software de gestión

Almacén del futuro preparado para el mañana

Los principales objetivos logísticos del almacén del futuro son los mismos que persiguen los almacenes de hoy en día: mejorar la productividad, rebajar los costes operativos y brindar un servicio de calidad. El crecimiento exponencial del comercio electrónico ha propiciado que estos objetivos sean cada vez más difíciles de asumir porque el nivel de exigencia de los clientes ha incrementado, especialmente en cuanto al tiempo de respuesta.

En el futuro, la tendencia se encaminará hacia unas operaciones logísticas más rápidas, eficientes y sin errores. Por ese motivo, los almacenes del futuro se apoyarán en la digitalización para llevar a cabo una logística donde el análisis predictivo será clave para anticiparse o estimar lo que puede acaecer en función de los datos históricos.

En Mecalux somos especialistas en sacar el máximo rendimiento de la logística de las empresas. Si quieres empezar a adaptar tu almacén al futuro, no dudes en contactar con nosotros. Un asesor especializado te ofrecerá la solución que necesitas para garantizar un servicio eficiente hoy, pero también preparado para afrontar los retos del mañana.