Un WCS es un software cuya función es coordinar los movimientos de los   equipos automatizados del almacén

SCA/WCS: el sistema que controla el almacén automático

05 junio 2020

Los sistemas de control de almacén ─SCA o WCS, en sus siglas en inglés─ juegan un papel crucial en la logística 4.0. La necesidad de ser más eficientes y optimizar los recursos ha provocado que numerosas compañías decidan  implantar las últimas tecnologías en sus procesos logísticos.

Sin ir más lejos, un estudio de Zebra concluye que más del 27% de los responsables de almacén confía en poder implementar una solución automatizada en su almacén para 2024 como, por ejemplo, los dark warehouses

Si bien la automatización de las operativas de almacenaje es cada vez más común, la implementación de sistemas automáticos es imposible sin una herramienta que coordine los movimientos de la maquinaría. Ese software es el sistema de control de almacén (SCA) o warehouse control system (WCS).

En este artículo explicamos qué aplicaciones tiene este software y cómo se integra con otros sistemas. Además, pondremos en valor las múltiples ventajas que implica apostar por un WCS en tu instalación.

¿Qué es un sistema de control de almacén? 

Un WCS es la herramienta que controla y gestiona todos los elementos automatizados de un almacén, con el fin de coordinar sus movimientos. Es decir, dirige los equipos de manutención automáticos como son: transelevadores para cajas o miniload, transelevadores para palets, sorters o transportadores.

La principal función de un SCA es sincronizar el funcionamiento de los diferentes software de control propios de cada uno de los elementos automatizados. Asimismo, esta aplicación se coordina con los sistemas de nivel superior (SGA y ERP) para lograr la automatización completa de la instalación. 

Ventajas de contar con un SCA/WCS

Usualmente, se tiende a enumerar las utilidades de automatizar un almacén, como una mayor eficiencia o la eliminación de errores en procesos complejos. Pero, ¿qué aporta un SCA a una instalación ya automatizada? Estos son algunos de sus beneficios más importantes:

  • Eficiencia en las operativas: el software coordina los movimientos de todos los equipos automatizados de la instalación para asegurar su eficiencia. 
  • Máximo rendimiento: el SCA permite que los equipos de manutención realicen ciclos combinados de entrada y salida de producto, con lo que se maximiza su rendimiento. 
  • Integración entre maquinaria y software: incorporar un sistema de control de almacén posibilita integrar el funcionamiento de la maquinaria con un software superior (un SGA) que establezca criterios y reglas de funcionamiento para adecuarse a los flujos de trabajo del almacén.

La relación entre el SCA y el SGA

Un SCA por sí solo no puede multiplicar la eficiencia de una instalación. De hecho, requiere de otro software que le transmita la información del almacén. Así, el sistema de control se encarga de que una máquina mueva un palet y lo dirija a la ubicación asignada. ¿Pero quién adjudica esa ubicación concreta?, ¿cómo se tienen en cuenta las particularidades de cada instalación, como la rotación de producto o el número de operarios requeridos por cada turno?

De ahí que un warehouse control system deba integrarse con un sistema de gestión de almacenes (SGA) que sincronice, a su vez, los movimientos de los operarios, las rutas de picking, las órdenes de entrada y salida de producto, entre otros muchos procesos. 

Veamos un ejemplo que ilustra la relación entre un SCA y un SGA. Supongamos que se recibe un palet. El primer paso será validar la mercancía y, para ello, se introducirá el palet en el PIE. Por una parte, el SCA comprobará mediante la báscula y el control de gálibo que cumple con las medidas adecuadas y, por otra, el SGA analizará la información de la etiqueta y verificará que el contenido concuerda con la orden de entrada. Finalmente, el SGA dará la instrucción al SCA para que transportadores y transelevadores muevan la mercancía hasta la ubicación pertinente. 

Easy WCS, el software de control de Mecalux

Es así, Easy WCS, como se denomina el SCA de Mecalux. Easy WCS hace de nexo entre los softwares de control de los equipos de más bajo rango con el SGA (Easy WMS, si es de Mecalux). Cada elemento automatizado de un almacén cuenta con un programa propio de control para ejecutar los movimientos. Cuando la maquinaria es de Mecalux, estos software de bajo nivel se llaman Galileo o PLC (del inglés, Programmable Logic Controller, controlador de lógica programable).

Los sistemas Galileo y PLC requieren que el usuario programe cada movimiento de la maquinaria. Pero para evitar esta tediosa y compleja operativa, lo normal es utilizar un SCA, que se encarga de automatizar estas instrucciones siguiendo las indicaciones del SGA. Es decir, aunque Easy WCS no sea teóricamente imprescindible, en la práctica resulta muy necesario para que la instalación automática funcione con fluidez.

Así pues, con la implantación de Easy WCS se consigue lo siguiente: que Easy WMS dirija automáticamente la instalación a partir de unos criterios preestablecidos por el responsable logístico. Así el software gestionará, entre otros, la rotación del producto, la ubicación de cada referencia o el tipo de picking que se realiza en la instalación. 

Easy WCS se encarga de hacer de nexo entre los softwares de control de los equipos de más bajo rango (Galileo o PLC) con el SGA
Easy WCS se encarga de hacer de nexo entre los softwares de control de los equipos de más bajo rango (Galileo o PLC) con el SGA

Automatización y digitalización, pilares de la Logística 4.0. 

Las compañías optan cada vez más por automatizar sus procesos. Y en una instalación automática, el sistema de control del almacén es clave para obtener la máxima productividad y un alto número de ciclos de almacenaje, lo que repercutirá en mayores beneficios para la empresa. 

En un contexto de heterogeneidad de productos, las empresas están obligadas a buscar soluciones para optimizar sus recursos en logística. Y este es un hecho que se ha impuesto con fuerza. Implantando un sistema de control de almacén se logra maximizar el flujo de trabajo de los elementos automatizados

Además, en coordinación con un SGA, el almacén es capaz de gestionarse por sí mismo: desde ubicar el más amplio abanico de referencias que se puedan tener hasta preparar pedidos sin operarios, en el caso de las instalaciones más avanzadas. 

Mecalux se ha especializado en ofrecer soluciones de intralogística adaptadas a sus clientes. La digitalización de la logística ya es una realidad y los diferentes softwares de nuestra compañía garantizan un aumento significativo de la productividad y de la eficiencia en tus instalaciones. Ponte en contacto con nosotros y un consultor experto te aconsejará la mejor solución para tu negocio.