El voice picking es un método de preparación de pedidos semiautomático

El ‘voice picking’, una tecnología que vuelve a ser tendencia

11 enero 2022

El voice picking (también denominado en ocasiones picking voice) vuelve a ser una realidad en cada vez más almacenes. La consolidación de los software de gestión de almacenes (SGA) y el resurgimiento de todo tipo de asistentes de voz facilitan que este método de preparación de pedidos sea una posible respuesta para afrontar los desafíos logísticos de hoy en día.

El voice picking es una tecnología semiautomática de preparación de pedidos que emplea uno o más dispositivos wireless conectados a un SGA. El diseño de esta solución permite liberar las manos del picker, posibilitando que pueda multiplicar su rendimiento en el picking.

¿Qué es el ‘voice picking’ y qué ventajas aporta?

El voice picking (picking por voz en castellano) es una solución de preparación de pedidos semiautomática con la que el operario recibe a través de unos auriculares las instrucciones de qué mercancía recoger y confirma con un micrófono que ha completado la tarea. Al utilizarse únicamente la voz, no hay necesidad de consultar una picking list y las manos quedan libres para mover más eficientemente la mercancía o conducir una carretilla. Toda la operativa está coordinada por el software de gestión de almacenes (SGA), que indica la ruta de picking, el orden de recogida de los productos y la cantidad de artículos de cada referencia, entre otros.

Este método de asistencia al picking es común en almacenes con alta densidad de preparación de pedidos, porque la introducción de tecnología permite al operario reducir los errores derivados del incremento de pedidos. Asimismo, también disminuye el tiempo dedicado a la formación, es decir, a que el operario conozca las particularidades tanto del almacén ―layout, sistemas de almacenaje, etc.― como de la carga ―rotación, criterios de ubicación, etc.―.

De este modo, el software se encarga de detallar paso a paso las tareas del operario, señalando en todo momento cuál es la siguiente tarea que realizar. El sistema no solo muestra las acciones a llevar a cabo, sino que también valida su buena práctica: el operario confirma la ejecución de la tarea mediante un comando de voz.

Esta tecnología de preparación de pedidos se emplea en entornos donde el operario hace uso de las dos manos para realizar picking ―pudiendo sustituir el empleo de terminales de radiofrecuencia― o donde las condiciones ambientales impiden que el operario maneje estos equipos con la precisión necesaria. Ese es el caso, por ejemplo, de las cámaras de refrigeración, donde los sistemas de protección (como guantes) dificultan el empleo de terminales de radiofrecuencia.

En definitiva, el voice picking es el camino hacia la automatización en la preparación de pedidos. La entrada de estas tecnologías posibilita un picking más rápido y un descenso significativo de los errores durante esta operativa. Así se refleja en el artículo académico A comparison of order picking methods augmented with weight checking error detection, que apunta a que la combinación entre pick-to-light (preparación de pedidos mediante sistemas de luces en las estanterías) y dispositivos de voice picking dinamiza un 19% este proceso, además de recortar un 67% los errores cometidos.

La evolución del ‘voice picking’

Los dispositivos de voice picking actuales nada tienen que ver con las herramientas costosas y pesadas que se popularizaron a finales de la década de los años 90 en almacenes de los Estados Unidos y Europa. Esta evolución va de la mano de la mejora de las tecnologías de reconocimiento de voz.

Hoy en día, la tecnología de preparación de pedidos por comandos de voz permite emplear escáneres de códigos de barras inteligentes, lo que posibilita que se recopilen los datos con tan solo un comando de voz y sin la necesidad de una pistola de código de barras.

Un inconveniente propio de los primeros sistemas es que requerían que cada operario entrenara la identificación de voz durante las primeras semanas. Actualmente, la evolución de la tecnología de asistencia por voz emplea un sistema de reconocimiento de voz que no requiere entrenamiento previo.

Además, la modernización de los software de gestión de almacenes ha incrementado la eficiencia de la tecnología de voice picking. Ahora, ya no es necesario que todos los pedidos se importen desde un SGA y se traduzcan a un servicio de voz: los pedidos se transmiten directamente desde el software hasta el dispositivo portátil, agilizando las instrucciones para el preparador de pedidos.

