Al navegar por este sitio web acepta el uso de cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicio. Para más información, visite nuestra Política de Cookies. Aceptar

Picking a bajo nivel

La preparación de pedidos o picking a bajo nivel es la que se realiza en niveles superiores al del suelo. Para entrar en esta categoría, las unidades deben estar situadas a una altura tal que sean accesibles por un operario a pie o, como máximo, subido a la parte más alta del cuerpo de un transpalet autopropulsado.

Sistemas para la preparación en niveles bajos

La preparación de pedidos en el nivel bajo se puede efectuar mediante la toma de piezas o paquetes individuales que hayan sido almacenados en forma de unidades de carga, o que descansen en los alveolos de las estanterías habilitados para ello (por medio de estantes, por ejemplo).

Operario trabajando en un paso inferior en una estantería convencional

Operario trabajando en un pasillo entre estanterías convencionales.

 

Como ya se ha visto, la preparación al nivel del suelo consiste, invariablemente, en la toma de partes de una unidad de carga. En el nivel bajo, la preparación no tiene que llevarse a cabo siempre de este modo, sino que también puede realizarse mediante la recolección de piezas o partes sueltas previamente separadas y colocadas en los huecos de una estantería configurada para picking manual.

Cuándo utilizar el sistema de preparación en niveles bajos

La elección del sistema más adecuado tiene una relación directa con el número de pedidos que han de ser preparados por jornada y, por ello, los factores que influyen en la decisión son el espacio y el tiempo disponibles.

En lo que respecta al primer condicionante, el espacio, cuando el número de referencias que se deben incluir en el pedido medio supera la capacidad del espacio destinado a la preparación, ésta no se puede efectuar al nivel del suelo. Para solucionarlo se puede recurrir a la instalación, en esta zona de preparación, de un sistema de estanterías con dos o varios niveles de carga. La elección del número de niveles de carga y su tamaño vendrá determinada por el volumen de las unidades de carga o partes individuales que se tengan que manejar.

En cuanto al factor tiempo, si se exige la conformación de un número excesivamente alto de pedidos por jornada, la secuencia de preparación clásica (en la que se toma una unidad de carga y se coloca en el pedido) puede resultar demasiado lenta. En ese caso, es conveniente recurrir a un sistema de estanterías de picking manual de poca altura.

Cuando se utiliza este tipo de estructuras, la forma de trabajo cambia drásticamente y la preparación tiene lugar en dos fases. En la primera, se procede a cargar las estanterías con unidades, piezas o partes sueltas, que se extraen o bien de la zona de reserva o bien de otra zona de preparación ubicada al nivel del suelo. En la segunda fase se realiza la preparación en sí, tomando las piezas de los huecos de estas estanterías. Para un buen funcionamiento del sistema es conveniente establecer turnos diferentes para cada fase, para lo que la jornada se puede dividir en dos, cuatro o más partes. Dependiendo del número de pedidos que se deben preparar y del tamaño de las estanterías la duración de cada turno puede llegar a ser de una jornada completa.

 

Medios para la preparación de pedidos en niveles bajos

Las máquinas adecuadas para efectuar el trabajo de preparación de pedidos en nivel bajo son los denominados recogepedidos o preparadoras de pedido en niveles bajos, que ya se han explicado en la sección “Equipos de Manutención”.

Ubicación en estanterías de picking manual

Para la preparación de pedidos de productos alojados en estanterías, el sistema más rápido de hombre a producto es aquel que se efectúa de la forma más manual posible.

Esa circunstancia se produce cuando el operario, andando o subido en un transpalet, o carro autopropulsado, puede recoger las piezas o partes que conforman los pedidos sin necesidad de tener que elevarse con ayuda de una máquina y sin que tenga que apearse de ésta para realizar la tarea.

Sin embargo, cuando el número de referencias almacenadas en una instalación es elevado, se hace preciso recurrir a la utilización de picking en altura y, por consiguiente, a máquinas que permitan acceder a la mercancía. 

Operaria realizando tareas de picking subida en una máquina preparadora de pedidos

Operaria realizando tareas de picking con una máquina preparadora de pedidos.

A la hora de efectuar el diseño de la ubicación de las estanterías para la preparación de pedidos en niveles bajos, existen dos opciones. La primera es ejecutar el picking en las mismas estanterías de almacenamiento general. Y la segunda posibilidad es instalar unas estanterías exclusivamente dedicadas al picking manual, es decir, sin que el hombre tenga que elevarse con ninguna máquina ni apearse de ella.

Cuando el proyectista se decide por la segunda opción, hay que tener en cuenta que estas estanterías deben reunir unas características determinadas. Así, se deben poder cargar manualmente y la altura del último nivel de carga no debe superar la altura media de los hombros del preparador. El peso máximo de los paquetes que se ubiquen no debe sobrepasar los 25 kg.

Estas características producen un diseño muy concreto de estantería, ya que al tener que ser cargada manualmente, no es necesario que los alvéolos o huecos sean grandes y basta con que estén habilitados para contener la cantidad media de piezas que han de ser recogidas en cada turno de extracción (más un porcentaje que se estipula como margen para asegurar que no va a faltar suministro).

Dado que la altura de las estanterías está limitada, si el número de referencias es muy grande y la superficie disponible es relativamente pequeña, se ha de recurrir a efectuar una sección de la preparación en dos o más niveles, para lo que se utilizan entreplantas, enlazadas entre sí por medio de escaleras.

Puesto que el peso de los paquetes ha de limitarse a un máximo de 25 kg, las estanterías que se usan son ligeras o de media carga. Además es conveniente disponer las piezas o paquetes más pesados en los niveles intermedios y los más ligeros en el resto. La distribución de las unidades según el peso se ilustra en esta imagen. Esto redundará en un mayor rendimiento en la preparación.

La ergonomía es un factor esencial a considerar en la preparación de pedidos

La ergonomía es un factor esencial a considerar en la preparación de pedidos.

 
< Anterior Siguiente >