Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle nuestros contenidos en función de sus intereses. Si continúa navegando por este sitio web, se entiende que ha sido informado y acepta la instalación y uso de cookies. Para más información, visite nuestra Política de Cookies. Aceptar

El almacén vertebra la cadena de suministro o ‘supply chain’

¿Qué es la 'supply chain' o cadena de suministro? Definición y diferencias con la logística

16 agosto 2019

La cadena de suministro o supply chain es el proceso que se genera desde que el cliente realiza un pedido hasta que el producto o servicio ha sido entregado y cobrado. Por tanto, la supply chain comprende la planificación, ejecución y control de todas las actividades relacionadas con el flujo de materiales y de información desde la compra de materias primas hasta la entrega final del producto al cliente, pasando por su transformación intermedia.

En consecuencia, podemos definir la cadena de suministro como el conjunto de pasos y redes que se tejen desde el origen del producto hasta el cliente final. Esta cadena está compuesta de distintos proveedores y empresas que van abasteciendo al siguiente eslabón de la cadena.

Las cadenas de suministro hoy en día han adquirido una gran complejidad debido a la internacionalización, al incremento de los tipos de flujos y a los cambios en los modelos de consumo global.

Etapas de la supply chain o cadena de suministro

Las principales fases que componen la cadena de suministro son tres:

  • Aprovisionamiento: se refiere a cómo, dónde y cuándo se consiguen y suministran las materias primas para la fabricación de productos.
  • Producción: comprende la fabricación con las materias primas dando como resultado los productos terminados.
  • Distribución: esta etapa aborda las actividades que posibilitan que los productos lleguen a su destino final. Esto se logra a través de una red de distribuidores, almacenes, tiendas físicas o plataformas online (si el negocio es un e-commerce).

A la cadena de suministro también se la conoce como cadena de valor, puesto que los productos van adquiriendo mayor valor ─valga la redundancia─ según van avanzando a través de sus eslabones. Uno de los principales núcleos que la vertebra es el almacén, como hemos visto en nuestro artículo sobre logística de almacenamiento.

El diagrama muestra las diferentes etapas de la cadena de suministro o ‘supply chain’
El diagrama muestra las diferentes etapas de la cadena de suministro o ‘supply chain’

Diferencias entre supply chain y logística

Ya hemos visto la definición de supply chain pero: ¿qué es la logística?, ¿cómo se relaciona con la cadena de suministro? En general, podríamos decir que la cadena de suministro hace referencia al flujo completo que sigue un producto hasta su venta. En cambio, la logística forma parte de la cadena de suministro y se trata de una disciplina centrada en el almacenamiento de productos, en su transporte y distribución.

De esta forma, la logística es el área empresarial responsable de hacer llegar el producto correcto, al destino indicado en el tiempo establecido, en las cantidades precisas y con el coste y la calidad requeridas. Y siempre en consonancia con las condiciones que han sido previamente acordadas con el cliente.

Si tomamos el sencillo ejemplo de una tienda de muebles, la logística de este negocio estaría centrada en adquirir los diferentes tipos y modelos de muebles para exponer en el local, así como aquellos que ya han pedido los clientes. Estos se guardarán en el almacén hasta su transporte. El responsable de logística de la tienda diseñará las rutas de reparto de los muebles teniendo en cuenta las tareas de montaje en el momento de la entrega al cliente final.

Sin embargo, si pensamos en la cadena de suministro del mueble, hay que remontarse a todas las etapas por las que ha pasado el producto desde la extracción primigenia de la propia madera, su transformación en tablones y piezas en la fábrica de muebles, la posterior distribución a los puntos de venta y el transporte final hasta el domicilio de los clientes.

En la siguiente tabla podemos ver las diferencias entre la logística y la supply chain:

Gestión de la cadena de suministro Gestión logística
Definición Se trata del proceso global de suministro de un producto. Hace referencia a la colaboración entre fabricantes, proveedores, distribuidores, socios comerciales y consumidores Es un apartado de la cadena de suministro y abarca la gestión del almacén y de los flujos de transporte internos y externos desde el aprovisionamiento hasta la entrega final
Objetivos Conseguir la máxima competitividad en el mercado y optimizar los beneficios Lograr la satisfacción del cliente por medio de una perfecta gestión del pedido
Empresas involucradas Generalmente, son varias organizaciones las que participan en una misma cadena de suministro Puede ser gestionada íntegramente desde la misma empresa
Relación entre ambas La cadena de suministro hace referencia al ecosistema completo, al conjunto de procesos que resultan en un producto La logística ocupa una parcela de operaciones que forma parte de la cadena de suministro
Áreas empresariales implicadas Incluye más áreas como: desarrollo de productos, control de calidad, servicio al cliente, actividades logísticas…, entre otras Principalmente, almacenamiento, transporte y gestión del stock

