Un almacén completamente automatizado es una instalación logística donde la intervención humana es mínima

Así es un almacén completamente automatizado

02 febrero 2022

Los almacenes completamente automatizados son instalaciones logísticas que se sirven de equipos de manutención y sistemas de transporte automáticos para optimizar el rendimiento de las operativas, incluida la carga y descarga de camiones. Los almacenes automáticos prescinden de las tradicionales carretillas y minimizan la presencia de operarios en su interior.

En un contexto en que las empresas buscan una mayor competitividad, la automatización de almacenes es una tendencia cada vez más instaurada en la logística actual para ganar eficiencia y productividad: solo los procesos automáticos aseguran el máximo rendimiento 24/7.

¿Qué es un almacén completamente automatizado?

Un almacén completamente automatizado es una instalación que emplea soluciones logísticas automáticas para efectuar todas las operaciones, desde la entrada de mercancía hasta la preparación de pedidos y su posterior expedición.

Estos centros se caracterizan por contar con la mínima intervención de operarios en los procesos logísticos. Existen incluso instalaciones conocidas como “almacén ciego” ─en inglés, dark warehouse─ que, al prescindir de operarios trabajando en el interior, no necesitan iluminación.

Los almacenes automatizados en su totalidad pueden diseñarse para manipular distintos tipos de mercancías, por lo que estas instalaciones son cada vez más habituales en sectores tan variados como el e-commerce, la automoción o la alimentación, entre otros.

La situación sanitaria ha dado un último empujón a la automatización de procesos: en un escenario de restricciones de movilidad y plantillas cambiantes, las soluciones automáticas permiten cumplir con todas las medidas de seguridad y, a la vez, mantener los niveles de producción. En una entrevista para Mecalux, el director del MIT Center for Transportation and Logistics Yossi Sheffi afirma: “La COVID-19 ha acelerado la implantación de nuevas tecnologías en la cadena de suministro y una de las áreas con mayor expansión ha sido la robótica en almacenes”.

Un estudio de la consultora McKinsey pronostica un futuro altamente automatizado: “Muchas operaciones logísticas podrían estar automatizadas en 2030, a medida que la inteligencia artificial se haga cargo de las numerosas actividades repetitivas que se realizan en logística. Esperamos ver almacenes con estanterías de gran altura íntegramente automatizadas mediante vehículos autónomos que circulen por los pasillos. Con la ayuda de gafas de realidad aumentada, los responsables del almacén podrán ver el desarrollo de todas las operativas, pudiendo así coordinar tanto a las personas como a los robots. Los sistemas de gestión de almacenes harán un seguimiento del inventario en tiempo real, garantizando que se ajuste al sistema de pedidos. Las impresoras 3D fabricarán piezas de repuesto a medida”.

 

Automatizar todas las operativas del almacén

La automatización de procesos logísticos consiste en implementar soluciones automáticas en una o múltiples operativas de un almacén como, por ejemplo, la recepción de mercancías, la preparación de pedidos o la gestión de stock.

El principal objetivo de instalar sistemas automáticos es optimizar los movimientos que tienen lugar en el almacén, aumentar la productividad y limitar los errores que puedan menoscabar la competitividad de la empresa. En un almacén completamente automatizado, todas las operativas logísticas de la instalación cuentan con la mínima intervención humana. Veamos cómo funciona en las siguientes operativas:

Recepción automatizada de mercancías

La recepción de stock en almacén es un proceso clave para un perfecto control sobre las existencias. En esta operativa, se pueden equipar los muelles con sistemas automáticos para la carga y descarga de camiones. Esta es precisamente la solución que Mecalux implantó en el almacén automático de Hayat Kimya en Turquía.

A fin de conseguir un movimiento fluido de mercancías desde el muelle de carga hasta las diferentes zonas de almacenamiento y/o trabajo, se pueden instalar sistemas de transporte automático como transportadores para palets o transportadores para cajas. En almacenes automatizados, toda esta operativa está dirigida por un software de gestión que coordina los equipos automáticos para dotar de eficiencia a la instalación.

Transporte interno automático

Los almacenes completamente automatizados sustituyen los equipos de manutención manuales (las carretillas) por sistemas de transporte automáticos que abastecen constantemente las zonas de almacenamiento, preparación y expedición de pedidos.

