Las tecnologías de almacén se emplean para desarrollar soluciones que mejoren la productividad

Tecnologías para almacenes optimizados y eficientes

28 marzo 2022

Las tecnologías para almacenes potencian el rendimiento de las operativas logísticas en la instalación, eliminando los errores e incrementando la calidad del servicio al cliente final.

En el mercado existen múltiples tecnologías que impulsan la eficiencia y eliminan sobrecostes en el almacén para hacer frente a retos como las entregas de producto en 24 horas, el abastecimiento just-in-time a centros de producción o la devolución gratuita de productos.

Tecnologías para almacenes: ¿qué son?

Las tecnologías de almacén se emplean en logística para dotar a la instalación de herramientas que mejoren la productividad y logren la máxima eficiencia. Estas soluciones tecnológicas incrementan la precisión en procesos como el control del inventario, la preparación de pedidos o el movimiento interno de mercancía dentro del almacén.

Las empresas tienden a implementar tecnologías para el almacén con el objetivo de reducir el error derivado de la manipulación manual de la mercancía, optimizar el rendimiento de los procesos logísticos, promover un entorno de trabajo más seguro y evitar roturas de stock. En un almacén puede automatizarse cualquier proceso logístico: desde el movimiento de stock con robots móviles o transportadores para cajas, hasta la gestión y ubicación de mercancía mediante vehículos de guiado automático (AGV) o transelevadores para palets, así como la consolidación de cargas con robots enfardadores.

Las tecnologías de almacén también permiten digitalizar la gestión logística. Un software de gestión de almacenes (SGA) es una solución tecnológica que automatiza el control de inventario, sincroniza los diferentes procesos que tienen lugar en la instalación y coordina las tareas, tanto de los operarios y preparadores de pedidos como de los sistemas de transporte y almacenaje automáticos que operan en el centro.

Las soluciones logísticas avanzadas como, por ejemplo, los programas de gestión de almacenes, funcionan gracias a la integración de nuevas tecnologías en la operativa de la instalación. Sin ir más lejos, el blockchain, el 5G, el machine learning o el big data son algunos de los pilares básicos del internet de las cosas industrial (IIoT), una tecnología que permite a los robots operar autónomamente a partir de los datos que el software recopila durante las operativas que tienen lugar en el almacén.

Un software de gestión de almacenes emplea tecnologías como el big data para optimizar los procesos logísticos en una instalación
Un software de gestión de almacenes emplea tecnologías como el big data para optimizar los procesos logísticos en una instalación

¿Qué tecnologías utilizan los almacenes?

Los almacenes emplean múltiples tecnologías para mejorar el rendimiento de los procesos, apoyándose en soluciones de big data, inteligencia artificial o analítica predictiva. Estas son algunas de las tecnologías más destacadas en función de su papel dentro del almacén:

Tecnologías para las operativas de almacén y el control de stock

La implementación de un software que automatice el control de las operativas logísticas es clave para aprovechar las oportunidades que brindan tecnologías como el big data o el machine learning al almacén. Un software de gestión de almacenes (SGA) coordina los diferentes procesos que tienen lugar en la instalación, además de sincronizar las tareas de los operarios y de las máquinas que operan dentro del almacén.

Un sistema de gestión también permite el control del stock en tiempo real. El programa, conectado al terminal de radiofrecuencia de cada operario, monitoriza el movimiento de la mercancía durante las diferentes operativas de la instalación, desde la recepción de stock hasta la expedición de pedidos.

Las tecnologías para almacenes facilitan que el SGA se coordine con otros programas digitales ―como un Enterprise Resources Program (ERP) o un Manufacturing Execution System (MES)―, con el propósito de sincronizar las tareas de almacenaje, picking y recepción con otros procesos como la secuenciación en las líneas de producción o la gestión del maestro de artículos, es decir, el listado de referencias a la venta.

El Sistema Shuttle emplea nuevas tecnologías de almacén para incrementar la eficiencia de los procesos logísticos
El Sistema Shuttle emplea nuevas tecnologías de almacén para incrementar la eficiencia de los procesos logísticos

Tecnologías para el movimiento de cargas

Las nuevas tecnologías de almacén se utilizan para sustituir los equipos de manutención manuales por sistemas de transporte automáticos que agilicen los flujos de carga entre las diferentes áreas de la instalación.

Un ejemplo de estos sistemas son los transportadores para palets o para cajas, que se adaptan al layout del almacén y dinamizan el transporte de mercancía hacia las estaciones de picking o las líneas de producción. En esta categoría también se incluyen los AGV, robots que transportan automáticamente la mercancía gracias a la tecnología de láserguiado o filoguiado.