Tendencias en la gestión de la cadena de suministro o supply chain 4.0

Las cadenas de suministro están virando hacia un ecosistema logístico que se caracteriza por ser más rápido, más flexible, más personalizado, más preciso y más eficiente. Como ya vimos en nuestro artículo sobre la logística 4.0, las nuevas tecnologías digitales y la robotización están modelando un nuevo concepto de supply chain. ¿Cuáles son los elementos que definen al concepto de supply chain 4.0?

1. Necesidad de tecnología para la captura y gestión de datos

Con cadenas de suministro cada vez más extensas y complejas, la gestión de la información se ha convertido en un aspecto esencial para lograr hacer frente a las demandas del mercado. En este sentido, es primordial garantizar:

  • La precisión de los datos en la gestión de stock: con cada vez más referencias almacenadas o SKU, contar con datos de inventario exactos permite no solo optimizar las existencias en el almacén, sino también asegurar un nivel de servicio a la altura, evitando las indeseables roturas de stock. Esto se consigue gracias al uso de un software del almacén que facilite el control de stock.
  • La trazabilidad de las mercancías: al recorrer cadenas de suministro globales, la trazabilidad logística se ha revelado como un complemento de control excepcional para gestionar los flujos de materiales, tanto internos como externos. Mantener un sistema de trazabilidad solo es posible gracias a la tecnología de etiquetado con códigos de barras o RFID, a los dispositivos de captura de datos y al software que gestione la información compartida en la supply chain.
  • Una monitorización exhaustiva de KPI: programas como el Supply Chain Analytics Software de Mecalux posibilita la monitorización de toda la actividad que tiene lugar en el almacén y su relación con el resto de eslabones de la cadena de suministro para que estas operaciones no supongan un freno en los flujos intralogísticos.

2. Mayor integración entre los distintos implicados en la supply chain

La estrategia de selección de partners en la cadena de suministro está cada vez más enfocada a eliminar las barreras entre proveedores y establecer una relación basada en la cooperación. Esto se logra por medio de la estandarización de procesos y la planificación de actividades en conjunto. El uso de software avanzado para la gestión de la información es imprescindible para dejar de operar por separado y abordar la supply chain desde un enfoque más global.

La coordinación del transporte en la ‘supply chain’ es imprescindible para la optimización de las operaciones
La coordinación del transporte en la ‘supply chain’ es imprescindible para la optimización de las operaciones

3. Estrategias de automatización de procesos para una mayor precisión y rapidez

La automatización industrial que ya se aplica en los procesos de fabricación y transformación de productos ha dado el salto al ámbito de la supply chain y está presente en las diferentes áreas de la logística:

  • Gestión de la actividad en el almacén: los sistemas de gestión del almacén han facilitado la organización de la actividad y del inventario disponible en instalaciones cada vez más complejas. En este sentido, destaca su papel en la optimización de las tareas de preparación de pedidos junto con dispositivos como el picking por voz y el picking por luz. Todo ello ha incrementado las ratios de picking por hora y por operario y ha eliminado prácticamente todos los errores.
  • Transporte automatizado de cargas en procesos intralogísticos: el desplazamiento de mercancías suele encontrarse en el punto de mira de los proyectos de automatización, dadas las grandes ventajas que supone. De hecho, hoy en día los almacenes robotizados utilizan todo tipo de sistemas automáticos con el fin de acelerar el flujo de materiales y ganar seguridad en las instalaciones.
  • Gestión de las rutas de transporte: el software de gestión de flotas de transporte es esencial para coordinar la distribución de mercancías entre los distintos nodos de la supply chain. Estos sistemas permiten organizar las rutas dependiendo de parámetros logísticos como los plazos de entrega y contemplan, además, estrategias como la consolidación de mercancías o grupaje.

La gestión eficaz de la supply chain no puede concebirse sin la optimización de la logística de las empresas. Como hemos visto, ambas están más interrelacionadas que nunca y sus objetivos deben estar alineados para que contribuyan a la rentabilidad de la empresa. En Mecalux podemos ayudarte a determinar y alcanzar tus objetivos logísticos partiendo de la gestión del almacén: no dudes en contactar con nosotros.