Ejemplo de ello son los transportadores para palets o cajas ─en función de la unidad de carga─, que agilizan el movimiento de mercancía en dirección a las diferentes áreas del almacén. Este es el caso de Zbyszko Company, un fabricante de bebidas polaco que ha incorporado en su nuevo almacén un circuito de transportadores para palets de Mecalux que comunica las zonas de almacenaje y producción.

Para almacenes con una menor densidad de productos, se pueden remplazar los equipos de manutención manuales por vehículos de guiado automático. De todos modos, aquellas instalaciones que requieran conectar varios puntos mediante un circuito cerrado pueden apostar por las electrovías, un sistema de transporte aéreo o sobre el suelo que, mediante carros autopropulsados, reparte la mercancía entre las estaciones de trabajo.

Los almacenes completamente automatizados emplean sistemas de transporte y almacenamiento automáticos
Los almacenes completamente automatizados emplean sistemas de transporte y almacenamiento automáticos

Almacenamiento de la mercancía con transelevadores

La extracción y ubicación de productos en las estanterías es una de las operativas más comunes a la hora de automatizar un almacén. ¿Por qué? Soluciones automáticas como los transelevadores para palets o miniload para cajas aseguran productividad y precisión bajo la dirección de un software de gestión de almacenes (SGA).

Los almacenes completamente automatizados, en los que la mercancía se distribuye mediante transportadores, requieren la implementación de un puesto de inspección de entrada (PIE), que valide el correcto estado del palet y de la mercancía en la entrada del almacén.

Un ejemplo de automatización de la carga y descarga de productos de las estanterías es el almacén automático autoportante de BASF en Brasil: una instalación de 1.400 m2 que se divide en dos pasillos operados por transelevadores para palets de tipo bicolumna. El software de gestión de almacenes Easy WMS de Mecalux ejerce como cerebro de la instalación y garantiza la eficiencia en el almacenamiento de la mercancía.

Preparación y expedición de pedidos automática

La preparación de pedidos es una de las operativas más complejas de automatizar, porque los procesos rara vez son constantes y repetitivos. No obstante, existen soluciones como los brazos robóticos (abastecidos por transportadores) que multiplican el rendimiento del picking en la instalación. Este es el caso del almacén de Havi Logistics en Portugal, que utiliza brazos robóticos para manipular múltiples cajas a la vez.

Además, puede automatizarse la preparación y expedición de pedidos con soluciones automáticas como sórteres, que reparten los productos entre diferentes estaciones de trabajo o jaulas de envío. Asimismo, en el mercado existen soluciones para automatizar procesos de valor añadido en la preparación o expedición de pedidos como robots de enfardado, de paletización o etiquetadoras automáticas.

Gestión del almacén automatizada por software

Un almacén completamente automatizado requiere de un software que coordine la operativa de los equipos de manutención y transporte automáticos de la instalación. El software de gestión de almacenes (SGA), que ordena dónde debe ir cada mercancía y qué operativas ejecutar, interactúa con el WCS o software de control de almacén, encargado de coordinar los movimientos de las máquinas. Mecalux desarrolla ambos software, que reciben el nombre de Easy WMS (el software de gestión) y Galileo (el WCS).

Gracias a esta tecnología, el almacén automatizado optimiza todos los movimientos en la instalación y suprime errores en procesos tan complejos como la recepción de mercancías o la preparación de pedidos multirreferencia, es decir, con multitud de referencias.

Precisamente la agilidad en las operativas de almacenaje es una característica determinante en el nuevo almacén automático para cajas de la compañía de automoción Continental en México. Easy WMS coordina las tareas del miniload y de los transportadores, teniendo en cuenta criterios como la rotación de producto o el destino final.

Un almacén íntegramemte automatizado requiere de un software de gestión de almacenes que coordine la instalación
Un almacén íntegramente automatizado requiere de un software de gestión de almacenes que coordine la instalación

La era del almacén completamente automatizado

La automatización del almacén incrementa el rendimiento y fiabilidad de la logística de las compañías. La robotización de procesos trae consigo una mayor seguridad y precisión, pero, sobre todo, asegura un control absoluto sobre el stock en almacén.

Si estás interesado en instalar un almacén completamente automatizado para lograr la máxima eficiencia en tu logística, no dudes en contactar con nosotros. Un consultor experto te asesorará sobre la mejor solución para tu compañía.