Los transportadores de rodillos motorizados aportan agilidad y seguridad en el transporte de mercancía

Transportadores de rodillos motorizados: ¿cuándo debería instalarlos?

05 agosto 2020

¿Cuántos kilómetros recorren los operarios por el almacén a lo largo de una jornada laboral? Los transportadores de rodillos motorizados son la solución perfecta para minimizar los desplazamientos, que es la parte del picking donde los operarios pierden más tiempo. El uso de transportadores motorizados puede llegar a cuadruplicar el número de pedidos preparados, lo que supone una mejora drástica de la productividad del almacén.

En este post veremos en qué situaciones es conveniente instalar una cinta transportadora de rodillos motorizados para cajas o para palets. Además, conoceremos y analizaremos su funcionamiento, los tipos de transportadores de rodillos motorizados que existen y sus aplicaciones.

¿Qué son los transportadores de rodillos motorizados?

Los transportadores de rodillos motorizados forman, como conjunto, un equipo de manutención automático que se encarga de trasladar, acumular y/o distribuir la mercancía de una ubicación a otra. Pueden conectar dos almacenes, un almacén y una planta de producción o dos zonas de un mismo almacén. 

El principal cometido de los transportadores de rodillos motorizados es el de agilizar el transporte de mercancía, ahorrando tiempo y ganando en eficiencia, especialmente cuanto mayor es el trayecto que recorrer y el peso de la mercancía que transportar. Es un sistema de transporte muy versátil, pudiendo conformar múltiples circuitos en función de la necesidad de cada instalación.

A diferencia de los transportadores tradicionales, están dotados de motores eléctricos que mueven las unidades de carga (palets o cajas) de forma controlada. Los transportadores de rodillos motorizados se componen de una serie de rodillos que soportan la carga y la impulsan a lo largo de un circuito. 

Funcionamiento de los transportadores de rodillos motorizados

El funcionamiento de los transportadores de rodillos motorizados está muy ligado al tipo de circuito y a las necesidades de comunicación que cumplen. En general, los circuitos de transportadores de rodillos motorizados requieren de un sistema de control (WCS, Warehouse Control System). La excepción son los transportadores de tipo plug and play para palets, que no necesitan de un WCS al ser utilizados únicamente en circuitos simples (un solo origen y un solo destino o varios orígenes y un solo destino). La corriente que mueve el motor de los transportadores plug and play se transmite al conectarse un transportador con otro.

En el caso de circuitos de complejidad media-alta, con varios puntos de origen y de destino, el software WCS es el responsable de ejecutar los movimientos y coordinarlos con el resto de elementos robotizados. ¿Cómo? Los transportadores cuentan con unas fotocélulas que registran continuamente la ubicación de la mercancía y, de ese modo, el sistema de control puede transmitir las órdenes al resto de sistemas en el momento preciso para que el producto pueda seguir su recorrido. 

En circuitos más complejos, con orígenes y destinos muy distintos y donde los transportadores interactúan con otros elementos robotizados como elevadores o lanzaderas, se necesita, además del sistema de control, un software de gestión de almacenes, que actúa como cerebro del almacén. Este software no solo coordina los movimientos de todos los elementos automáticos, sino que también optimiza los flujos de mercancía y controla el stock de cada referencia en tiempo real.  

Asimismo, los transportadores de rodillos motorizados incorporan sistemas de protección como cerramientos de seguridad, pasos para peatones o puertas con control de acceso. Todo ello, con vistas a garantizar la máxima seguridad de la mercancía y de los operarios. A su vez, pueden incluir otros elementos como enfardadoras, flejadoras, básculas, puertas de apertura automática, etc. También es habitual instalar un puesto de inspección en el que se verifica que el estado, peso y medidas de la unidad de carga correspondan con los requisitos de la instalación. 

Los transportadores de rodillos motorizados pueden integrar un puesto de inspección de entradas
Los transportadores de rodillos motorizados pueden integrar un puesto de inspección de entradas

Tipos de transportadores

Cada circuito de transportadores se conforma a partir de uno o más tipos de transportadores a fin de garantizar el movimiento fluido, ilimitado y seguro de la mercancía. El tipo de transportador varía en función de si es para palets o para cajas. 

Los transportadores de rodillos motorizados para palets, que admiten unidades de carga de 800 x 1.000 x 1.200 mm y un peso máximo unitario de 1.500 kg, son los siguientes:  

  • Transportador de rodillos: es el más común y utilizado en los almacenes. Realiza desplazamientos longitudinales que cubren largos recorridos entre dos puntos de la instalación a bajo coste. La distancia entre los palets se controla mediante fotocélulas, que mantienen una separación entre ellos. La velocidad de desplazamiento es entre 10 y 20 m/min. 
  • Transportador mixto de rodillos y cadenas: al estar compuesto por rodillos y cadenas permite modificar la dirección y orientación del palet. 
  • Transportador giratorio de rodillos: cambia la dirección de la marcha del palet y mantiene la orientación del mismo. Puede direccionar el palet hacia cualquier ángulo respecto a la dirección de entrada.
  • Transportador de acúmulo: se emplea para acumular palets uno tras otro, manteniendo una pequeña separación entre ellos. Son ideales para una zona de búfer temporal. Una vez el palet avanza, el movimiento de los rodillos se reanuda para que el palet que se encuentra detrás ocupe su posición. 
  • Transportador de rodillos con embocadura a nivel de suelo: se utiliza para insertar o expedir palets en el circuito de transportadores mediante una transpaleta y, de esa manera, prescindir de carretillas elevadoras. 
Los transportadores giratorios cambian la dirección de la marcha del palet y mantienen su orientación
Los transportadores giratorios cambian la dirección de la marcha del palet y mantienen su orientación

