Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle nuestros contenidos en función de sus intereses. Si continúa navegando por este sitio web, se entiende que ha sido informado y acepta la instalación y uso de cookies. Para más información, visite nuestra Política de Cookies. Aceptar

El transporte de cargas entre almacenes o plantas de producción forma parte de la logística interna de la empresa

¿Qué es la logística interna? Tendencias en la optimización de procesos intralogísticos

13 septiembre 2019

La logística interna es, por definición, la parte de la logística que hace referencia a la organización del conjunto de flujos de materiales e información que se producen dentro de las propias fronteras de la empresa. Por ejemplo: los movimientos de mercancía en el almacén, el control del de stock. etc.

Partiendo de este principio, podemos destacar las siguientes áreas de la intralogística:

  • El transporte interno de materiales: comprende el que se produce tanto en el interior de instalaciones de almacenaje, como entre las distintas plantas productivas de la empresa y sus respectivos almacenes si estamos hablando de una manufacturera.
  • La gestión de stock y de los flujos de información: la empresa necesita reflejar los movimientos físicos de mercancías en un sistema de información que controle las fluctuaciones del stock, permita localizar las existencias y gestionar el reaprovisionamiento. Esta tarea suele llevarse a cabo desde distintos softwares que se encargan de tareas de gestión de stock muy especializadas para llevar un seguimiento exhaustivo de los flujos de mercancías, de su adquisición y de su facturación a los clientes.
  • Gestión de almacenes: engloba todas las operativas que se producen en el interior de las instalaciones de almacenaje: preparación de pedidos, gestión de ubicaciones para los productos, recepción y expedición de mercancías, entre otros procesos.

En el lado opuesto, encontramos la logística externa, que abarcaría el transporte de los productos hacia su destino final.

¿Cuáles son las principales tendencias que permiten optimizar las operaciones intralogísticas? Explorémoslas en detalle con la ayuda de empresas que ya han puesto en marcha iniciativas de este tipo para mejorar su logística interna.

Tendencias con el objetivo de optimizar la logística interna o intralogística 4.0

La multiplicación de flujos y el aumento de la interconectividad han dado lugar al concepto de logística 4.0, que nace en paralelo al surgimiento de la llamada industria 4.0. El auge de la digitalización y su relación con una maquinaria cada vez más inteligente han tenido un impacto notable en la organización de la logística interna de las empresas, que buscan más que nunca contener los costes logísticos al máximo.

Destacamos las principales tendencias que están modulando los procesos intralogísticos:

1. Planificación estratégica de la logística interna en un entorno 4.0

La planificación de la logística interna se convierte en una disciplina de precisión en la que es necesario alinear las operaciones de producción y de almacenaje. Esto pasa por integrar el trabajo de los distintos departamentos que influyen en la gestión de la logística interna: compras, marketing, almacenaje, producción…

Ante tal manejo de datos, el flujo de información se divide en softwares diferenciados, pero que funcionan juntos y añaden capas de especialización. Por ejemplo, el módulo de producción para el SGA aporta interesantes funcionalidades para manejar materias primas y semielaborados, además de los productos terminados que ya se controlan desde la base del SGA (y en unión con el ERP). Este tipo de especializaciones proporcionan una mayor integración de todos los procesos intralogísticos de la empresa.

Por otro lado, se mantiene la necesidad de adaptar el layout y los sistemas de almacenaje para maximizar la capacidad de almacenamiento que ofrecen. Los márgenes en descenso y el incremento de la competencia han hecho que enfoques como el Lean logistics ganen en popularidad para la organización de la logística interna.

Los transelevadores de palets aceleran el transporte de mercancías en los procesos intralogísticos
Los transelevadores de palets aceleran el transporte de mercancías en los procesos intralogísticos

2. Automatización del manejo y transporte interno de mercancías

Los desplazamientos y movimientos de cargas representan un porcentaje suculento de los costes intralogísticos. El modo de ejecutar este flujo de materiales ha sufrido importantes avances y transformaciones en los últimos años con la implantación masiva de sistemas automáticos como transelevadores y transportadores.

La automatización de almacenes da excelentes resultados en aquellas instalaciones que registran un alto volumen de operaciones cuyo trazado se repite en el tiempo, ya que esto asegura que la inversión en estos sistemas va a ser duradera. Por ello, los almacenes de palets y de cargas pesadas son los que han liderado el cambio hacia la automatización.