La adaptabilidad de los software de gestión de almacenes ha posibilitado expandir la tecnología de voice picking y ya no es preciso disponer de múltiples software en el almacén: el SGA integra los dispositivos de esta tecnología y sus mecanismos de control para garantizar la eficiencia en el proceso de preparación de pedidos. En consecuencia, la preparación de pedidos mediante comandos de voz puede llevarse a cabo con cualquier aplicación o dispositivo conectado directamente al SGA, ya sea on-premise o en SaaS.

La evolución del voice picking va de la mano de la mejora de los asistentes de voz
La evolución del voice picking va de la mano de la mejora de los asistentes de voz

‘Voice picking’, una tecnología revitalizada

La mayor eficiencia en el picking y la facilidad de implantación en el almacén hacen que el voice picking sea una opción cada vez más contemplada por las organizaciones. Un estudio de la consultora GrandView Research señala que esta tecnología crecerá anualmente a un ritmo de un 14,7%, alcanzando un volumen de mercado de más de 3.100 millones de dólares para 2025.

¿Por qué? El voice picking permite aumentar la eficiencia en procesos como la preparación de pedidos o el embalaje gracias a los comandos de voz, liberando tanto las manos como los ojos del operario. Toda esta operativa es posible gracias a la mejora en la tecnología de reconocimiento de voz y a la integración de dispositivos externos al software de gestión de almacenes, que garantizan un incremento en la precisión del picking.

Y es que el picking por voz contribuye a la implantación de modelos de preparación de pedidos idóneos para ser eficientes en la época de la omnicanalidad y de las ventanas cortas de entrega, que obligan a las empresas a disponer de una mayor cantidad de referencias para satisfacer las demandas de los consumidores. En ese contexto de heterogeneidad del almacén ―tanto en número de referencias como en pedidos multirreferencia―, se requieren tecnologías que minimicen los errores y agilicen el movimiento de los operarios en la preparación de pedidos.

Esta tecnología no solo es más eficiente, sino que promueve un entorno de trabajo más seguro, especialmente durante la pandemia por coronavirus. El voice picking, como tecnología de picking guiado, asegura que se respete la distancia de seguridad. El software establece recorridos que evitan que los operarios coincidan en el mismo punto.

El voice picking incrementa la agilidad en la preparación de pedidos y limita los errores en esta fase logística
El voice picking incrementa la agilidad en la preparación de pedidos y limita los errores en esta fase logística

Instalar un sistema de ‘voice picking’ en el almacén

La vía para implementar la tecnología de voice picking en el almacén pasa por apostar por un software de gestión de almacenes. Un SGA como Easy WMS de Mecalux integra los dispositivos de voice picking para implantar una preparación de pedidos semiautomática que funciona mediante reconocimiento de voz. El SGA se encarga de coordinar la fase de picking: secuencia las tareas de los operarios, guiándoles a lo largo del almacén e indicándoles qué referencias y qué cantidades recoger de cada ubicación.

Una vez implementado el software y parametrizado correctamente según las características de la instalación, el responsable logístico equipa a los operarios con los dispositivos precisos para llevar a cabo el voice picking ―habitualmente un micrófono y unos auriculares― con el fin de recibir instrucciones y comunicarse con el software mediante comandos de voz.

Un ejemplo de apuesta por el voice picking lo constituye la compañía holandesa de disfraces y artículos de fiesta Boland. Esta empresa equipó su almacén con una solución de tecnología de voz, en combinación con estanterías de paletización convencionales y el software de gestión de almacenes Easy WMS. “Estamos muy satisfechos con la preparación de pedidos porque las estanterías hacen mucho más fácil el trabajo de los operarios. Con el sistema de picking por voz, los operarios trabajan un 10% más rápido”, afirma Niels Balvert, responsable de Logística de Boland.

El resurgimiento del ‘voice picking’

La consolidación de los software de gestión de almacenes y la modernización de los asistentes de voz han impulsado la tecnología de voice picking. En un ambiente donde, para ser eficientes, hay que limitar los errores en la preparación de pedidos, la tecnología de picking mediante comandos de voz puede ser el camino hacia la productividad.

No obstante, para adaptar los procesos a esta tecnología es necesario confiar en un software de gestión de almacenes como Easy WMS de Mecalux, un programa que coordina las operativas que tienen lugar en el almacén para sacar el máximo rendimiento a cada fase logística. Si estás interesado en reducir errores y agilizar los procedimientos del almacén, no dudes en contactar con nosotros. Un consultor experto te asesorará en la mejor solución de Easy WMS para tu almacén.