La automatización de un almacén retail permite reducir los tiempos en las distintas operativas logísticas

La automatización de un almacén ‘retail’

04 febrero 2022

La automatización de un almacén retail es una solución para minoristas que quieren optimizar las operativas de sus instalaciones logísticas con el fin de mejorar la experiencia de sus clientes y, por tanto, incrementar las ventas.

Ante una logística cada vez más compleja, con un número creciente de pedidos que deben entregarse en poco tiempo a distintos destinos ─desde tiendas físicas hasta domicilios o puntos de entrega de clientes online─, la automatización resulta una muy buena baza para las empresas del sector retail. Incorporar tecnología en los almacenes aporta ventajas inmediatas como, por ejemplo, conseguir una mayor precisión y una reducción en los tiempos invertidos a las tareas de almacenaje y preparación de pedidos.

Qué es un almacén ‘retail’ y cuándo automatizarlo

El término retail es un anglicismo que significa comercio al por menor, es decir, empresas que se dedican a la venta directa de bienes y servicios a los consumidores. Este sector comprende desde tiendas de ropa, electrodomésticos y tecnología hasta supermercados, grandes almacenes, farmacias o portales e-commerce, entre otros.

En los almacenes de las empresas retail suelen gestionarse multitud de referencias, pudiendo estar depositadas tanto en palets como en cajas. Por ello, todos los procesos han de estar debidamente optimizados para evitar errores y asegurar la disponibilidad de la mercancía a los clientes. ¿Cómo lograrlo? Con un inventario permanente (en tiempo real) que evite interrupciones en la preparación y expedición de los pedidos, así como con una organización impecable de las operativas que tienen lugar en el almacén.

Los almacenes retail se encuentran con una dificultad añadida: además de gestionar multitud de referencias, también preparan y expiden un gran número de pedidos diarios con destinos muy variados. Con estos condicionantes, la automatización se presenta como una solución ganadora para incrementar la productividad, a la vez que la fiabilidad y velocidad en la preparación de pedidos.

La automatización del almacén retail facilita la preparación de pedidos
La automatización del almacén retail facilita la preparación de pedidos

Ventajas de la automatización de un almacén de ‘retail’

La automatización de los almacenes es una medida que se ha expandido en los últimos años. Resumamos sus ventajas:

  • Eficiencia operativa. Los equipos de manutención automáticos registran una alta frecuencia en los ciclos de entrada y salida de los productos con la mínima intervención de los operarios.
  • Mayor velocidad. Gracias a la automatización, operativas como la recepción o el almacenaje pueden realizarse con mayor rapidez que si las hicieran los operarios con equipos de manutención como transpaletas o carretillas elevadoras.
  • Mayor fiabilidad. En los almacenes retail se preparan multitud de pedidos formados por referencias distintas, tanto en palets como en cajas, y con destinos diversos. Los equipos de manutención automáticos suministran los productos correctos para completar los pedidos sin equivocaciones.
  • Optimización del espacio. Los almacenes automáticos aprovechan la superficie disponible para aportar la mayor capacidad de almacenaje posible. Los transelevadores pueden elevar la mercancía a alturas de hasta 40 m.
  • ROI. Las ventajas de la automatización hacen disminuir los costes operativos y la inversión inicial es recuperable.

En resumen, la automatización en almacenes retail se posiciona como la primera opción para lograr una mayor productividad y exactitud en las tareas de almacenaje y preparación de pedidos.

Automatización de las operativas de almacenes ‘retail’

Un almacén retail puede equiparse con soluciones automatizadas heterogéneas para ejecutar todas las operativas, desde equipos de manutención automáticos que almacenen los productos, hasta soluciones digitales que optimicen la organización de la mercancía. Veamos algunas de las operativas que pueden automatizarse en un almacén retail:

Recepción de mercancía

La recepción de mercancías es una operativa fundamental para el correcto funcionamiento del almacén en su conjunto. Recibir los productos correctos, en la cantidad, condiciones y características adecuadas posibilita que la disponibilidad de los artículos quede garantizada para los clientes.

Además de tener que verificar la mercancía para que no se produzcan equivocaciones, la complejidad de las recepciones se halla en la descarga de los camiones de reparto. Esta tarea acostumbra a realizarse de forma manual, con carretillas, si bien podría automatizarse con la ayuda de sistemas automáticos de carga y descarga de camiones.

El siguiente paso consiste en trasladar la mercancía desde el área de recepciones hasta las distintas zonas de almacenaje. Aquí pueden acoplarse transportadores para cajas que hagan ganar en rapidez y seguridad en el movimiento de mercancía.

Almacenaje de productos

La automatización acorta el tiempo dedicado a las tareas de almacenaje. Antes de decidir cuál es la mejor opción, las empresas de retail deben tener en cuenta qué tipo de productos gestionan: cajas, palets, prendas de vestir, contenedores, u otros.

En los almacenes automáticos pueden incorporarse transelevadores para palets o transelevadores para cajas (miniload) que coloquen y extraigan la mercancía de sus ubicaciones con total autonomía. La ventaja de esta clase de soluciones es la agilidad y la seguridad obtenida a la hora de almacenar la mercancía.

Los transelevadores para cajas son una solución idónea para la automatización de un almacén retail
Los transelevadores para cajas son una solución idónea para la automatización de un almacén retail

Preparación de pedidos

La preparación de pedidos es una de las operativas más exigentes y complejas de cualquier almacén. Según el estudio Towards Automated Order Picking Robots for Warehouses and Retail de los profesores Richard Bormann y Bruno Brito, el picking consume el 55% de los costes totales del almacén.

