Al navegar por este sitio web acepta el uso de cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicio. Para más información, visite nuestra Política de Cookies. Aceptar

Máquinas de recorrido libre en los almacenes autoportantes

Es posible construir almacenes autoportantes en los que la manutención sea realizada por equipos de recorrido libre (torres trilaterales, torres bilaterales o carretillas retráctiles).

No obstante, se ha de tener en cuenta que las máquinas tipo torre no superan los 15 m de altura y las retráctiles, los 10,5 m. Además, se necesitan pasillos más anchos que los habilitados habitualmente para los transelevadores. Por otra parte, es preciso contar con un suelo de alta planimetría, en especial, si se usan carretillas tipo torre.

Un factor importante es que se necesita personal en el interior de las estanterías para manejar la carga y realizar las operaciones.

A pesar de estas indicaciones, un almacén autoportante alimentado con máquinas de libre recorrido es una buena e interesante opción, ya que se trata de una construcción específica, sin pilares, y generalmente más económica y más rápida de montar que los sistemas con edificios convencionales.

 

Cámara frigorífica autoportante para trilaterales.

Cámara frigorífica autoportante para trilaterales.

 

Apoyo de los aparatos de recorrido libre

Este tipo de máquinas se apoyan directamente sobre el suelo y, para un funcionamiento más rápido y seguro dentro de los pasillos, las de tipo torre requieren de un sistema de guiado, que puede ser mecánico, filoguiado o por láser (ver capítulo “Equipos de Manutención”).

 

Guiado con perfil LPN 50

Guiado con perfil LPN 50

Los palets se apoyan directamente en el suelo. Un perfil en "L" anclado en el suelo actúa como guía.

 

Guiado con perfil UPN50

Guiado con perfil UPN50

Los palets se apoyan sobre perfiles colocados en el suelo o sobre largueros. Un perfil en "U", anclado en el suelo, ejerce de guía.

 

 
 Guiado con perfil UPN 100 formando isleta.

Guiado con perfil UPN 100 formando isleta

El espacio entre las guías de dos pasillos se rellena con hormigón, formando una isleta sobre la que se asientan las estanterías.

 

 

Guiado filoguiado

Guiado filoguiado

Un hilo enterrado en el suelo produce un campo magnético que la máquina detecta y sigue como guía.
 

Holguras en los aparatos de recorrido libre

Las holguras para los aparatos de recorrido libre son muy similares a las descritas para los de recorrido fijo. Si bien hay que tener en cuenta que el método de toma y depósito de las cargas que emplean los primeros difiere algo con respecto al usado por los segundos.

Por regla general, los aparatos de recorrido libre utilizan cabezales giratorios para poder tomar y depositar la carga en el lado izquierdo o derecho de la estantería, mientras que los de recorrido fijo utilizan cabezales telescópicos.

Esta característica obliga a que las necesidades en relación a la anchura del pasillo sean profundamente diferentes. En el supuesto de usar palets europeos de 1.200 mm de profundidad, una carretilla trilateral exigirá un pasillo de entre 1.700 y 1.900 mm de ancho, en función de la eficiencia que se pretenda conseguir con la máquina, mientras que un transelevador sólo necesitará un pasillo de entre 1.500 y 1.600 mm de ancho.

A la hora de especificar las holguras en un almacén diseñado para ser operado con una carretilla de tipo trilateral, hay que tener en cuenta tres medidas –en cuanto a la anchura de los pasillos se refiere– como son la distancia entre frentes de los raíles guía (señalada con una A en la ilustración que acompaña a estas líneas), la longitud entre los frentes de las cargas (B) y la separación de los frentes de las estanterías (C).

Además se han de tener en cuenta, también, las tolerancias de la planimetría del suelo indicadas en artículos anteriores.

 

 

 
< Anterior Siguiente >