Al navegar por este sitio web acepta el uso de cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicio. Para más información, visite nuestra Política de Cookies. Aceptar

Vehículos AGV filoguiados y laserguiados

Los vehículos de guiado automático AGV son máquinas de transporte para el almacén, similares a las carretillas, que se desplazan automáticamente siguiendo una trayectoria trazada o programada de antemano. Para su guiado se recurre a dos posibles sistemas: el filoguiado AGV o laserguiado (también llamado LGV).

Los vehículos que son capaces de seguir el camino que se les ha asignado mediante un sistema de filoguiado se denominan vehículos autoguiados (o por sus siglas en inglés, AGV). En el suelo del almacén se empotra un hilo que emite un campo magnético y éste es captado por la máquina. El hilo describe la trayectoria del recorrido y el AGV lo sigue.

El segundo sistema es el guiado por láser. Las máquinas que lo incorporan se las conoce como vehículos láserguiados (LGV, por sus siglas en inglés). Estos elementos emiten una señal láser, que rebota en deflectores colocados en puntos cercanos al recorrido, y es leída, de vuelta, por la máquina. La diferencia de tiempo entre la emisión del láser y la captura del haz de rebote se calcula mediante un procesador montado en la máquina, lo que le permite saber en cada momento a qué distancia está de los puntos de control y deducir su posición. Con esa información, el vehículo realiza, por sí mismo, las correcciones necesarias para seguir la trayectoria especificada. Técnicamente, programar y modificar las trayectorias es muy fácil.

Hay máquinas con elevación y diferentes tipos de horquilla para la manipulación de palets o bultos. Y en el mercado existen modelos de AGV y LGV específicamente diseñados para el transporte de palets, cajas, bobinas y cargas voluminosas.

El uso de estos vehículos resulta muy conveniente para unir puntos distantes entre sí y hacerlo a una velocidad moderada y sin obstáculos. Hay que tener en cuenta, además, que en los puntos de parada (recogida y descarga de mercancía) es necesario colocar transportadores de rodillos o cadenas u otro tipo de dispositivo que pueda traspasar la carga y que sirva de enlace con el resto de la instalación.

 

Imagen cedida por Asti

Imagen cedida por Asti.

Imagen cedida por Artisteril.

Imagen cedida por Artisteril.

 
Imagen cedida por Artisteril.

Imagen cedida por Artisteril.

Centro logístico y de manipulación de pescado.

Centro logístico y de manipulación de pescado.

 
< Anterior Siguiente >