Organización de las zonas de un almacén

Cuatro consejos para organizar mejor tu almacén

01 octubre 2018

¿Eres uno de esos jefes cuyo objetivo es mejorar el rendimiento de su almacén, reducir accidentes, mantener el control de su inventario o hacer un mejor uso de su capacidad de almacenaje? Un modo indiscutible para conseguirlo es organizar tu almacén de forma racional. ¿Qué puedes hacer para ordenar tu almacén de forma adecuada y dejar de perder tiempo y dinero? Consíguelo siguiendo estos pasos.

1) Revisa el diseño de tu almacén

El primer elemento clave que suele ser el origen de una mala organización es el diseño del almacén. Si dicha organización no es coherente, tu almacén no alcanzará su rentabilidad máxima.

Deberás tener en cuenta, entre otras cosas, los siguientes tres elementos a la hora de disponer tu espacio:

  • Tus flujos: humanos o los relativos a todos los productos almacenados.
  • La accesibilidad a las mercancías: ¿necesitan tus operarios acceder a las mercancías? Algunos tipos de estanterías ofrecen acceso directo a los palets y otros no, ¿has optado por la solución correcta?
  • Tu capacidad de almacenaje: como pudimos ver en el artículo sobre cómo calcular tu capacidad de almacenaje, es probable que, gracias a la fórmula presentada en el artículo, te des cuenta de que tus sistemas de almacenaje generan espacios vacíos y, por lo tanto, estés perdiendo la oportunidad de almacenar más mercancías.

2) Etiqueta adecuadamente tus mercancías

Imagina que estás en plena temporada alta y tienes que procesar más pedidos de lo habitual; para remediar este aumento de actividad, recurrentemente contratas personal de forma temporal. Ten en cuenta que el trabajo de los nuevos operadores no es rentable si tus mercancías no se han etiquetado cuidadosamente. De hecho, estos últimos pierden tiempo durante el proceso de preparación de pedidos, y tu organización, dinero.

Etiqueta para almacenar una mercancía
Etiqueta para almacenar una mercancía

3) Selecciona el sistema de almacenaje adecuado para organizar tu almacén

¿Solo utilizas una parte de la capacidad de almacenaje disponible en tu centro logístico? Si la respuesta a esta pregunta es sí, revisa las soluciones de almacenamiento que estás empleando. ¿Por qué no optar por uno de los sistemas de almacenaje, como la estantería para paletización móvil para reorganizar tu espacio de la mejor manera posible en función de la demanda, o bien por otras soluciones de almacenaje más optimizadas, para almacenar más mercancías?

Cada sistema tiene sus ventajas. De hecho, no todos ellos se adaptan a tu actividad de la misma manera, al tamaño de tu organización y a la cantidad de referencias que almacenas. Sin embargo, te recomendamos que apuestes por la calidad y la cantidad. Es importante utilizar sistemas con una vida útil más larga para lograr una capacidad de almacenaje óptima.

4) Recurre a empresas de consultoría

Las empresas de consultoría en logística ofrecen servicios para profesionales de la logística a fin de ayudarles a perfeccionar toda su cadena de suministro.

Para renovar tu almacén o adquirir una nueva solución de almacenaje, ya sea automatizada o no, estas empresas de profesionales te ayudarán a analizar en profundidad tus necesidades y a detectar fallos en tu gestión de logística actual; en este caso en concreto, contribuirán a revisar la organización de tu almacén.

Dado que estas organizaciones asesoran a empresas a diario, también pueden entender mejor cada una de las situaciones a las que podrías enfrentarte.

Asimismo, existen muchos otros métodos para organizar tu almacén de manera eficaz, como mantener las instalaciones limpias o aplicar el método de clasificación de mercancía ABC. Te invitamos a llevar a cabo una evaluación periódica, para identificar los cambios que deban introducirse en tu empresa y, por lo tanto, aumentar tu rendimiento a largo plazo.

Los síntomas de un almacén ineficiente: descarga el ebook aquí