Gestionar el inventario mediante el uso de drones ayuda a obtener un control del stock eficiente

Inventario con drones: ¿el futuro del control de stock?

16 noviembre 2020

Realizar inventarios con drones puede sonar a ciencia ficción. Pero lo cierto es que, poco a poco, estos aparatos comienzan a sobrevolar el sector logístico con el propósito de servir de soporte en ciertas tareas, como en la gestión del stock.

Mientras que en el día a día del almacén el uso de un software de gestión de almacenes y de terminales de radiofrecuencia son difícilmente sustituibles, los drones podrían cambiar las reglas del juego a la hora de ejecutar el temido inventario anual. Una tarea que implica detener toda o parte de la actividad del almacén para que los responsables puedan escanear uno a uno todos los artículos. En esta operativa, los drones podrían liberar a los operarios de un trabajo tedioso y facilitar que el almacén siga funcionando con normalidad.

En este artículo desgranamos los principales beneficios que aportan los drones en la logística y te explicamos cómo sería la gestión del inventario con el apoyo de dicha tecnología.

Drones y logística

La logística es, probablemente, uno de los sectores que más podrían beneficiarse de la aparición y la utilización de los drones. Este vehículo aéreo no tripulado (UAV por sus siglas en inglés, Unmanned Aerial Vehicle) está dirigido por un usuario mediante un control remoto, aunque vemos con más frecuencia modelos controlados por un ordenador o que siguen de forma autónoma una ruta preestablecida.

La capacidad de desplazarse de modo rápido y seguro ha propiciado que los drones sean percibidos como una herramienta para secundar la transformación digital que se está llevando a cabo en la logística 4.0. Pero, ¿cuál es el impacto de estos dispositivos en la cadena de suministro?

Grandes compañías como Google o Amazon ya están trabajando con prototipos de drones con los que entregar los pedidos a los clientes. Sin embargo, otra aplicación que ya se está poniendo en práctica en algunos almacenes es la de la gestión del inventario.

Un inventario hace referencia a un listado ordenado y detallado del stock que almacena una empresa. Para realizar una gestión correcta, es preciso verificar que esa lista coincida con la mercancía verdaderamente almacenada. Aunque el programa de gestión del almacén mantenga un inventario permanente en digital, cada cierto tiempo se hacen controles manuales —principalmente, el inventario anual— por si se ha producido algún desajuste provocado por un error humano.

El uso de drones en estos inventarios manuales puede acabar con los importantes inconvenientes que implican. Imagina un dron sobrevolando de manera autónoma el almacén y escaneando los códigos de barras o etiquetas RFID, para luego informar al SGA de las unidades de cada referencia. Así, podrían detectarse desajustes de inventario automáticamente, sin necesidad de trabajadores que deban dedicarse exclusivamente a esta tarea.

Los drones vuelan por los pasillos de almacenaje de forma autónoma
Los drones vuelan por los pasillos de almacenaje de forma autónoma

Gestionar el stock con un dron: funcionamiento

Existen dos modos con los que dirigir el dron. El primero, y más común, es usando un mando de control y, el segundo (únicamente en aquellos modelos que incorporan un GPS) es fijando un rumbo de vuelo de forma automática. De ese modo, gracias a sus sensores y su sistema de geolocalización indoor, se desplaza por el interior del almacén según un plan de vuelo y un recorrido predeterminados.

Una vez en vuelo, las cámaras del dron capturan la información de las etiquetas incorporadas en cada unidad de carga para controlar el stock. La lectura de las etiquetas se puede hacer mediante un código de barras o un código RFID. El sistema RFID ofrece mejores prestaciones, pues permite al dron identificar los productos desde ambos lados de un pasillo, a una distancia de más de 8 metros y hasta con siete palets de profundidad, sin necesidad de tener contacto directo con la etiqueta. Cabe resaltar que todas estas prestaciones están sujetas al tipo de dron, almacén, unidad de carga y posición de la etiqueta.

Integración de un dron con el SGA

La labor de rastrear y leer las etiquetas de los productos almacenados no tendría sentido si todos estos datos no se traspasaran a un programa de gestión de almacén que transforme los datos en información. La integración de un dron con el SGA es, salvando las distancias, la misma que con cualquier sistema de comunicación por radiofrecuencia, RFID u otro elemento robotizado de un almacén.

