Al navegar por este sitio web acepta el uso de cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicio. Para más información, visite nuestra Política de Cookies. Aceptar

Planimetría de almacenes

La planimetría del almacén es fundamental para permitir la correcta circulación de las máquinas de manutención. Algunas de ellas exigen un alto grado de planimetría del pavimento para evitar averías en las mismas máquinas y, lo que es aún más importante, en la propia instalación.

Los problemas más acusados aparecen en los sistemas de carretillas tipo torre (ya sean trilaterales o bilaterales), debido a su gran altura de elevación y a su velocidad de operación. Con estas máquinas, la nivelación del pavimento es un factor extremadamente crítico, ya que se trabaja con tolerancias milimétricas en los pasillos entre las estanterías y cualquier variación del suelo puede generar una inclinación del aparato, que por mínima que sea, supone un riesgo para toda la instalación.

https://mecaluxes.cdnwm.com/manual-de-almacenaje/pavimento-almacenes/image-7.1.1.jpg

 

Cuando una carretilla de pasillos muy estrechos trabaja sobre un suelo desnivelado sufre un balanceo. Al no disponer de un sistema de amortiguación, transmite el movimiento inmediatamente al mástil y dada la considerable altura de éste, un simple milímetro de desnivelación en la base se puede transformar, a grandes alturas, en varios centímetros de desviación. Esta circunstancia puede desembocar en un golpe a las cargas o las estanterías, con el peligro que eso conlleva.

Además, la desviación influirá de forma decisiva en la corrección del posicionamiento en altura de las horquillas del cabezal, lo que genera el riesgo de golpeo de éstas cuando sean extendidas para tomar o depositar una carga.

Por lo anteriormente explicado y para evitar cualquier peligro o incidente que haya que lamentar posteriormente, la nivelación del pavimento en un entorno de trabajo con máquinas de pasillo estrecho tiene que ser finísima. No basta con que el constructor asegure que la superficie está correctamente nivelada, la experiencia indica que es imprescindible que aporte la certificación oportuna e incluso la tabla de toma de muestras que se haya realizado tras el acabado del pavimento.

La comprobación de la nivelación del pavimento es un arduo trabajo, que requiere para su realización, de un gran cuidado y de la ayuda de instrumentos ópticos muy precisos. El suelo debe cumplir unos parámetros que varían en función del sistema de almacenaje que se use.

 

La comprobación de la planimetría de los almacenes comporta un arduo trabajo

La correcta nivelación del pavimento es fundamental para evitar averías en los equipos de manutención. 

 

Las exigencias en cuanto a la nivelación difieren según la instalación sea de clase 100, 200, 300 o 400. Esta clase se determina según ciertos factores que están recogidos en la norma de calidad EN 15620. Atendiendo al equipo de manutención utilizado, los sistemas de almacenaje se clasifican de la forma siguiente:

 

Clase Tipo de pasillo Indicado para:
100 Muy estrecho Estantería de carga paletizada de menos de 18 m de altura, con pasillos muy estrechos y operada por transelevadores controlados automáticamente
200 Muy estrecho Estantería de carga paletizada con pasillo muy estrecho, operada por transelevadores controlados automáticamente y con sistema de posicionamiento adicional de las unidades de carga.
300 Muy estrecho Estantería de carga paletizada con pasillo muy estrecho, operada sólo por carretillas que no tienen necesidad de girar en el pasillo para cargar o descargar las unidades. Las carretillas están guiadas a lo largo del pasillo por guías mecánicas o de inducción.
300A   El operario sube y baja conjuntamente con la unidad de carga y tiene un posicionamiento manual en altura. Cuando el conductor se halla a nivel del suelo, dispone de un circuito cerrado de visión o un sistema equivalente.
300B   El operario permanece siempre al nivel del suelo y no dispone de dispositivos de visión indirecta.
400 Ancho Estantería de carga paletizada con pasillo ancho, lo suficiente para permitir a las carretillas giros de 90º a fin de efectuar las operaciones de carga y descarga.
  Estrecho Estantería de carga paletizada con pasillo reducido, que puede ser usada por carretillas más especializadas.

 

Antes de pasar a ver los requisitos exigibles en cuanto a la nivelación del suelo es necesario explicar la diferencia entre este concepto y el de planimetría, para lo que se recurrirá a la ilustración siguiente:

 

 

1: Perfil de suelo nivelado pero no plano.

2: Perfil de suelo plano pero no nivelado.
X. Distancia entre dos puntos fijos en un suelo desnivelado (en el ejemplo, 3 m).
E: Diferencia de nivel entre los dos puntos fijos separados 3 m.

 

Cuando a continuación se habla de “cuadrícula de 3 m” ésta corresponde a un conjunto de puntos sobre la superficie del suelo, separados entre ellos por una distancia de 3 m en las direcciones perpendiculares al edificio.

 

Requisitos para un suelo de clase 400 (para pasillo ancho y estrecho)

Todos los puntos de una cuadrícula de 3 m deben estar dentro de ±15 mm de la referencia horizontal. En la tabla adjunta se indican los valores límites de E (la diferencia de nivel entre dos puntos), en función de la carretilla empleada y de la altura del nivel superior de la estantería que se levantará en ese lugar.

 

Tipo de carretilla Altura del último nivel Valor límite de E
Sin desplazador lateral Más de 13 m 2,25 mm
Sin desplazador lateral De 8 a 13 m 3,25 mm
Sin desplazador lateral Hasta 8 m 4,00 mm
Con desplazador lateral Hasta 13 m 4,00 mm

 

Requisitos para un suelo de clase 300 (pasillo muy estrecho)

Las instalaciones con carretillas para clase 300 (pasillo muy estrecho) deben cumplir unos requisitos de nivelación muy estrictos. Hay que tener en cuenta que una pequeña inclinación de milímetros en el pavimento puede convertirse en desviaciones de centímetros en el mástil de la carretilla, con el consiguiente riesgo de accidentes.

Los requisitos para la correcta nivelación del suelo en instalaciones de clase 300 están indicados en la norma EN 15620. Como resumen se adjunta la tabla siguiente que muestra los valores máximos del parámetro Zpendiente, que indica la pendiente transversal del pasillo entre los centros de las ruedas delanteras de la carretilla y E, que representa la diferencia de nivel entre dos puntos adyacentes y separados 3 m. 

 

Altura del último nivel Valor límite de Zpendiente Valor límite de E
Más de 13 m 1,30  mm 3,25 mm
De 8  a 13 m 2,00  mm 3,25 mm
Hasta 8 m 2, 50 mm 3,25 mm

 

Todos los puntos del pavimento deben de estar dentro de ±15 mm de la referencia horizontal.

 

Requisitos para el suelo en Clases 100 y 200 (pasillo muy estrecho)

Para las clases 100 y 200, pese a que se trata de instalaciones con pasillos muy estrechos, no se exigen unos requisitos de nivelación tan estrictos como en el caso de la clase 300, por lo que respecta a la nivelación del suelo, dado que el transelevador no rueda sobre el pavimento sino que circula sobre un carril guía inferior.

De acuerdo con la norma EN 15620, los requisitos de nivelación del suelo son los siguientes:

Longirtud del pasillo Nivelación respecto al nivel de referencia horizontal
Hasta 150 mm +/- 15 mm
250 m +/- 20 mm

 

Para longitudes de pasillo intermedias entre 150 y 250 m los datos se pueden interpolar linealmente.

< Anterior Siguiente >