Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle nuestros contenidos en función de sus intereses. Si continúa navegando por este sitio web, se entiende que ha sido informado y acepta la instalación y uso de cookies. Para más información, visite nuestra Política de Cookies. Aceptar

Las empresas se han visto obligadas a incorporar tecnología para dotar de eficiencia a sus operativas

Las tendencias de la logística para 2020: del ‘blockchain’ al 5G

18 diciembre 2019

El 2020 se presenta como un año clave para el desarrollo de la logística: a los retos globales como el cambio climático o la desaceleración económica, se le añaden la consolidación de nuevas tendencias tecnológicas como el 5G, el blockchain o el Internet de las Cosas, que abrirán un sinfín de puertas para el sector.

De hecho, la transformación digital será la piedra angular de la estrategia empresarial en los próximos años. Tanto es así, que un 94% de los directivos cree que será imprescindible para el futuro de su organización, según un reciente estudio de la consultora Deloitte.

El nacimiento de la ‘smart supply chain’

Las nuevas tecnologías están conduciendo la logística a un cambio de paradigma. La consolidación de las entregas estándar en 24 horas contrasta con la dificultad de las compañías en gestionar pedidos de mayor número de referencias, menor tamaño y alta estacionalidad.

Ante este entorno tan complejo, las empresas se han visto obligadas, en los últimos años, a integrar tecnología para garantizar la eficiencia en sus instalaciones: reducir errores y maximizar la productividad de sus operativas. Ejemplo de ello es la automatización de almacenes o la adopción de un software de gestión.

Estas tendencias tecnológicas, económicas y sociales, sumadas a la transformación digital, permitirán dar la bienvenida a un nuevo concepto de cadena de suministro, la smart supply chain. Su aportación es conseguir operativas más eficientes mediante el uso de nuevas tecnologías.

El 5G, por ejemplo, facilitará que todos los elementos industriales de un almacén se conecten a la misma red de forma rápida y segura. Para finales de 2020 habrá 20.000 millones de dispositivos industriales conectados al 5G, según Gartner.

Así, 2020 trae consigo un panorama en el que las empresas deberán apostar por la digitalización como solución a los retos que se les presentan. El objetivo es lograr una cadena de suministro más eficiente, menos costosa y menos compleja. Con la intención siempre de garantizar la trazabilidad y el estándar de calidad del producto en cualquier etapa de la cadena.

Omnicanalidad y sostenibilidad: 7 tendencias logísticas para 2020

Para 2020, tecnologías como el 5G y el IoT vienen a dar respuesta a algunos de los grandes retos a los que se enfrenta el sector logístico, como por ejemplo la externalización o el aumento de los costes logísticos. Estas son las siete principales tendencias logísticas para 2020.

El blockchain garantizará la veracidad de los datos en el intercambio de información
El blockchain garantizará la veracidad de los datos en el intercambio de información

Omnicanalidad

Este nuevo paradigma de consumo ha modificado los procesos logísticos de los almacenes dedicados al comercio electrónico. Hoy en día, el cliente final se relaciona con la empresa a través de múltiples canales.

El usuario puede comprar en web, quejarse en redes sociales y devolver el producto en el local. Por lo que es ya una necesidad ineludible adoptar un modelo omnicanal para sobrevivir en el contexto actual. Sin ir más lejos, PwC apunta en un estudio que un 80% de las empresas de Estados Unidos invertirán en omnicanalidad.

5G y IoT

El uso de estas tecnologías no está todavía muy extendido, pero se espera que 2020 sea el año del desarrollo e implantación definitiva del 5G y el Internet de las cosas en el sector industrial. Su integración, pues, reforzará el peso de la automatización, lo que facilitará el aumento de la eficiencia y la productividad en el almacén.

Sostenibilidad

Los usuarios ya no solo demandan su producto en las condiciones pactadas, sino que además exigen que la huella medioambiental sea la menor posible (el 61% de los consumidores estadounidenses y británicos estarían dispuestos a cambiar de marca por razones de sostenibilidad, según un estudio de Global Web Index). De esta manera, el inicio de la nueva década también anticipará los primeros proyectos de transporte autónomo, ecológico y eficiente, como marcan las directrices del programa Horizonte 2020 de la Comisión Europea.

La logística de la última milla

El mercado de los servicios logísticos externos para ecommerce crecerá un 15% en 2020 y superará en España los 2.000 millones de euros, según un reciente estudio de DBK Informa. En 2020, el sector seguirá la tendencia de las entregas ultrarrápidas, se mejorarán los servicios de última milla y crecerán las redes de puntos de entrega.

Aumento de los costes logísticos

Para las empresas es muy difícil ubicar sus almacenes cerca de núcleos urbanos, debido al alto precio del metro cuadrado. ¿La solución? Las compañías deben optar por soluciones compactas de almacenamiento, que, en ocasiones, implican automatizar parte de la instalación

Experiencias inmersivas

La tecnología de realidad aumentada ha facilitado la inclusión de experiencias inmersivas en el ámbito industrial, lo que ayuda a la formación y a la mejora continua de procesos como la preparación de pedidos o la gestión de stock.

‘Blockchain’

Si el intercambio de datos es un proceso clave para la smart supply chain, la tecnología que dota de seguridad a esa información es el blockchain. Combinado con el IoT, el blockchain evita una posible manipulación de información de la mercancía en algún punto de la cadena. De este modo, se refuerza la confianza entre los distintos actores implicados.

Digitalización como respuesta a los desafíos

Todas estas tecnologías, cuyo recorrido está a punto de empezar o ya lleva camino andado, lograrán dar respuesta a los numerosos retos logísticos a los que se enfrentarán las empresas en 2020.

Así, como hemos visto, ante una sociedad cada vez más concienciada con el medio ambiente y más exigente con la gestión de la última milla, la única solución para dar una respuesta eficaz es implementar nuevas tecnologías como el 5G o el IoT. La transformación digital ya está aquí. Bienvenidos a 2020.