Al navegar por este sitio web acepta el uso de cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicio. Para más información, visite nuestra Política de Cookies. Aceptar

Transelevadores para palets

Los transelevadores son máquinas creadas para el almacenaje automático de palets. Se desplazan a lo largo de los pasillos del almacén realizando las funciones de entrada, ubicación y salida de mercancías.

Solicitar información y/o presupuesto

La automatización de un almacén para palets significa dar un paso importante en la gestión y eficiencia de la logística de la empresa, con la instalación de transelevadores que son capaces de trasladarse en longitud y en altura y ejecutar de forma automática, ágil y segura las operaciones propias del almacén. El software de control Galileo gobierna su movimiento, siguiendo las instrucciones recibidas desde el software de gestión de almacenes Easy WMS.

La gama de transelevadores para palets de Mecalux se adapta fácilmente a las necesidades de cada almacén en cuanto a capacidad de carga, dimensiones, altura de la nave y número de ciclos por hora, cubriendo un vasto abanico de aplicaciones.

Conozca toda la gama de transelevadores

Conozca sus aplicaciones


La automatización de un almacén es aconsejable cuando hay una gran variedad de referencias de consumo medio o gran consumo y se requiere un aumento de la productividad.


Ventajas destacadas

  • Máximo aprovechamiento del espacio, tanto en metros cuadrados como cúbicos.
  • Alta productividad en las entradas y salidas de palets.
  • Inventario y control de la mercancía permanentes.
  • Flexibilidad y escalabilidad: soluciones adaptadas a cada caso.
  • Retorno de la inversión a corto plazo.

Conozca las ventajas en detalle

La solución perfecta para multiplicar la productividad del almacén

Ahorro de espacio

La instalación de transelevadores para palets supone un óptimo aprovechamiento del espacio de almacenaje disponible:

  • La anchura de pasillo necesaria es mucho menor que en los sistemas convencionales: un mínimo de 1.500 mm, frente al espacio requerido por carretillas elevadoras que oscila entre los 2.700 mm y los 3.400 mm.
  • Mayor aprovechamiento de la altura del almacén, ya que pueden llegar hasta los 45 m.
  • En combinación con el sistema Pallet Shuttle, también permiten la máxima compactación del espacio en profundidad.
  • Los almacenes automáticos pueden trabajar con mínimas tolerancias entre niveles, gracias a su gran precisión.

Ahorro de tiempo

  • La automatización de las operaciones de ubicación y recogida de los palets supone un considerable ahorro de tiempo.
  • La posibilidad de ejecutar las entradas y salidas de mercancía en un mismo movimiento (ciclos combinados) reduce los desplazamientos.
  • La larga experiencia de Mecalux en el diseño y desarrollo de transelevadores disminuye el tiempo de ejecución del proyecto, además de los costes.

Aumento de la productividad

  • En comparación con los sistemas convencionales, los almacenes automáticos mejoran la productividad en los procesos de entrada y expedición de los productos: incremento del flujo de palets/hora.
  • Se eliminan los errores derivados de la gestión manual.
  • Alta disponibilidad: posibilidad de establecer flujos continuos, ya que los transelevadores pueden funcionar 24h/365 días al año.

Ahorro de costes

Los almacenes automáticos para palets reducen los costes operativos en múltiples aspectos:

  • Economía de costes laborales: reducción del personal necesario para almacenaje, preparación de pedidos, expedición y administración.
  • Reducción de los elementos de manutención: se eliminan o reducen las carretillas elevadoras.
  • Disminución de los costes de mantenimiento: eliminación de los impactos sobre la estructura de las estanterías.
  • El mayor aprovechamiento del espacio permite reducir las dimensiones del almacén, con el consiguiente ahorro en costes del suelo. En cámaras frigoríficas, este factor también repercute en un ahorro de costes energéticos, ya que se reduce el volumen que es necesario mantener a bajas temperaturas.
  • Algunos modelos de transelevador cuentan con dispositivos de recuperación de energía que permiten un notable ahorro de consumo eléctrico.

