La logística elástica es la capacidad de modificar los costes operativos para adaptarse a las oscilaciones de pedidos

Logística elástica: flexibilidad para la ‘Supply Chain’

01 febrero 2021

La logística elástica (o elastic logistics en inglés) es la capacidad de ser dúctil y flexible ante las demandas cambiantes de la cadena de suministro 4.0. La introducción de nuevos canales de comunicación con el cliente y una demanda de producción inestable han conducido a las empresas a flexibilizar su logística y adecuarse a esas necesidades cambiantes para ser más competitivas.

La logística 4.0. no solo ha traído consigo la consolidación de múltiples tecnologías en el almacén, sino también nuevas tendencias por parte de los consumidores. A retos como la gestión de la última milla logística, se le une la adaptación a una cadena de suministro más ágil y flexible.

En este artículo analizamos el concepto logística elástica, y, sobre todo, por qué cada vez más compañías depositan su confianza en soluciones que flexibilizan su logística, como externalizarla con un third party logistics (3PL) o introducir técnicas de big data en el almacén.

¿Qué entendemos por ‘elastic logistics’?

Entendemos por logística elástica la tendencia de las compañías de ampliar o restringir los recursos de un almacén para ajustarse al aumento de pedidos o a una mayor producción en las líneas. En otras palabras, la elastic logistics es la habilidad de escalar las operaciones y recursos de un almacén para que estos sean eficientes en los picos de demanda y no sean excesivamente costosos en épocas de menor volumen de órdenes de salida.

El almacén debe albergar los materiales y productos justos para dar cumplimiento a la demanda real. Un sobrestock puede provocar graves sobrecostes en la logística de la compañía, lo que, a largo plazo, podría comprometer su rendimiento. En cambio, una estimación a la baja de la demanda de existencias necesarias puede acarrear roturas de stock que den al traste con la estrategia logística de la compañía.

El responsable logístico debe tener acceso a toda la información que se genera en el almacén con el fin de analizar y predecir, junto con el departamento comercial, escenarios de demanda futuros. En ese sentido, la implementación de un software como el programa de gestión de almacén (SGA/WMS) o un MES es crucial para que el jefe logístico cuente con suficientes datos para tomar la decisión adecuada.

La logística elástica es una tendencia que vemos con más frecuencia en todos los sectores económicos, especialmente en el sector del retail, donde las fluctuaciones en la demanda son muy habituales. Y no solo estas. Las empresas de venta online se han visto también obligadas a flexibilizar su logística para dar respuesta a crecimientos inesperados. En esos casos, numerosas compañías buscan partners logísticos a nivel local o regional, dejando sus operativas de almacén en manos de un operador logístico.

La implementación de un SGA facilita la gestión de una elastic logistics
La implementación de un SGA facilita la gestión de una elastic logistics

Cómo implementar una logística elástica: 4 tendencias clave

La elastic logistics posibilita adaptar las líneas de producción, la zona de recepciones o el proceso de expedición, entre otros, a las demandas actuales de los productos, sin comprometer el futuro de la instalación ni incrementar los costes operativos. ¿Cómo? Gracias a estas 4 tendencias clave:

  • Big data y sistemas digitales: la información es básica para establecer una logística elástica. Un sistema de gestión de almacenes puede analizar todos los datos que produce el almacén para identificar ineficiencias, tendencias de consumo e, incluso, niveles de stock óptimo para cada ubicación.
  • Automatización de procesos: un almacén flexible requiere de sistemas de almacenaje escalables, que se ajusten al volumen de entradas y salidas en cada momento. Soluciones automatizadas como los transelevadores para palets o las estaciones de picking garantizan la máxima productividad en cada operación.
  • Logística externalizada: la oscilación de la demanda de productos y los nuevos retos en el envío y la entrega de pedidos ocasionan que cada vez más compañías depositen su confianza en operadores logísticos. Estos cuentan con conocimientos, experiencia, sistemas de almacenaje y programas digitales que aseguran una completa visibilidad sobre el inventario y la máxima flexibilidad en todas las etapas logísticas por las que discurre el producto.
  • Just-in-time en el almacén: los nuevos modelos de venta omnicanal exigen reducir al máximo el inventario en la instalación para ser eficientes. La implantación de métodos logísticos como el just-in-time o lean manufacturing son fundamentales para obtener una logística elástica y capaz de amoldarse a las previsiones de demanda de un producto.
Automatizar parte o la totalidad del almacén garantiza una mayor escalabilidad de las operativas logísticas
Automatizar parte o la totalidad del almacén garantiza una mayor escalabilidad de las operativas logísticas

En definitiva, la logística elástica se sirve de estas tendencias para dotar de eficiencia a todos los procesos de un almacén, desde la recepción y almacenaje de mercancías, hasta la preparación y expedición de productos rumbo al centro de producción, al de distribución o al cliente final.

Adoptar una logística elástica: ventajas (y algún inconveniente)

La logística elástica es la solución perfecta para entornos tan cambiantes como la cadena de suministro 4.0. Descubramos las principales ventajas de disponer de una logística elástica:

  • Supresión de los sobrecostes de almacenaje: los sistemas de gestión de almacenes predicen cuáles son los niveles óptimos de stock en cada ubicación. Este cálculo, basado en el histórico de ventas y en las previsiones de crecimiento, junto con el stock de seguridad, impide el desabastecimiento de existencias y el sobrestock en el almacén.
  • Eficiencia en la gestión de nuevos pedidos: adoptar métodos como el just-in-time garantiza el máximo rendimiento en la preparación y expedición de los productos.
  • Agilidad y flexibilidad en las operativas del almacén: incorporar elementos automatizados y un SGA asegura la escalabilidad de la instalación. Estos sistemas de almacenaje y de gestión permiten asumir cambios de demanda de SKU sin alterar la planificación logística.
  • Control y trazabilidad de los productos: un sistema de gestión de almacenes (SGA) ejerce un control permanente sobre el inventario. Esto resulta determinante cuando se externaliza la logística, pues la compañía contratante desea disponer de visibilidad sobre todas las operaciones que tienen lugar en el almacén del operador logístico.

Por el contrario, las nuevas tendencias de consumo como la estacionalidad del producto o la logística inversa han traído consigo desajustes en la planificación logística que pueden ser perjudiciales para organizaciones muy rígidas. Sin ir más lejos, el e-commerce ha dado entrada a nuevos modelos de negocio como el dropshipping, donde el cliente hace un pedido al almacén sin que este esté previamente almacenado en sus instalaciones. Este es un ejemplo más de por qué la elasticidad, ductilidad y flexibilidad son primordiales en la logística 4.0.

Numerosas empresas confían en partners logísticos para flexibilizar su logística
Las empresas confían en partners logísticos para flexibilizar su logística

Al servicio de una cadena de suministro eficiente

El concepto de logística elástica nace para recortar costes de fuerza laboral y almacenaje en el seno de las compañías. La omnicanalidad exige precios competitivos, devoluciones gratuitas y entregas inmediatas, lo que tan solo se consigue con una logística eficiente y una cadena de suministro coordinada.

Por ese motivo, las compañías tienden a adoptar sistemas de gestión de almacenes que les permitan sincronizarse con otros eslabones de la cadena de suministro. ¿Con qué objetivo? Ofrecer un servicio logístico ágil y eficiente.

En Mecalux disponemos de un amplio portfolio de soluciones para flexibilizar la logística de tu almacén y adaptarla a los nuevos tiempos. Consulta con nosotros cómo debe ser tu logística para sacar el máximo provecho a tu instalación.