La logística urbana engloba todos los movimientos relacionados con el suministro de bienes en las ciudades

Tiempo para la logística urbana

30 abril 2021

La logística urbana ha llegado para quedarse. El progresivo éxodo rural que ha sufrido la sociedad en el último siglo ha consolidado el peso de las ciudades como principales núcleos de población. Un estudio del Banco Mundial señala que hoy en día el 55% de la población mundial 4.200 millonesvive en una ciudad. Y la tendencia va al alza: para 2050, se espera que sean 7 de cada 10 personas.

En un contexto donde el 80% del producto interior bruto se genera en las ciudades, la logística urbana ha tomado protagonismo: las empresas se han ido acercando gradualmente a las principales urbes para poder realizar entregas más rápidas.

En este artículo analizamos cómo ha crecido la logística urbana, cuáles son sus principales dificultades y qué debes tener en cuenta para ser eficaz en este contexto.

La omnicanalidad ha aupado la logística urbana, consolidándola como un factor clave para la rentabilidad de la compañía
La omnicanalidad ha aupado la logística urbana, consolidándola como un factor clave para la rentabilidad de la compañía

¿Qué es la logística urbana?

La logística urbana engloba todos los movimientos relacionados con el suministro y la distribución de bienes en las ciudades para asegurar las actividades comerciales y el desarrollo económico del núcleo urbano. En otras palabras, abarca el conjunto de acciones y procesos que desembocan en el abastecimiento y venta de productos B2B y B2C dentro de las ciudades.

Con la aparición del comercio electrónico, los establecimientos comerciales han dejado de monopolizar la distribución urbana, que abastece negocios e individuos. Ahora, los clientes también adquieren sus productos por internet. La omnicanalidad ha remodelado la logística e-commerce: actualmente el consumidor puede recibir su pedido en su hogar en menos de 24 horas, en una taquilla inteligente, recogerlo en una tienda, etc.

De esta realidad nace el concepto última milla logística, es decir, la gestión del tramo final del envío al cliente, que suele implicar la entrega en zonas urbanas. Esta etapa está considerada como la más costosa e ineficaz de toda la cadena de suministro, por los costes asociados al transporte personalizado.

En este contexto, los operadores logísticos deben buscar la eficiencia y la sostenibilidad para satisfacer a unos consumidores cada vez más acostumbrados a recibir productos más rápido, sin fallos y con un coste de devolución cero. Un estudio de la consultora Deloitte señala que más del 70% de los usuarios encuestados repiten compra si los procedimientos de entrega han resultado satisfactorios.

Dificultades para la logística urbana

La planificación de la logística urbana ha de priorizar conceptos como la habitabilidad y la sostenibilidad en las ciudades. ¿Qué significa esto? Que las ciudades deben facilitar el aprovisionamiento de mercancías a la vez que preservar el bienestar de sus habitantes.

La papelería SurDiscount ha digitalizado sus procesos para disminuir errores en los procesos de envío
La papelería SurDiscount ha digitalizado sus procesos para disminuir errores en los procesos de envío

Por este motivo, los operadores logísticos y las empresas que realizan entregas directamente en las ciudades se encuentran ante un conjunto de dificultades que deben resolver para lograr una última milla exitosa:

  • Restricción de la movilidad: el aumento del tráfico en las ciudades y las paulatinas restricciones para grandes camiones han provocado que cada vez sea más difícil acceder a los centros urbanos. Esto afecta especialmente a los supermercados y grandes comercios, que se ven obligados a establecer hubs logísticos o centros de micro-fulfillment dentro de las ciudades para poder preservar el abastecimiento de productos a sus establecimientos.
  • Nuevas exigencias de los clientes: el comercio omnicanal ha incrementado el poder del cliente final, que hoy en día reclama una entrega superrápida y en el lugar de su elección, ya sea en una taquilla inteligente, en su lugar de trabajo o en su hogar. Igualmente, casi la totalidad de las empresas, sobre todo en el mundo e-commerce B2C, ofrecen la opción de devolución gratuita en caso de que se produzca algún error en el pedido o el cliente se sienta insatisfecho. Esto provoca que los almacenes deban reducir al máximo el coste unitario de preparación de pedidos para poder asumir la gestión de las devoluciones.
  • Multiplicidad de unidades de carga: la consolidación del e-commerce ha roto con el monopolio del palet como unidad de carga preferencial en un almacén. Hoy en día, los centros logísticos se ven obligados a gestionar múltiples unidades de carga, por lo que deben habilitar diferentes zonas de trabajo e instalar sistemas de almacenaje para cajas, bandejas, palets, etc.
  • Sostenibilidad medioambiental: la logística urbana ha de asegurar rapidez en los envíos, pero también sostenibilidad. En un contexto donde cada vez más gente se preocupa por el medio ambiente, la logística urbana no solo debe ser eficaz, sino también logística verde. ¿Cómo? pues, por ejemplo, incorporando paulatinamente medios de transporte eléctricos, híbridos o de gas natural licuado (GNL).