Tecnologías como la inteligencia artificial o el internet de las cosas también han permitido el desarrollo de robots móviles autónomos (AMR), dispositivos capaces de moverse por la instalación sin necesidad de que nadie los dirija. Estas máquinas interpretan el entorno donde operan, trasladando las unidades de carga hacia las distintas áreas del almacén. Los AMR están conectados al software de gestión de almacenes, que les asiste en las tareas de traslado de mercancías hacia las estaciones de picking.

Tecnologías para el almacenamiento automático

Las tecnologías para almacenes también han potenciado el rendimiento en la ubicación y extracción de stock de los sistemas de almacenaje. Soluciones como los transelevadores para palets o el miniload para cajas garantizan una operativa ininterrumpida, ágil y segura. Estos sistemas de almacenaje automáticos se componen de estanterías donde operan uno o varios transelevadores que dinamizan la extracción y almacenamiento de los productos.

Existen múltiples soluciones tecnológicas para aportar dinamismo a la operativa de almacenaje. Por ejemplo, en almacenes de cajas con un elevado volumen de pedidos es habitual emplear sistemas de almacenaje automáticos como el Sistema Shuttle. Conectada directamente al software de gestión de almacenes, esta solución automática consiste en un conjunto de estanterías en cuyo interior unas lanzaderas extraen las cajas y las depositan en un elevador, que desplaza la mercancía entre los diferentes niveles de la instalación. Un circuito de transportadores se encarga de transportar los productos designados hasta la estación de preparación de pedidos.

En cualquier caso, estas operativas automáticas de almacenaje están dirigidas por un software de gestión de almacenes. Gracias a tecnologías como la analítica predictiva y el big data, entre otras, este software automatiza el almacenamiento ―según las reglas y criterios introducidos por el responsable logístico―, a la vez que puede recomendar nuevas ubicaciones en función de la demanda prevista de cada producto. Esta es una de las funciones del módulo Software de slotting para almacenes de Mecalux Easy WMS, que sugiere al responsable logístico una nueva clasificación de los productos de acuerdo con la estimación de ventas o la previsión de demanda.

Tecnologías para el picking automatizado

Las tecnologías para almacén se implementan especialmente en procesos más costosos o donde los operarios están más expuestos al error. La preparación de pedidos es, por ejemplo, una operativa que puede optimizarse con soluciones automáticas. Sin ir más lejos, sistemas de asistencia al picking como pick-to-light o voice picking guían al operario gracias a un software de gestión de almacenes.

Como señala el estudio The Future of Warehouse Work: Technological Change in the U.S. Logistics Industry, elaborado por la Universidad de Berkeley (USA), “la combinación del incremento de la mano de obra en la preparación de pedidos y la velocidad con la que estos deben ser enviados ha hecho que el comercio electrónico sea uno de los motores principales del crecimiento del empleo en los almacenes. Esto está motivando la experimentación con nuevas tecnologías para garantizar el proceso de entrega de los pedidos”.

Por esta razón, los almacenes con mayor volumen de pedidos suelen servirse de cobots (robots colaborativos) o máquinas industriales ―como robots antropomórficos― para multiplicar el rendimiento en el proceso de picking. Estas máquinas son frecuentes cuando la preparación de pedidos se realiza con productos pesados.

La automatización del proceso de preparación de pedidos puede completarse con soluciones de abastecimiento de mercancía a las estaciones de picking, como con circuitos de transportadores alimentados por uno o varios transelevadores. En casos de mayor densidad de pedidos, pueden instalarse robots antropomórficos para lograr una productividad ininterrumpida en la preparación de pedidos.

 

Tecnologías para almacenes: máxima eficiencia en los procesos logísticos

Las nuevas tecnologías para almacenes han permitido el desarrollo e implantación de soluciones automáticas como robots para el movimiento de mercancía, máquinas para la extracción de producto o sistemas automáticos para el picking, tanto de cajas como de palets. Todas estas soluciones dinamizan los procesos de almacenaje, optimizan los recursos de la instalación y, sobre todo, reducen el margen de error derivado de la gestión manual de procesos.

Asimismo, las tecnologías para almacén han introducido la gestión digital de la instalación, que permite coordinar la operativa de las diferentes soluciones automáticas instaladas en el almacén y conseguir el máximo control sobre el inventario. Si estás interesado en conocer los beneficios de la tecnología en el almacén, no dudes en contactar con nosotros. Mecalux cuenta con un amplio abanico de soluciones de intralogística para obtener el máximo rendimiento de tus operativas.