Versatilidad

  • El transelevador se puede combinar con estanterías de simple profundidad, de doble profundidad, e incluso de triple profundidad, en función de si se desea conseguir más cantidad de movimientos o más capacidad.
  • Los almacenes automáticos para palets son un sistema idóneo para la construcción de almacenes autoportantes (cuando la estructura del edificio está formada por las propias estanterías).
  • Si la rotación de los palets no es muy alta, pero el volumen de almacenamiento sí lo es, se puede utilizar un sistema que permite cambiar el transelevador de un pasillo a otro, sin necesidad de colocar uno en cada pasillo, ya sea mediante un puente de transbordo o bien mediante la tecnología de giro en curva.
  • En los casos en los que se requiera una alta compactación de producto, los transelevadores se pueden combinar con el sistema Pallet Shuttle automático.
  • Pueden adecuarse a temperaturas de congelación (hasta -30ºC).
  • Desde 8 m (altura mínima recomendable) hasta 45 m de altura, los transelevadores pueden adaptarse a las dimensiones del almacén, así como al tipo de carga y a las necesidades de ciclos por hora.
  • El sistema es flexible y escalable, ya que puede modificarse o ampliarse con el tiempo adaptándose a nuevas necesidades de la empresa.

Control y gestión más eficientes

Los almacenes automáticos para palets de Mecalux están controlados y gestionados por dos tipos de software:

  • Software de control Galileo: sistema de control integrado responsable del gobierno de las máquinas. Conjuga de manera eficiente todos los movimientos necesarios para ejecutar las órdenes que provienen del software de gestión del almacén (ya sea Easy WMS de Mecalux o cualquier otro SGA del mercado)
  • Software de gestión de almacenes Easy WMS: sistema responsable de la operativa de la instalación, desde los procesos de recepción, a los de almacenaje, preparación y expedición. Las ventajas más destacadas son:
    • Identifica y controla la mercancía en todo momento, aportando un inventario permanente y actualizado.
    • Optimiza los movimientos del transelevador, de modo que cada ciclo y cada transporte de carga requiera el menor tiempo posible para ser completado. Con ello se ahorra tiempo de ejecución de las operaciones, así como en la energía utilizada.
    • Lleva a cabo la trazabilidad exacta de los productos, genera un histórico y tiene un control total de los movimientos realizados sobre las unidades.

Seguridad

  • En los almacenes automáticos la seguridad de las personas y de la mercancía es absoluta. Además de numerosos dispositivos de seguridad a bordo de los transelevadores, también incorporan elementos de seguridad en el pasillo y un sistema de transmisión inalámbrica de señales de seguridad que activa las eventuales paradas de emergencia en la instalación.
  • Respecto a los operarios, los sistemas automáticos están concebidos para ser utilizados con una baja intervención humana, ya que sólo es necesario acceder al interior de los pasillos de almacenaje para esporádicas tareas de mantenimiento. Además, el perímetro está asegurado con cerramientos y puertas de seguridad con detectores y acceso restringido.
  • Respecto a la mercancía, su protección es total ya que sólo el transelevador puede acceder a ella, por lo que se elimina lo que se conoce como “pérdida desconocida” del producto, y se evitan posibles roturas por manipulación incorrecta. Todo ello reduce el número y la necesidad de controles intermedios.
  • Por último, la precisión de los transelevadores y el control de posicionamiento con telémetros láser evitan cualquier posible choque con la estructura de estanterías, asegurando su estabilidad y durabilidad.
  • (Para ver los elementos de seguridad detallados, descargue el catálogo de transelevadores para palets).

Garantía Mecalux

  • Mecalux identifica las necesidades reales de sus clientes y los flujos requeridos de movimientos de palets para determinar el conjunto de soluciones más adecuado en cada caso. Además, elabora el anteproyecto y se ocupa, en los proyectos que así lo requieran, de todo el proceso de diseño, licitación, aprovisionamiento, montaje y puesta en marcha de la instalación, ofreciendo un proyecto llave en mano. En este sentido, cada proyecto de almacenes automáticos realizado por Mecalux, sea cual sea su nivel de complejidad, contará con la dedicación y supervisión de un jefe de obra, responsable de la ejecución del proyecto de principio a fin, de modo que el cliente tenga un único interlocutor en todas las fases del proceso.
  • Por otro lado, Mecalux apuesta por desarrollar la ingeniería de los proyectos con un equipo propio de técnicos, ya sean de la especialidad mecánica, eléctrica, electrónica o de software. Esto garantiza el cumplimiento de la normativa técnica y legal aplicable a las instalaciones, tales como estructuras metálicas de la construcción, normativa de protección contra incendios, regulaciones de seguridad e higiene, etc.