La automatización en los almacenes retail abre la puerta a minimizar este coste. Por ejemplo, facilitando el trabajo de los operarios para que puedan preparar más pedidos en un menor tiempo. En esa línea, un almacén automático permite preparar los pedidos según el criterio “producto a hombre” (más conocido en inglés como goods-to-person), que consiste en que los operarios permanezcan en los puestos de picking a la espera de que la mercancía se desplace hasta ellos.

Para hacer picking según el criterio goods-to-person, el almacén retail precisa transelevadores que extraigan la mercancía de sus ubicaciones y transportadores que la trasladen hasta las estaciones de picking donde los operarios completan los pedidos.

En los almacenes retail donde se preparan un gran número de pedidos de forma manual ─los operarios recorren los pasillos de almacenaje extrayendo la mercancía de sus ubicaciones─, también pueden montarse transportadores para cajas. Los operarios colocan allí los productos que recogen de las estanterías para que se desplacen automáticamente hasta la zona de consolidación y clasificación.

‘Packing’ y expedición de pedidos

El empaquetado y la expedición de los pedidos son dos procesos clave en los almacenes retail. Las empresas necesitan organizar ambas tareas con antelación para evitar cuellos de botella que demoren la distribución de la mercancía.

Para incrementar el rendimiento de estas dos operativas puede optarse por sórteres, que clasifiquen la mercancía según el transportista que la repartirá. De este modo, todos los artículos que se distribuirán juntos permanecen unidos y pueden empaquetarse y expedirse con prontitud.

Para organizar la mercancía y los pedidos que van a expedirse, las empresas de retail también pueden implementar un software de gestión de almacenes (SGA). Easy WMS, el SGA de Mecalux, por ejemplo, cuenta con el módulo Multi Carrier Shipping Software, diseñado para automatizar la gestión de las expediciones. Este programa indica a los operarios cómo empaquetar los artículos (si pueden empaquetarlos en una única unidad de carga o en múltiples) y, simultáneamente, se comunica con las agencias de transporte para generar y enviar la documentación correspondiente para los transportistas.

Devoluciones

Una de las operativas más complejas en los almacenes de minoristas es la gestión de las devoluciones. Según la consultora McKinsey, en 2020 los consumidores estadounidenses devolvieron el 10,6% de todas sus compras, lo que supone 428.000 millones de dólares en productos. El sector de la moda es el que se lleva la peor parte, porque los clientes compran diferentes tallas y modelos y después retornan los artículos descartados. Una encuesta de McKinsey sobre la gestión de las devoluciones realizada antes de la pandemia señaló una tasa de devolución del 25% para la ropa, frente al 20% del comercio en general.

La logística inversa exige una organización y una clasificación de la mercancía que ayude a los operarios del almacén a decidir qué hacer con cada artículo (almacenarlo o reacondicionarlo). Para ello, las empresas pueden dotarse de un sorter si el volumen de devoluciones es elevado. Para una gestión perfecta de las devoluciones, lo ideal es contar con un SGA que simplifique esa ardua tarea. Siguiendo sus instrucciones, los operarios pueden comprobar el estado de los artículos y conocer la ubicación en la que depositarlos.

Ejemplos de automatización de un almacén ‘retail’

En Mecalux hemos automatizado muchos almacenes de empresas de retail. Veamos algunos ejemplos que muestran cómo la automatización puede aumentar la productividad de las operativas logísticas.

Con vistas a impulsar su expansión internacional, al e-commerce francés Spartoo ─líder europeo en la venta online de calzado, bolsos y ropa─ le urgía optimizar su logística a fin de ampliar su catálogo de productos e incrementar el número de pedidos. Mecalux puso en marcha en Francia un almacén que se ha ido ampliando año tras año para absorber la demanda creciente, equipándolo además con un circuito de transportadores para cajas que comunica las distintas áreas de esta extensa instalación logística.

 

Otro ejemplo de automatización de almacén retail es el de la marca de ciclismo BH Bikes, firma que sobresale por la calidad de sus productos y por su constante innovación. En Vitoria, la compañía posee un centro logístico totalmente robotizado en el que Mecalux ha instalado un almacén automático para palets y un almacén automático para cajas. Ambos almacenes facilitan el almacenaje de productos de distintos tamaños y rotaciones, así como la preparación de un número elevado de pedidos diarios compuestos por pocas y variadas referencias.

BH Bikes automatizó su almacén para agilizar la preparación de pedidos
BH Bikes automatizó su almacén para agilizar la preparación de pedidos

Automatización: presente y futuro del almacén ‘retail’

El sector retail se halla ante un proceso de cambio constante en sus procesos logísticos con el fin de adaptarse a las nuevas demandas del mercado. La tecnología constituye una aliada para los minoristas porque permite optimizar las operativas y prestar un mejor servicio a los clientes.

¿Qué solución implementar para automatizar un almacén retail? Desde sistemas de almacenaje y de transporte automáticos hasta un software de gestión que optimice y agilice las tareas de almacenaje y de preparación de pedidos. En Mecalux desarrollamos soluciones de almacenaje automáticas para empresas de todos los sectores. Si eres un retailer y quieres mejorar tus procesos logísticos, no dudes en contactar con nosotros. Estamos a tu disposición para diseñar el mejor almacén para resolver tus requerimientos.