Al navegar por este sitio web acepta el uso de cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicio. Para más información, visite nuestra Política de Cookies. Aceptar

Picking a alto nivel

El picking a alto nivel consiste en la realización de las labores de picking a lo largo de toda la altura disponible de las estanterías, aprovechándolas completamente para este tipo de operación. En cada alveolo de la estantería hay una única referencia.

Se pueden utilizar diferentes métodos de preparación de pedidos en los niveles altos: emplear un único hueco para cada referencia, usar varios huecos para la misma referencia en el mismo pasillo, hacer lo mismo pero en varios pasillos, dedicar un único pasillo para la preparación completa o usar distintas zonas con las referencias agrupadas por lotes en varios pasillos. A continuación, se explica cada una de estas posibilidades.

Cómo se ejecuta la preparación de pedidos en niveles altos

En el primer método enunciado, cada referencia tiene un solo hueco –y nada más que uno– en todo el almacén. Esto facilita establecer una rutina que beneficia la preparación, hasta tal punto que si se lograse unificar totalmente el almacén –de forma que la relación referencia-hueco permaneciese constante indefinidamente–, la labor de preparación de los pedidos se podría realizar de manera completamente automática.

Aunque lo anterior no puede lograrse totalmente, la memorización por parte del preparador de la localización referencia-hueco favorece la disminución de los tiempos de preparación. El personal acude de una manera casi mecánica a la localización de una referencia en su hueco, solamente con leer la referencia y sin necesidad de consultar la posición del hueco en donde está ubicada.

El segundo sistema es el de varios huecos en el mismo pasillo para una misma referencia. Este método también ayuda a la reducción del tiempo de preparación, sobre todo cuando el pasillo tiene un elevado número de huecos debido a su altura o su longitud. El situar la misma referencia en diferentes posiciones del mismo pasillo facilita los desplazamientos dentro del mismo.

Sin embargo, la aplicación de este método sólo es posible si se dispone de un sistema de comunicación en tiempo real entre el operador y el software de gestión. La decisión última sobre si extraer de un hueco u otro una orden de recogida de una determinada referencia compete al preparador. Por tanto, la orden se ha de comunicar inmediatamente al sistema, de tal manera que éste pueda programar la reposición de esa referencia en la posición de donde se ha extraído y no en otra.

El tercer método mencionado, con varios huecos en varios pasillos para la misma referencia, hace más fácil la ejecución de las operaciones. Solamente es adecuado cuando varios preparadores trabajan al mismo tiempo. Gracias a este sistema, los operarios se ahorran los extensos y complicados desplazamientos a lo largo y alto de los diferentes pasillos. En este caso se hace muy recomendable (más, incluso, que en el método anterior) un sistema de comunicación en tiempo real entre los preparadores y el ordenador central.

En cuanto al cuarto sistema de trabajo, en el que se utiliza un único pasillo para conformar toda la línea, es útil cuando la relación entre el número de pedidos y el de referencias es muy alta y se necesita tener una gran rapidez en la operativa. Para ello se pueden repartir en varios pasillos las cantidades que se almacenan de cada referencia, de tal manera que en cada uno de ellos estén todas disponibles y, por lo tanto, se pueda preparar el pedido completo. Con ello se evita que los operarios tengan que desplazarse de unos pasillos a otros y así pueden realizar la preparación en los niveles altos en muy poco tiempo.

El quinto sistema de operación es una variante del método anterior y consiste en agrupar las referencias en diferentes zonas, de forma que en cada una se pueda consolidar un pedido, independientemente de las otras. Así, los preparadores trabajan en una área determinada, aunque ello les obligue a tener que cambiar de pasillo con alguna frecuencia. Este sistema resulta algo más lento que el anterior, pero al no necesitar un cambio de personal tan continuo, su efectividad se equipara bastante. Además, resulta más económico, porque requiere de menos personal.

 

Ilustración de picking a alto nivel

Preparación de pedidos en niveles altos. 

 

Medios para la preparación de pedidos en los niveles altos

La preparación de pedidos en niveles altos se puede realizar con tres tipos de máquinas diferentes. Las denominadas preparadoras de pedidos para niveles altos son máquinas especialmente diseñadas para esta labor. Están construidas de forma muy parecida a las recogepedidos para nivel medio, de las que derivan. La altura útil de estas máquinas se sitúa entre los 10 y 11 m como máximo.

También se pueden utilizar carretillas trilaterales combi, en las que el conductor se eleva junto con la carga, de manera que puede acceder directamente a las unidades sueltas o a las piezas almacenadas en niveles altos.

 

Almacén instalado para un fabricante de componentes electrónicos.

 

Almacén instalado para un fabricante de componentes electrónicos.

Almacén instalado para un fabricante de componentes electrónicos.

 

La tercera opción es mediante el uso de transelevadores de media altura (entre 10 y 12 m), que incorporan un elemento con el que pueden llevar un hombre a bordo, que es el que se encarga de extraer las unidades de las estanterías. Este tipo de máquina está prácticamente en desuso, dado que se suele emplear, en su lugar, transelevadores de picking automático  que siguen una estrategia de producto al hombre, o bien robots de picking.

< Anterior Siguiente >