Almacenes automáticos para palets: un potente motor de cambio

En los últimos años, la logística se ha convertido en una función determinante dentro de la gestión de la empresa. Esta tendencia está obligando a las compañías a rediseñar sus procesos de almacenaje para que sean cada vez más ágiles, eficaces y competitivos, mejorando las variables fundamentales de precio y de servicio al cliente. En este sentido, la capacidad de las empresas para invertir en sistemas de almacenaje automático y en sistemas informáticos de gestión de almacenes puede convertirse en el impulso necesario para construir y mantener su posición competitiva en un mercado que cambia a gran velocidad.

La implementación de almacenes automáticos para palets, ya sea de forma total o parcial, ayuda a la empresa a dar un importante paso adelante en su proceso de modernización, ya que es el medio para lograr la óptima gestión y rendimiento del almacén y un alto grado de integración con los procesos de los proveedores y clientes, lo cual repercute en una mayor rapidez de respuesta y en el aumento del nivel de satisfacción de los clientes.

Para lograr una relación ventajosa entre el valor de la inversión y la rentabilidad es fundamental determinar el grado óptimo de automatización de una instalación. Para ello, primero es necesario hacer un estudio de viabilidad que incluya el análisis de las capacidades y necesidades de la empresa (determinación de flujos y rotaciones, examen de condicionantes, estudio de procedimientos, etc.), teniendo siempre en cuenta que un almacén es un conjunto íntegro de distribución y una construcción para el futuro.

Las soluciones que Mecalux propone a sus clientes permiten que con una inversión contenida y adaptada a las características de la empresa se pueda abordar la gestión de un almacén y su manutención con todos los beneficios que aportan los sistemas automáticos. Un paso cada vez más necesario para lograr la diferenciación de la oferta de los productos y servicios de la empresa en un mercado más competitivo y exigente.

Los transelevadores para palets se adaptan con exactitud a los objetivos de cada almacén

Mecalux dispone de una extensa gama de transelevadores monocolumna y bicolumna para palets, con sistemas de extracción de simple, doble o triple fondo: así, existe un transelevador apropiado para cada altura de almacenaje, para cada tipo de mercancía (diferentes dimensiones y peso, hasta 1.500 kg por palet) y para el número de ciclos requerido. Esta adaptabilidad permite ajustar al máximo el coste de la instalación.

En términos generales, los transelevadores para palets de Mecalux son máquinas de última generación con accionamientos controlados por variadores de frecuencia vectoriales y con control de posicionamiento mediante telémetros láser y mando inteligente gobernado por PC o PLC. Se desplazan a lo largo de los pasillos de almacenaje guiados por unos carriles anclados al suelo en su parte inferior y por un perfil colocado sobre las estanterías en su parte superior.

Los almacenes automáticos para palets se definen por su precisión, resistencia y seguridad

Además de las estanterías, del sistema de control Galileo y del software de gestión de almacenes Easy WMS, los principales componentes de un almacén automático para palets son los transelevadores, formados principalmente por los siguientes elementos:

Cuna de elevación

Bastidor móvil de elevación que tiene la función de desplazar la carga y la cabina en sentido vertical y efectuar los ciclos de recogida y depósito de los palets por medio de las horquillas extensibles instaladas sobre el mismo.

Accionamiento de elevación

Mecanismo que tiene por objeto impulsar el bastidor móvil en su movimiento vertical. Para ello, se compone de un motor de corriente alterna, un encoder, un reductor de engranajes, tambores y cables de elevación.

Armario eléctrico

Colocado en la parte posterior de la columna delantera, sus controles están dispuestos de forma que el transelevador pueda dirigirse como una unidad individual desde su plataforma segura. La alimentación eléctrica puede suspenderse mediante un interruptor colocado lateralmente en el armario y seguridades en el exterior del pasillo. Opcionalmente, puede incorporar un módulo electrónico de autoconsumo de energía, que supone un ahorro en el consumo de electricidad de hasta el 15%.

Transmisión de datos

Sistemas de comunicación óptica por infrarrojos (fotocélulas) que sirven para establecer la comunicación de los terminales de periferia descentralizada con el PC o PLC fijos, así como con los variadores de velocidad. Tienen un alcance de hasta 240 m y una velocidad de transmisión de 1,5 Mbps.

