Los sistemas automatizados aportan un control perfecto de la mercancía almacenada

5 ventajas de la automatización de almacenes

23 junio 2022

Múltiples son las ventajas de la automatización, entre las que destacan una mayor eficiencia y un control más estricto de los procesos. Empresas de cualquier sector están incorporando tecnología en sus instalaciones logísticas con el fin de optimizar su cadena de suministro.

Automatizar el almacén puede ser una solución útil para empresas con un volumen elevado de entradas y salidas de mercancía que deseen asegurar un servicio logístico eficiente.

Las compañías pueden optar por automatizar todas las operativas de sus almacenes o robotizar procesos concretos como, por ejemplo, la gestión de artículos de pequeñas dimensiones.

Los almacenes automáticos requieren de un software de gestión de almacenes ─como Easy WMS de Mecalux─ que dirija todas las operaciones. Este programa logístico automatiza la gestión de procesos, al organizar las entradas y salidas de mercancía enviando instrucciones a los equipos de manutención automáticos.

Principales beneficios de la automatización de almacenes

Pasar de una gestión manual de la logística a una automatizada supone un cambio de paradigma para las empresas, al cambiar completamente la concepción del almacén y sustituir la manipulación manual de los artículos por equipos automáticos. Robotizar un almacén aporta las siguientes ventajas:

1. Productividad

Los equipos de manutención automáticos proporcionan un flujo continuo de mercancía. Máquinas como transportadores o transelevadores pueden operar 24/7, independientemente de turnos, moviendo la mercancía sin interrupción desde un punto a otro.

Al disponer de equipos de manutención automáticos que efectúan las entradas y salidas de mercancía, la productividad del almacén se incrementa. Las soluciones automáticas permiten emplear menos recursos para las tareas de almacenaje y preparación de pedidos, lo que redunda en una mayor eficiencia en la cadena de suministro.

Por ejemplo, Zbeda Group, compañía líder en la fabricación y distribución de recambios de automóviles en Israel, recurrió a la automatización para aumentar la productividad y lograr una logística flexible. El día a día de la empresa consiste en proveer a fabricantes de coches de piezas de recambio. Para asegurar la total disponibilidad de la mercancía y abastecer a los clientes en el momento preciso ─lo que se conoce como logística just-in-time─, Zbeda Group se ha dotado de un almacén automático de cajas. “La ventaja principal que nos ha aportado el sistema de almacenaje ha sido la rapidez en el picking”, afirma Shuly Bushari, vicepresidente de Logística de Zbeda Group.

2. Inventario permanente

Los almacenes automáticos están equipados con un software de gestión que, al identificar y controlar los movimientos de mercancía, puede hacer un inventario permanente. El programa hace un seguimiento de los productos desde el momento en que cruzan el puesto de inspección de entradas hasta que se distribuyen.

El inventario permanente permite a las compañías conocer en todo momento el estado de sus productos. Controlar la mercancía en tiempo real evita roturas de stock que podrían empañar el prestigio de la marca.

En su planta de producción de España, la empresa metalúrgica Alcorta Forging Group cuenta con un almacén automático de palets en el que el software Easy WMS de Mecalux hace un inventario permanente. “Implementamos este sistema para hacer un seguimiento fiable de las existencias, desde la llegada de las materias primas hasta el envío de los pedidos a los clientes”, explica el responsable del almacén, José Antonio Fernández.

El software de gestión permite hacer un inventario permanente en los almacenes automáticos
El software de gestión permite hacer un inventario permanente en los almacenes automáticos

3. Seguridad de la carga y de la instalación

Los almacenes automáticos están concebidos para operar con una mínima intervención humana. La automatización es especialmente provechosa en almacenes a temperatura controlada, ya sea refrigerada o negativa: las máquinas pueden trabajar sin interrupción, lo que evita exponer a los operarios a un ambiente extremo durante un tiempo prolongado.

Los equipos de manutención automáticos, como transelevadores o transportadores, están dotados de sistemas de seguridad para proteger a las personas que trabajan en el almacén, las cargas y la instalación en sí. Las máquinas facilitan un movimiento controlado y seguro de la mercancía.