Para resolver estas dificultades, las compañías han optado por acercar su almacén a los núcleos urbanos: se establecen cerca de las grandes ciudades, en los principales nexos de comunicación, para abaratar sus envíos y poder gestionar las complejidades de la logística urbana, como por ejemplo la logística inversa. Sin embargo, el éxodo hacia las ciudades implica un incremento disparatado del suelo inmologístico.

¿Cómo lograr una logística urbana eficaz y sostenible?

La última milla representa más del 50% de todos los costes de envío. Este dato se incrementa en negocios B2C, cuando el cliente demanda muchos pedidos de pocas unidades, lo que dificulta el transporte de mercancías.

De hecho, hay que tener en cuenta que la última milla logística no solo engloba el precio del transporte ―combustible, vehículo y transportista―, sino también el coste de almacenaje, el trabajo de los operarios que han preparado y consolidado el pedido y la implementación de un software para garantizar el envío sin errores (como Multi Carrier Shipping Software de Mecalux).

En otras palabras, la estrategia de logística urbana debe contemplar las acciones que tienen lugar dentro y fuera del almacén para conseguir una última milla logística sostenible y eficaz. Estas son algunas de las principales tendencias:

  • Acercamiento de la logística a los principales nudos de comunicación: las empresas optan por situar sus centros logísticos y de distribución cerca de las grandes urbes para ofrecer entregas rápidas y eficaces. Algunas compañías disponen de centros de gestión de logística inversa para asegurar la devolución en el menor tiempo posible.
  • Creación de centros de consolidación de cargas (UCC): este tipo de centros logísticos optimizan el reparto de producto en las grandes urbes. En los centros de consolidación de cargas converge mercancía de uno o múltiples proveedores para distribuir los envíos según la ruta del transportista, según el cliente final, etc.
  • Coordinación con los principales operadores logísticos: la última milla no solo depende de lo que ocurre en el almacén, sino también del operador logístico especializado en entregas urbanas. Un software como Multi Carrier Shipping Software de Mecalux garantiza la sincronización entre el software de gestión de almacenes del cliente y el programa informático del operador.
  • Digitalización de la logística del almacén: en un contexto en que los almacenes urbanos son cada vez más pequeños y se requiere una mayor rapidez en las entregas, las empresas deben disminuir el inventario disponible, en busca de una mayor eficiencia en operativas como el dropshipping o el cross-docking. La implementación de un SGA como Easy WMS facilita estas operaciones, además de la adaptación de la compañía a la omnicanalidad.
Multi Carrier Shipping software es una aplicación para coordinar los envíos con las principales agencias de transporte
Multi Carrier Shipping software es una aplicación para coordinar los envíos con las principales agencias de transporte

Ejemplos de gestión de logística urbana desde el almacén

El alto coste que supone la última milla logística obliga a las compañías a reducir errores en toda la operativa logística, particularmente en la entrega al cliente. Ese es el caso, por ejemplo, de Rent a Book, un e-commerce belga que ha confiado en Mecalux para digitalizar el proceso de entrega al cliente final: “Desde que tenemos el SGA de Mecalux, hemos recibido menos devoluciones respecto a otros años”, señala Grégory Bastieans, gestor de proyectos de la compañía.

Rent a Book ofrece a los clientes un servicio de entrega a domicilio personalizado, donde el consumidor escoge cómo se entrega el pedido (en un punto de recogida o en su domicilio, a qué hora exacta, etc). Asimismo, Rent a Book envía un correo electrónico al cliente cuando el producto se encuentra en el punto de recogida. Si en 48 horas no lo ha recogido, la compañía vuelve a enviarle un email recordatorio.

También con el objetivo de optimizar su logística urbana, la e-commerce francesa Espace des Marques implementó Multi Carrier Shipping Software de Mecalux. Este módulo sincroniza el SGA con el software de las diferentes agencias de transporte, lo que ha permitido que Espace des Marques agilice la expedición de pedidos, priorice los envíos más urgente y evite errores. “Los transportistas de Colissimo recogen los pedidos dos veces al día: a las 7:30 h de la mañana y a las 15:30 h de la tarde. Los pedidos comprados por la tarde y por la noche son los primeros en salir en el reparto de la mañana. También priorizamos los pedidos que nos llegan de Amazon y los clientes Premium de nuestra web con entregas de Chronopost en 24 horas”, apunta Vincent Beaufreton, responsable de desarrollo de la compañía.

El camino hacia una logística urbana eficiente

La última milla se ha consolidado como uno de los grandes desafíos logísticos, en particular tras el auge del e-commerce provocado por la pandemia del coronavirus. En nuestros días, los clientes, mayormente en el sector B2C, exigen entregas en 24 horas, en el lugar escogido y, cada vez en mayor medida, devoluciones a coste cero.

Esto implica un gran reto para las compañías de comercio electrónico, que deben destinar parte de sus esfuerzos a minimizar los costes de la logística inversa.

Mecalux ha acompañado a centenares de clientes en su adaptación al mundo omnicanal, con soluciones de intralogística como Multi Carrier Shipping Software, SGA para e-commerce o Marketplaces & E-commerce Platforms Integration. Además, disponemos de un amplio abanico de sistemas de almacenaje convencionales y automáticos para optimizar las operativas en tu almacén. No dudes en contactar con nosotros, un consultor experto encontrará la mejor solución para tus necesidades