Implementar un SGA es indispensable para que la gestión del inventario mediante un dron sea 100% efectiva. Gracias a esa sincronización, el responsable logístico puede detectar desajustes en el inventario en el mismo momento de la lectura.

Con la información que reciba del dron, el SGA tendrá un mapa más fiel del stock real del almacén. Con lo cual, las operativas propias del SGA —slotting, trazabilidad de producto, etc.— también serán más precisas.

Los drones recopilan todos los datos relacionados con el inventario y los traspasan al SGA
Los drones recopilan todos los datos relacionados con el inventario y los traspasan al SGA

Beneficios de gestionar el inventario con drones

Utilizar un dron como herramienta auxiliar para el control de stock posee ventajas muy destacables, tanto a nivel logístico como de costes:

  • Aumento de la productividad: los drones leen las etiquetas de códigos de barras o RFID, esta última a varios metros de distancia, por lo que pueden controlar el inventario simplemente volando por los pasillos del almacén. Además, los drones pueden acceder fácilmente a mercancía ubicada a gran altura, donde los operarios ya no tienen visión directa.
  • Mayor control y fiabilidad del inventario: los drones evitan que un operario tenga que revisar periódicamente el inventario de manera manual, algo igualmente susceptible de errores humanos.
  • Incremento de la seguridad: los operarios ya no tendrán que lidiar con tareas tediosas y, en ocasiones, poco ergonómicas. Además, la utilización de drones posibilita que los pasillos de trabajo estén menos transitados, promoviendo un movimiento seguro de los equipos de manutención.
  • Reducción de costes: los costes derivados de los inventarios anuales o periódicos son más elevados de lo que parecen: personal dedicado, tiempo de trabajo, interrupción de la actividad por completo, desgaste de los equipos de manutención, etc. Con un dron, podremos optimizar nuestros recursos y los operarios podrán focalizarse en potenciar otras operativas logísticas.

Hay que tener claro que el dron no nos exime de implantar un sistema de gestión de almacenes ni de escanear códigos de barras manualmente al recibir, almacenar y expedir mercancía. No obstante, puede ser un complemento muy útil para comprobar automáticamente que no se producen desajustes de stock y, muy especialmente, para que la actividad del almacén siga su curso mientras se realiza un inventario anual o periódico.

Desventajas del uso de drones en el almacén

Esta tecnología es relativamente nueva, por lo que se sigue trabajando en mejorar sus prestaciones a fin de proporcionar una mejor experiencia al usuario y obtener un mayor rendimiento. Estos son algunos de los inconvenientes que presenta:

  • Identificación siempre visible: la mercancía debe estar correctamente etiquetada. Eso significa que la etiqueta ha de estar ubicada en la cara externa del palet y tener un tamaño lo suficientemente grande para que el dron pueda leerla correctamente.
  • Interrupción de otras actividades: es preferible hacer el inventario en una fase sin actividad en el almacén (de noche, fin de semana, etc.) para así mantener la productividad de la instalación y, sobre todo, evitar posibles accidentes con el dron.
  • Elevado coste inicial: algunos drones, en especial los de prestaciones más avanzadas, tienen un coste elevado. Es plausible que a medida que la tecnología dron avance, haya más oferta y baje el coste de estos sistemas.

La identificación de las etiquetas es, probablemente, el aspecto que más margen de mejora tiene y en el que más están trabajando las compañías a fin de ofrecer mejores prestaciones.

Los operarios ya no tendrán que utilizar manualmente los terminales de radiofrecuencia para gestionar el inventario
Los operarios ya no tendrán que utilizar manualmente los terminales de radiofrecuencia para gestionar el inventario

Presente y futuro en la gestión del inventario

Cualquier operario o responsable de almacén es consciente del esfuerzo y de los recursos que se necesitan para llevar a cabo un perfecto control del inventario. La utilización de drones para cumplir esa función abre nuevas posibilidades. Su modo de empleo y sus prestaciones mejoran día a día, convirtiéndolo en un prometedor complemento de los software de gestión y los terminales de radiofrecuencia.

Gracias a la tecnología dron, el control del stock podría ser más fácil, económico, rápido y, sobre todo, eficiente. Si eres de los que apuesta por la tecnología para digitalizar los procesos, no dudes en contactar con Mecalux para que te ayudemos a encontrar la solución logística que mejor se adapte a tus necesidades.