El m-commerce es la tendencia de mercado que agrupa la comercialización de productos mediante dispositivos wireless

El m-commerce (mobile commerce) y su impacto en la logística

08 febrero 2022

El m-commerce, acrónimo de mobile commerce, comercio móvil en español, es el tipo de comercio electrónico que emplea dispositivos móviles ─como smartphones o tablets─ para transacciones de compra y venta de productos o servicios, ya sea mediante una app específica o desde el navegador del propio dispositivo.

La popularidad de los smartphones y la omnicanalidad han aupado el papel de los dispositivos móviles en las compras por internet. Los teléfonos móviles son omnipresentes y es cada vez más corriente realizar todo tipo de gestiones desde estos aparatos. Así pues, ya no es suficiente con tener una tienda online. Las empresas que quieren mantenerse competitivas deben ofrecer una experiencia de compra óptima diseñada para smartphones, y la logística debe estar a la altura. 

¿Qué es el m-commerce?

Una definición de m-commerce es cualquier actividad comercial ─compra o venta─ que se realiza mediante dispositivos móviles. En otras palabras, el mobile commerce engloba las actividades y transacciones de compra mediante dispositivos móviles y redes inalámbricas. El mobile commerce puede tener lugar entre empresas (m-commerce B2B), empresas y clientes finales (m-commerce B2C) o entre consumidores finales (m-commerce C2C).

El m-commerce implica cualquier compra realizada a través de un dispositivo móvil
El m-commerce implica cualquier compra realizada a través de un dispositivo móvil

Los principales canales de venta m-commerce son: webs con un diseño optimizado para móviles (y que pueden funcionar en plataformas como Prestashop, Shopify…), marketplaces y webs de terceros que ya están perfectamente integrados en el ecosistema móvil (eBay, Amazon…) y aplicaciones web para móvil propias de las tiendas. 

Por su parte, las campañas de marketing de m-commerce están dirigidas a usuarios que compran desde el móvil y se lanzan a través de este canal. Por ejemplo, mediante mensajes SMS o publicidad segmentada que solo será visualizada cuando el usuario se conecte desde un dispositivo móvil.

La popularidad de los smartphones en todos los segmentos de población y la consolidación del 5G abren la puerta a una mayor presencia del comercio móvil entre las ventas e-commerce. Un estudio de Insider Intelligence apunta que para 2024 dos de cada tres estadounidenses emplearán un terminal móvil para realizar pedidos online. 

M-commerce vs e-commerce

La principal diferencia entre el mobile commerce y el e-commerce es el dispositivo desde donde se lleva a cabo el proceso de compra online: en el m-commerce la venta se produce a través del móvil o tablet, lo que, por ejemplo, facilita la geolocalización de los usuarios.

El uso de un dispositivo móvil también permite acciones de comunicación con el cliente final más directas como notificaciones push en forma de alertas o recomendaciones de producto en base al historial de búsqueda de cada cliente.

La preparación de pedidos es una operativa clave en la logística mobile commerce
La preparación de pedidos es una operativa clave en la logística mobile commerce

El m-commerce ha fomentado otra tendencia de mercado: hoy en día los clientes demandan una experiencia omnicanal que les posibilite adquirir los productos desde un smartphone, pero que puedan recogerlos en una tienda física. Estos nuevos estándares comerciales dificultan las operativas logísticas, porque se multiplican los destinos de envío (última milla hasta el cliente final y media milla para centros micro-fulfillment o dark stores).

Desafíos logísticos del m-commerce y cómo solucionarlos

La utilización de móviles y tablets como dispositivos de compra incrementa las oportunidades ─y las dificultades─ de la gestión logística. Los desafíos logísticos del mobile commerce guardan una estrecha relación con los que plantea el auge del comercio electrónico: 

  • Optimizar los tiempos de entrega.
  • Organizar eficientemente el proceso de expedición.
  • Minimizar los errores en la preparación de pedidos. 
  • Integrar los puntos de venta online con el stock en tienda. 

La gestión manual de la mercancía ha dejado de ser suficiente para articular la logística de las compañías con transacciones m-commerce. Implementar un software que automatice el control del stock y organice el funcionamiento de uno o más almacenes de la empresa ─entorno multialmacén─, entre muchas otras funcionalidades, se convierte en una necesidad.

 

Un software de gestión de almacenes (SGA) como Easy WMS ofrece un módulo específico para salvar los retos del mobile commerce: Marketplaces & Ecommerce Platforms Integration. Se trata de un programa que sincroniza el catálogo digital en los diferentes puntos de venta online ─apps, plataformas e-commerce o marketplaces─ con las existencias físicas del almacén. Esta funcionalidad avanzada evita que los usuarios realicen pedidos de productos que se encuentran fuera de stock. De esta ventaja se beneficia, por ejemplo, el e-commerce Global Freaks, que actualiza automáticamente el stock de su página web en PrestaShop, así como en eBay o Amazon teniendo en cuenta las existencias reales del almacén.

Ejemplos de m-commerce: soluciones logísticas para el almacén

Mecalux ha equipado múltiples almacenes para compañías con estrategias de comercio online móvil. Ejemplo de ello es la solución integral que se implementó en el nuevo almacén de la tienda de moda Espace des Marques en La Boissière-des-Landes (Francia). 

La instalación logística combina estanterías con pasarelas y transportadores para cajas con el software de gestión de almacenes Easy WMS de Mecalux y el módulo Multi Carrier Shipping Software: “Desde que inauguramos estos dos almacenes, hemos duplicado nuestra actividad en la web”, afirma Vincent Beaufreton, responsable de desarrollo de la compañía. 

Otro proyecto de éxito es el diseño e implantación, por parte de Mecalux, de múltiples almacenes para una de las firmas líderes en la comercialización de productos deportivos como es Decathlon. La compañía ha inaugurado tres centros logísticos en las localidades italianas de Brandizzo, Basiano y Castel San Pietro Terme, que garantizan un servicio logístico eficiente en un contexto de venta m-commerce

A estas nuevas instalaciones, hay que sumar las que Mecalux ya ha implementado para Decathlon en países como Polonia, Francia, Alemania, Reino Unido, Estados Unidos o Brasil. Precisamente las nuevas instalaciones en Barueri (São Paulo) facilitan la expansión de Decathlon tanto en la venta física en el país como en el comercio online: “El nuevo centro de distribución ha consolidado la expansión de Decathlon en Brasil, inaugurando más puntos de venta en todo el país e incrementando el número de pedidos online. Con las soluciones de almacenaje de Mecalux hemos acrecentado la productividad gracias a haber disminuido el número de movimientos de los operarios por el almacén”, señala Thiago do Nascimento, director de Logística de Decathlon Brasil. 

M-commerce: la entrada de la omnicanalidad en el nuevo almacén

El comercio móvil es un paso más en la revolución que ha causado la consolidación del comercio electrónico en el almacén tradicional. Hoy en día para ser competitivo no basta solo con disponer de una web, sino que hay que asegurar que la experiencia de compra desde el móvil sea óptima y que su posterior gestión logística sea satisfactoria.

Los clientes exigen trazabilidad del envío y cortas ventanas de entrega en múltiples destinos. Para afrontar estas complejidades, es necesario digitalizar la organización de la instalación con un programa logístico como un software de gestión de almacenes. En Mecalux hemos optimizado las operativas de más de 1.000 instalaciones en 36 países con nuestro SGA Easy WMS. Si estás interesado en corregir errores en tu logística, no dudes en contactar con nosotros. Un consultor experto te asesorará sobre la mejor solución para tu compañía.