Columnas

Fabricadas con chapas de acero de alta resistencia, con nervaduras de refuerzo en su interior, carriles verticales atornillados para el guiado de la cuna de elevación y una placa de acero soldada en la base de la columna que se atornilla al bastidor inferior. La cabina de mandos se ubica bajo la plataforma del grupo de elevación, junto con el cuadro eléctrico de control.

Testero o bastidor inferior

Estructura en forma de cajón, realizada con perfiles y chapas de acero soldadas entre sí, resistentes a la flexión y a la torsión gracias a las nervaduras de refuerzo soldadas en su interior. Incorpora la rueda motriz y la rueda libre, diseñadas con llanta plana mecanizada y en acero fundido para garantizar el funcionamiento seguro y silencioso del transelevador. El sistema de guiado en sentido longitudinal se efectúa mediante ruedas de contraste ubicadas a ambos lados del raíl de rodadura.

Testero superior

Formado por placas soldadas que sirven de soporte para las ruedas horizontales de guía sobre el carril superior. Estas ruedas están recubiertas con una banda de Vulkollan® para amortiguar el ruido que pudiera derivarse del funcionamiento del transelevador a alta velocidad.

Equipo de pasillo

El equipamiento de pasillo, que posibilita el desplazamiento longitudinal del transelevador a lo largo del pasillo de almacenaje, se compone de un carril inferior, un carril guía superior, elementos de seguridad, alimentación eléctrica, transmisión de datos y sistemas de medida de posición, como telémetro láser, detección de larguero, control de posición de los palets o encoder absoluto.

Sistemas de extracción

Existen distintos sistemas de extracción que se adaptan a los requerimientos de cada instalación.

Horquilla telescópica de simple profundidad

Mecanismo de manipulación horizontal que permite extraer o depositar unidades de carga en estanterías de simple fondo (un único palet a cada lado del pasillo). Se prioriza la agilidad del sistema sobre la capacidad total de almacenaje.

Horquilla telescópica de doble profundidad

Mecanismo de manipulación horizontal que permite extraer o depositar unidades de carga en estanterías de doble fondo mediante palas telescópicas (dos palets a cada lado del pasillo). Se consigue un gran equilibrio entre la capacidad de almacenaje y la velocidad de manipulación.

Horquilla telescópica de triple profundidad

Posibilita la ubicación de tres palets en fondo a cada lado del pasillo, en estanterías que dispongan de top-hats (travesaño en ubicación de estantería). Para almacenes en los que la capacidad de almacenaje es un factor primordial.

Pallet Shuttle automático

Sistema de compactación con carro eléctrico con el que se puede llegar hasta los 40 m de profundidad de almacenaje.Más información sobre este producto.

Los almacenes automáticos potencian la eficiencia de todo tipo de empresas

Los almacenes automáticos para palets de Mecalux han demostrado su eficacia en sectores tan diversos como el de la alimentación y bebidas, automoción, farmacéutico, recambios, sanitario, petrolero, cerámico, metalúrgico, químico, etc.

Su uso se aconseja cuando hay una gran variedad de referencias de consumo medio o gran consumo y se requiere un aumento de la productividad, exigiendo un número elevado de ciclos/hora (movimientos de entrada, salida, o combinados de entrada y salida).

Esta solución de almacenaje también es especialmente recomendable para cámaras frigoríficas, ya que la instalación de transelevadores para palets permite reducir el volumen que es necesario refrigerar, con el consiguiente ahorro en costes energéticos. Asimismo, disminuye la necesidad de operarios que trabajen en ambientes a baja temperatura. Los transelevadores pueden operar en temperaturas negativas de hasta -30 ºC, durante las 24 h.

En general, la automatización de un almacén (ya sea de forma total o parcial) es especialmente aconsejable cuando la empresa se enfrenta a alguna de estas necesidades:

  • Previsión de crecimiento.
  • Aumentar la capacidad de sus instalaciones.
  • Mejorar las prestaciones y eficiencia de la cadena logística.
  • Mejorar el nivel de servicio a sus clientes y anticiparse a sus demandas.
  • Eliminar los errores cometidos por la gestión manual.
  • Evitar la pérdida desconocida de sus productos.
  • Resolver y evitar las roturas de stock.

Solicitar información y/o presupuesto

Consulte con un experto y resuelva sus dudas ahora.