En el caso de las empresas productoras, los almacenes anexos a plantas de producción suelen cumplir estas premisas, pues el flujo de cargas viene marcado por la fabricación en grandes volúmenes, que está a su vez controlada desde la empresa. Estas instalaciones deben ser capaces de absorber toda esa producción ajustando su forma de operar para que las mercancías no dejen de fluir. Los sistemas automáticos se han revelado como una manera eficaz de gestionar estos procesos intralogísticos.

No obstante, el crecimiento de los negocios online ha hecho que, en muchos casos, estas empresas tengan que adaptarse a la logística para e-commerce. Para ello, también recurren a la implantación de sistemas automáticos con el fin de acelerar el tratamiento de paquetes y cajas de menor tamaño y peso.

¿Está tu almacén preparado para el futuro? Descubre las tendencias

3. Uso de robótica colaborativa en las operaciones de picking y packing

Aunque parezca lo contrario, en los almacenes robotizados, las máquinas y los operarios trabajan en conjunto dividiéndose las tareas: aquellas más repetitivas y pesadas recaen en las primeras y las más especializadas son confiadas a los segundos. Los operarios se encuentran en el epicentro de la logística interna: son los que posibilitan que el almacén siga funcionando a pleno rendimiento.

Por ello, los avances en intralogística también tienen muy en cuenta la seguridad y la ergonomía del trabajo que realizan. Por ejemplo, los cobots o robots colaborativos, como los brazos mecanizados o máquinas de embalaje, descargan parte del esfuerzo físico en las tareas de picking y packing para limitar la fatiga al máximo. Del mismo modo, la carga de trabajo de la plantilla es controlada y repartida equitativamente por Labor Management Systems en unión con los SGA, evitando sobrecargas y problemas de productividad ligados a una organización del trabajo deficiente.

La tendencia de uso de ‘cobots’ mejora la seguridad de los operarios como parte de la gestión de la logística interna
La tendencia de uso de ‘cobots’ mejora la seguridad de los operarios como parte de la gestión de la logística interna

4. Control del almacén gracias a los SGA y a la tecnología IoT

La conectividad entre sistemas ha acelerado los flujos intralogísticos gracias a la implantación de software de gestión de almacén. Este permite controlar y registrar cada movimiento que dan las mercancías entre las instalaciones de la empresa asegurando su trazabilidad. De esta forma, el SGA organiza las tareas vinculadas a la recepción de mercancías, al picking y preparación de pedidos y a la expedición de los productos.

La presencia de dispositivos interconectados en el almacén (la tecnología IoT o Internet de las cosas) es indispensable para realizar el trasvase de información del entorno real al entorno digital. Por ejemplo, estos sistemas pueden ser tablets (Pallet Shuttle), auriculares (picking por voz), terminales de radiofrecuencia o botones luminosos (picking por luz), entre otros.

Estos sistemas interconectados son los encargados de canalizar las órdenes del SGA hacia los operarios y los sistemas automáticos (se produce aquí una comunicación directa entre el software de control y el software de gestión) y viceversa. Generalmente están diseñados para acompañar al operario en la ejecución del picking, área que agrupa la mayor parte del peso operativo de cualquier instalación.

El SGA integra una enorme cantidad de información crucial para la gestión de la logística interna
El SGA integra una enorme cantidad de información crucial para la gestión de la logística interna

Te ayudamos a optimizar tu logística interna

La cadena de suministro está condicionada de forma constante por factores internos y aquellos que escapan al control de la empresa. A pesar de los avances que están mejorando la capacidad de reacción de las organizaciones ante la variabilidad en la supply chain (por ejemplo, las aplicaciones del big data en logística), la logística interna sigue siendo uno de los campos que más potencial de optimización concentran. Al final, la empresa cuenta con un margen de acción mucho mayor sobre sus propios procesos frente a las condiciones externas del mercado y así lo reflejan las tendencias que acabamos de abordar.

En Mecalux conocemos de cerca esta problemática y, a lo largo de nuestra trayectoria, hemos atesorado una valiosa experiencia en la optimización de procesos intralogísticos. Nuestro enfoque parte del análisis de tu situación y de los objetivos que quieres lograr, para así abordar la solución desde diferentes perspectivas.

Si estás buscando mejorar la logística interna de tu empresa con un partner de confianza, cuenta con nosotros. Uno de nuestros expertos revisará tu instalación y la visitará si es necesario para diseñar el proyecto que mejor se ajuste a tus necesidades. Mientras tanto, te invitamos a consultar algunos de los proyectos que ya hemos desarrollado desde Mecalux en nuestra sección de casos prácticos.