La seguridad es uno de los motivos por los que la farmacéutica Novartis se ha decidido por la automatización de su logística. La firma mejora sus procesos productivos y logísticos constantemente con el propósito de garantizar que los medicamentos sean efectivos. En Polonia, la compañía posee un almacén automático autoportante donde da cabida a toda su producción. Tomasz Marchewa, director de la cadena de suministro de Novartis, enumera las ventajas de la automatización para su compañía: “El aumento de la seguridad, la reducción de los costes de mantenimiento, el control de todos los movimientos, el incremento de la capacidad de almacenaje en comparación con otros sistemas de almacenaje tradicionales y la reducción de los costes de personal”.

4. Máximo aprovechamiento del espacio

Los almacenes automáticos destacan por ofrecer la mayor capacidad de almacenaje posible en un espacio limitado. Además, son flexibles, es decir, pueden adaptarse a las particularidades de cada edificio. También son escalables y pueden ampliarse con más pasillos si las necesidades logísticas de la empresa lo requieren.

Entre los sistemas automáticos, la solución que aprovecha mejor la superficie y presenta la mayor capacidad de almacenaje posible son los almacenes autoportantes. Se trata de una construcción formada por las propias estanterías, sobre cuya estructura se acopla la cubierta y los cerramientos laterales. Las estanterías maximizan la capacidad de almacenaje al liberar el almacén de la presencia de vigas y columnas. Los almacenes autoportantes pueden construirse de tan solo 12 metros hasta 45 metros de altura.

Para aprovechar la superficie de almacenaje y alojar a todos los artículos, la empresa especializada en productos para profesionales del sector de la construcción FIC equipó su centro de distribución en Francia con un almacén automático de cajas. "Gestionamos el 60% de todas nuestras referencias en tan solo el 5% de la superficie del centro logístico", explica Yannick Taton, responsable de Logística y Transporte de FIC.

FIC almacena el 60% de las referencias en un 5% de la superficie
FIC almacena el 60% de las referencias en un 5% de la superficie

5. Preparación de pedidos ágil y sin errores

En los almacenes automáticos, pueden implementarse soluciones que multipliquen la eficiencia y la precisión en la preparación de pedidos.

En las estaciones de picking de los almacenes automáticos, la preparación de pedidos se lleva a cabo según el criterio “producto a hombre” (goods-to-person en inglés). Es un método de trabajo que consiste en emplear equipos de manutención automáticos para acercar la mercancía a los operarios que completan los pedidos. Los transelevadores extraen los productos de las ubicaciones y los transportadores los trasladan hasta la estación de picking donde se encuentran los operarios. Al recibir la mercancía automáticamente, los operarios no tienen que desplazarse para localizar los artículos, lo que acorta tiempos y aumenta la eficiencia del almacén.

Otra solución que agiliza la preparación de pedidos son los robots de picking, máquinas que manipulan y clasifican los artículos de forma automática. Una de las utilidades principales de estas máquinas es su capacidad para operar 24/7, sin interrupción ni supervisión humana, así como el dinamismo y la agilidad que proporcionan en las tareas de picking.

En su centro logístico en Portugal, el operador 3PL HAVI ha incrementado la productividad en el picking gracias a la automatización. La empresa ha instalado estaciones de picking con dispositivos pick-to-light que facilitan y agilizan la preparación de pedidos siguiendo el criterio “producto a hombre”. Por otra parte, en la cámara de congelación ha implementado un robot antropomórfico que completa el 40% de los pedidos con autonomía, velocidad y sin intervención de los operarios a temperaturas bajo cero.

El robot antropomórfico de HAVI prepara el 40% de los pedidos en la cámara de congelación
El robot antropomórfico de HAVI prepara el 40% de los pedidos en la cámara de congelación

Almacenes automáticos: mayor eficiencia logística

La automatización se presenta como una de las soluciones más eficaces para alcanzar la eficiencia logística. Y es que incorporar equipos de manutención automáticos en los almacenes posee multitud de ventajas, como un aumento de la productividad, una mayor seguridad en la gestión de la mercancía, así como más agilidad en las tareas de almacenaje y preparación de pedidos.

En Mecalux acreditamos una larga trayectoria diseñando e implementando sistemas de almacenaje automáticos para empresas de todos los sectores. Si te estás planteando beneficiarte de las ventajas que supone robotizar los procesos logísticos, contacta con nosotros para que te ayudemos e informemos sobre nuestras soluciones automáticas.