Al navegar por este sitio web acepta el uso de cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicio. Para más información, visite nuestra Política de Cookies. Aceptar

La transpaleta eléctrica y manual

La transpaleta es el medio más simple y más ampliamente utilizado en los almacenes modernos. En sus dos versiones, transpaleta manual y transpaleta eléctrica, se trata de equipos de transporte, no de elevación.

En los almacenes modernos, el medio más simple y más ampliamente utilizado es la transpaleta. Es un equipo de transporte, no de elevación, que se maneja de forma manual en la mayoría de los casos.

Estas máquinas son muy versátiles, ya que se pueden emplear para realizar múltiples trabajos tales como la carga y descarga de camiones, el traslado –en distancias cortas– de palets y contenedores, o servir como medios auxiliares de apoyo en las operaciones de picking. También se usan como elementos auxiliares para la alimentación de zonas de toma, que son posiciones dentro del almacén en donde se colocan las unidades de carga para que carretillas de todo tipo, ya sean contrapesadas, retráctiles, trilaterales e incluso transelevadores, las recojan y las ubiquen en los huecos correspondientes.

En general, las transpaletas –y en especial los manuales– son unos elementos imprescindibles y de escaso coste de adquisición que resuelven situaciones (a veces comprometidas) en todas las actividades de almacenaje.

La transpaleta puede ser manual o eléctrica. La primera es manejada por un operario que debe ir a pie, mientras que en la segunda, la persona puede utilizarlo a pie o montada en él, según el modelo. Seguidamente se describe cada tipo.

Transpaletas manuales

No montan ningún dispositivo eléctrico, por lo que los movimientos de desplazamiento se realizan arrastrándolas manualmente. Sus patines (las plataformas paralelas que sostienen la carga) se pueden elevar ligeramente para levantar el palet del suelo y facilitar así su desplazamiento. Son de uso muy generalizado en la mayoría de los almacenes, sobre todo en trabajos auxiliares.

La transpaleta manual se usa para multitud de tareas auxiliares de almacenaje.

La transpaleta manual cubre multitud de trabajos auxiliares.

 

Transpaletas eléctricas operadas a pie

Disponen de motores, tanto para facilitar su desplazamiento, como para levantar ligeramente el palet del suelo. El operario acompaña la transpaleta a pie y lo maneja con unos mandos.


Los motores de la transpaleta eléctrica sirven tanto para desplazarse como para levantar el palet del suelo.

Los motores de la transpaleta eléctrica sirven tanto para desplazarse como para levantar el palet del suelo (imagen cedida por Toyota).

 

Transpaletas eléctricas con conductor

Son como las manejadas a pie, pero en estos modelos el operario va subido en una plataforma abatible (imagen inferior izquierda) o montado en un asiento (imagen inferior derecha).

transpaleta eléctrica con plataforma abatible transpaleta eléctrica con asiento
  Imagen cedida por Toyota.  Imagen cedida por Toyota

Operaria montada en un transpaleta eléctrico ejecutando tareas de almacenaje.(imagen cedida por Toyota).

Siguiente >