Los tipos de transportadores de rodillos motorizados para cajas más habituales son:

  • Transportador de rodillo: traslada las cajas en línea recta, sin contacto entre ellas y pudiendo ejecutar funciones de acumulación (situar una caja tras otra a cierta distancia).
  • Transportador de rodillos de accionamiento continuo: idóneo para grandes distancias y flujos elevados. A diferencia del anterior, este sí que admite la acumulación de cajas por contacto.    
  • Transportador de rodillos de acúmulo en curva: sirve para dibujar una curva en el circuito. El ángulo de la curva del circuito es configurable. 
  • Transportador mixto de rodillos y correas: posibilita un cambio de dirección de la caja de 90º. Incorpora un tope abatible que garantiza la linealidad de la misma durante los cruces e intersecciones. 
  • Transportador de rodillos con elevación: se utiliza para recoger o entregar la caja al transelevador durante las operaciones de entrada o salida de mercancía en los almacenes automáticos. 
  • Transportador para picking: su diseño ergonómico permite hacer uso de los transportadores como mesas de preparación de pedidos. 

La lista de tipos de transportadores es muy extensa, por lo que es preciso analizar detenidamente los requerimientos de la instalación a fin de implantar los transportadores que mejor se adapten. 

Los transportadores de rodillos motorizados para cajas pueden servir como mesas de preparación de pedidos
Los transportadores de rodillos motorizados para cajas pueden servir como mesas de preparación de pedidos

Aplicaciones de los transportadores automáticos

Los transportadores de rodillos motorizados ofrecen una gran versatilidad en el diseño de circuitos, con soluciones pensadas para casi cualquier casuística. Estas son sus principales aplicaciones y operativas: 

  • Comunicar distintas zonas del almacén. Es probablemente la aplicación más frecuente. Las zonas que pueden conectar son múltiples, aunque suelen ser dos almacenes separados entre sí o un almacén con la zona de producción. Por ejemplo, el almacén de Cistér en Portugal utiliza transportadores de rodillos motorizados para transportar hasta la zona de almacenaje los 600 palets que salen de producción cada día. Los transportadores también unen las cabeceras de los almacenes automáticos con los puestos de picking, como es el caso del almacén de la multinacional HAVI, que cuenta con tres puestos de preparación de pedidos. 
  • Recepción, distribución y expedición de la mercancía. El uso de transportadores de rodillos motorizados es un recurso muy extendido para completar operativas propias de la zona de muelles. Por ejemplo, en el almacén del fabricante de cerámicas Ceramika Paradyż, se emplean como canales de precarga, clasificando cada canal por pedido o ruta de destino. De ese modo, los palets se acumulan a la espera de ser cargados en los camiones. Para la carga y descarga automática de camiones, también conocida como ATLS (Automatic Truck Loading Systems), se instalan transportadores de rodillos motorizados, perfectos para aumentar la agilidad y seguridad en las labores de recepción y expedición de la mercancía. Una muestra de esta operativa es la que encontramos en el almacén de la empresa de alimentación Grupo Siro en España.

Los circuitos de transportadores de rodillos motorizados son los responsables de conectar automáticamente diferentes zonas y operativas, eliminando los desplazamientos de los operarios, evitando interferencias y dinamizando el transporte interno. 

Beneficios de los transportadores de rodillos motorizados

Las ventajas de los transportadores motorizados pueden resumirse en: 

  • Mayor productividad. Los transportadores automáticos de rodillos optimizan los movimientos, ofrecen un flujo constante 24/7 y reducen los tiempos de carga, descarga y transporte. 
  • Ahorro de costes. Presentan una rápida amortización de la inversión (ROI) al eliminar movimientos repetitivos, aumentar la productividad y permitir reubicar a los operarios dedicados al transporte interno en otras funciones. Al mismo tiempo, sus estructuras poseen una gran resistencia y durabilidad.
  • Máxima seguridad. Dado que los operarios ya no están obligados a manipular las cargas de forma manual y se reduce también la circulación de carretillas, se evitan lesiones y se minimiza el riesgo de accidentes. A su vez, los transportadores incorporan numerosos componentes diseñados para garantizar la seguridad de la mercancía y de los propios operarios.
  • Versatilidad. Se trata de un equipo de manutención completamente personalizable gracias a la amplia gama de elementos que admite. Pueden configurarse distintos tipos de circuitos susceptibles de ser modificados y ampliados con el objeto de adaptarse a la evolución de la empresa. 

En definitiva, los transportadores automáticos de rodillos constituyen un sistema de transporte interno que multiplica la productividad del almacén y rebaja costes logísticos. 

La solución para cualquier almacén

Se suele asociar la presencia de transportadores de rodillos motorizados con los almacenes automáticos, pues es en ese tipo de instalaciones donde su presencia resulta imprescindible. Sin embargo, cada vez son más las empresas con almacenes tradicionales que también apuestan por la instalación de transportadores para multiplicar la productividad y ganar en seguridad.

En Mecalux llevamos décadas instalando transportadores en todo tipo de almacenes. La versatilidad que presentan posibilita que se puedan construir infinidad de circuitos, ajustándose a las especificidades de cada instalación y cliente. Si crees que ha llegado el momento de dinamizar el transporte interno de tu almacén, no dudes en contactar con Mecalux para que te asesoremos y ayudemos a encontrar la mejor solución para tus necesidades.