El q-commerce se caracteriza por ofrecer una entrega del pedido ultrarrápida

Q-commerce: entregas ultrarrápidas en menos de 1 hora para pedidos online

25 junio 2021

El q-commerce, considerado la tercera generación del comercio, surge como consecuencia de la evolución que ha experimentado el comercio electrónico. La facilidad a la hora de acceder a los productos y la alta competitividad han derivado en clientes cada vez más exigentes. Con la llegada del q-commerce, las entregas han pasado de ser rápidas a ultrarrápidas: los pedidos se preparan, se envían y se entregan en cuestión de horas o incluso minutos. 

¿Cómo afecta este cambio en los hábitos de consumo a nivel logístico? ¿Qué diferencias hay entre el e-commerce y el q-commerce? En este post respondemos a estos interrogantes.

¿Qué es el q-commerce?

El q-commerce o quick commerce (traducido en castellano como comercio rápido) es la última tendencia del comercio electrónico y destaca por llevar al extremo dos factores relacionados con la venta online: la velocidad y la comodidad en la entrega del pedido.

A grandes rasgos, se caracteriza por ofrecer a los clientes pequeñas cantidades de productos casi al instante, cuándo y dónde lo necesiten. Los usuarios están cambiando sus hábitos de compra y comienzan a valorar más la rapidez, el servicio o la atención al cliente que un posible descuento o el envío gratuito.

En un inicio, el q-commerce surgió como respuesta a la demanda de abastecer con urgencia bienes de primera necesidad como, por ejemplo, alimentos o productos de limpieza o de cuidado personal. Posteriormente, el confinamiento provocado por la pandemia de COVID-19 terminó de consolidarlo como una estrategia casi indispensable en algunas empresas. En un futuro próximo, parece probable que esta modalidad se extenderá también hacia otros sectores. 

7 características logísticas del q-commerce

¿Cómo afecta el quick commerce a la logística? Repasemos algunas de sus particularidades más relevantes:

  • 1) Tiempo de entrega muy reducido. El consumidor espera recibir el producto adquirido en un plazo de tiempo muy corto, de aproximadamente una hora.
  • 2) Reparto de proximidad. Para poder entregar el pedido en tan poco tiempo, es imprescindible que se distribuya desde un punto muy cercano al consumidor. 
  • 3) Optimización de la última milla. De nada sirve preparar y expedir el pedido con eficiencia si, en el último momento, se demora en exceso el proceso de entrega. 
  • 4) Almacenes más pequeños. Los almacenes son de menor capacidad, ya que la variedad de referencias comercializadas es más reducida. De este modo, se ahorra en costes de almacenaje y se garantiza un suministro eficiente de las referencias disponibles. 
  • 5) Compleja manipulación de la mercancía. Los productos gestionados en q-commerce son de naturaleza variada, lo que complica su manipulación respecto a trabajar siempre con un mismo tipo de referencia. Pueden ser alimentos delicados que no pueden recibir impactos fuertes ni soportar gran peso sobre ellos o elementos inflamables con los que tomar precauciones específicas. 
  • 6) Rápida preparación de los pedidos. Se preparan pocos pedidos y con pocos productos en cada uno de ellos. Esto ayuda a que se agilice esta operativa a fin de asegurar su entrega en cuestión de horas o minutos.
  • 7) Disponibilidad de stock permanente. La empresa debe disponer del producto que el cliente solicita justo cuando este lo requiere.

Estas características obligan a las empresas a estudiar de forma exhaustiva sus operativas e introducir mejoras constantes con el propósito de recortar segundos que pueden ser vitales en unos tiempos de entrega tan ajustados.

El q-commerce trabaja, mayormente, con pedidos de pocos artículos
El q-commerce trabaja, mayormente, con pedidos de pocos artículos

Diferencias entre e-commerce y q-commerce

Las particularidades del q-commerce quedan más claras cuando se comparan con las del e-commerce:

  e-commerce q-commerce
Tiempo de entrega Días Minutos/horas
Disponibilidad del stock Gran variedad de productos Pequeña selección de productos
Transporte Camión de reparto Vehículo de dos ruedas
Tipo de almacén Almacén central Tienda física o pequeño almacén local

 

Además de estas diferencias, hay otra que también podría añadirse: el q-commerce suele tratarse de una compra más improvisada, lo que implica un volumen menor tanto en cantidad de productos como en precio del pedido. En cambio, el e-commerce, con un mayor tiempo de envío, tiende a ser más planificado. Por tanto, desemboca en un gasto promedio mayor por compra y también en compras más diversas (referencias más dispares, potencialmente muchas unidades por pedido, etc.). 

Por último, también podríamos establecer ciertas diferencias entre los clientes tipo: en el q-commerce podríamos encontrar usuarios jóvenes ─que viven solos, en pareja o compartiendo piso─ dispuestos a probar nuevos servicios. Por el contrario, en el e-commerce hay perfiles más variados y se podría decir que más tradicionales (familias, personas de mayor edad…, si bien también los jóvenes pueden ser clientes de e-commerce).

Soluciones logísticas para el q-commerce

Las empresas que apuestan por el quick commerce requieren de almacenes pequeños con una reducida capacidad de almacenaje. Los productos se depositan en la propia tienda, en un dark store o en un microalmacén con estanterías convencionales, normalmente para palets o para picking.

Ante este escenario, la utilización de un sistema de gestión de almacenes (SGA) cobra una especial importancia. Emplear un SGA que esté bien sincronizado con las plataformas de venta es fundamental para informar de cada nuevo pedido que entra en el sistema y garantizar así la agilidad en las entregas.

En el caso de Easy WMS, el software de gestión de almacenes de Mecalux, existen distintos módulos que pueden contribuir a optimizar la gestión de la logística q-commerce, como por ejemplo SGA para e-commerce, que garantiza la escalabilidad de un ecommerce, o Store Fulfillment, que permite controlar el inventario del almacén y de la tienda física en tiempo real. Además, el módulo Marketplaces & Ecommerce Platforms Integration sincroniza Easy WMS con el software de los principales marketplaces y plataformas ecommerce a fin de agilizar la gestión de nuevos pedidos.

Utilizar un SGA permite optimizar la gestión y la preparación de los pedidos de quick commerce
Utilizar un SGA permite optimizar la gestión y la preparación de los pedidos de quick commerce

La importancia de la inmediatez

La compra online, que se ha consolidado de forma indiscutible, poco a poco se va sofisticando con vistas a adaptarse a los nuevos hábitos de vida y de consumo. La velocidad y la comodidad se han vuelto más importantes que nunca, pasando de ser un lujo a una necesidad.

El q-commerce es el resultado de la evolución natural del comercio electrónico y muchas empresas se han visto obligadas a adoptarlo para seguir satisfaciendo a sus clientes. Si crees que a la logística de tu empresa le hace falta ese empujón que le permita rendir con solvencia en un entorno digital tan competitivo, no dudes en contactar con Mecalux. Nuestro equipo te asesorará de manera personalizada para que encuentres el sistema de almacenaje y de gestión que mejor se adapte a tus necesidades.