La logística milk run es un método de distribución de stock donde un vehículo recoge diferentes cargas parciales y las deposita en un único centro

La logística ‘milk run’: ¿en qué consiste?

16 marzo 2022

La logística milk run es un método logístico de envío de mercancías empleado para transportar stock de distintos proveedores a un único destino final. En lugar de que cada proveedor envíe la mercancía por separado, el transporte se planifica con rutas de abastecimiento fijas para que un vehículo recoja las diferentes cargas y las deposite en un almacén, en un centro de producción o en una instalación logística dedicada a la distribución.

Este término logístico nace como analogía al procedimiento de transporte de la leche a principios del siglo XX, utilizado para ahorrar costes de desplazamiento: los repartidores recorrían una ruta predeterminada, entregando la leche en los hogares y recogiendo las botellas vacías. El número de estos recipientes indicaba al vendedor cuál era la demanda de leche para el día siguiente.

¿Qué es el concepto ‘milk run’ en logística?

La logística milk run es un método de entrega de mercancía en el que un vehículo recoge las cargas de diferentes proveedores para agruparlas y transportarlas en el mismo envío. Este procedimiento conlleva la implementación de una red de transporte donde el movimiento de stock se cubre con un mismo vehículo, que realiza múltiples paradas para cargar o descargar los productos en las diferentes instalaciones que visita.

El método milk run parte de la premisa de que el único material que ha de ser reposicionado es aquel que ya ha sido consumido. Por este motivo, es habitual implantar este tipo de estrategia en almacenes o centros de producción que empleen técnicas de gestión de stock como el just-in-time, que solo reposiciona la cantidad de mercancía necesaria en el momento preciso.

En el informe Supply Chain System Model of Components for Assembly Lines Based on Kanban and Milk Run Methodologies, publicado en la revista académica European Journal of Engineering and Technology Research, los autores definen el término como “un método de recogida de productos que determina una ruta óptima para reducir el tiempo de entrega”. Y es que el principal objetivo de la logística milk run es disminuir tiempos y costes de desplazamiento en el aprovisionamiento de materias primas o productos semielaborados a los centros de producción. No obstante, este método requiere que las rutas y los plazos de entrega se planifiquen con previsión y sin errores.

La ruta de transporte milk run puede ser interna, si el vehículo recorre distintas áreas de una misma instalación para abastecer las diferentes estaciones de trabajo, o externa, si recorre los almacenes de los proveedores ―o de la propia compañía― para realizar el aprovisionamiento de materias primas o producto semielaborado para la planta de producción.

Las entregas de stock suelen realizarse en áreas del almacén o del centro de producción que requieran reabastecerse de producto continuamente, como pueden ser las líneas de montaje en una empresa manufacturera. La industria automovilística es otro ejemplo de sector que puede salir beneficiado de una estrategia de reaprovisionamiento milk run, ya que facilita la implementación de técnicas de reducción de costes en la gestión de stock como el just-in-time.

Ilustrémoslo con un ejemplo del sector de la automoción: un fabricante de neumáticos cuenta con una planta de producción en Brasil, cerca de los campos del árbol del caucho de donde se extrae este látex para producir neumáticos. En una estrategia de aprovisionamiento sin milk run, cada recolector de caucho mandaría su producción a la planta. Sin embargo, la logística milk run facilita que el productor de neumáticos flete un vehículo, que recorrerá las diferentes explotaciones de caucho para recoger la materia prima de cada recolector, logrando cargas completas de camiones.

La logística milk run exige una planificación que contemple las diferentes paradas para cargar y descargar mercancía
La logística milk run exige una planificación que contemple las diferentes paradas para cargar y descargar mercancía

Beneficios (y desventajas) de la logística ‘milk run’

La logística milk run es un modo de distribución de stock muy empleado en cadenas de producción en serie. Veamos cuáles son sus principales beneficios:

  • Reducción de los costes de transporte. Este método de aprovisionamiento elimina las cargas parciales del camión, porque al recoger la materia prima de distintos proveedores se rentabiliza al máximo tanto el tiempo como el volumen de desplazamientos.
  • Agilidad en las operativas. La estrategia milk run asegura la reposición de stock ininterrumpido de materias primas o productos semielaborados a las líneas de producción.
  • Limitación del impacto medioambiental. Esta técnica de distribución disminuye los desplazamientos de los vehículos en el transporte de mercancía, tanto entre distintas instalaciones como entre las diferentes áreas del almacén o centro de producción. La reducción de desplazamientos posibilita una logística más sostenible y menos contaminante.
  • Estrategia de producción eficiente: la adopción de una logística milk run promueve una mayor precisión en la entrega de mercancías just-in-time. La apuesta por esta estrategia de distribución evita que se creen cuellos de botella en el pulmón de abastecimiento a las líneas de montaje ―zona de almacenamiento temporal próxima a la línea de producción―, al enviar solo la mercancía que se va a requerir.

De todos modos, la logística milk run también presenta inconvenientes: demanda una completa sincronización entre todos los actores de la cadena de suministro ―o de las diferentes áreas de un almacén o centro de producción―. Cualquier error durante el transporte de mercancía puede desabastecer de materia prima la línea de producción y detenerla parcial o totalmente.

Además, este método de distribución de stock es eficiente en contextos de fabricación de artículos en serie. Si la línea de montaje o de ensamblaje demanda productos muy variados, la complejidad de las rutas de transporte milk run ―internas o externas― puede derivar en errores en la gestión de stock.

¿Cómo funciona la estrategia ‘milk run’ en la cadena de suministro?

La distribución por milk run rompe con la idea tradicional de reparto de mercancías cuando surge una necesidad. Usualmente relacionada con la producción just-in-time, la logística milk run exige una planificación que contemple el recorrido de carga y descarga del stock y las diferentes paradas intermedias. En otras palabras, es preciso que el responsable defina cuáles son los puntos de carga y descarga de mercancía para decidir la ruta más eficiente, la periodicidad del recorrido y el número de vehículos que han de realizar esta tarea.

El funcionamiento de la logística milk run es el siguiente: el vehículo, que ha de circular con puntualidad, recorre las diferentes estaciones de trabajo ―milk run interno― o almacenes de proveedores ―milk run externo― recogiendo la carga parcial de materias primas o producto semielaborado que se necesitarán en la línea de producción y transportándolas hacia la zona de fabricación asignada.

La logística milk run no solo es una estrategia apta para el aprovisionamiento de materias primas de diferentes proveedores, sino que también puede implementarse para mover mercancía dentro de un almacén o planta de producción. Para ese desplazamiento se suele apostar por los trenes logísticos, que recorren el almacén recogiendo el stock de cada área y transportándolo hasta la línea de montaje asignada. En centros de producción o almacenes con mayor densidad de demanda, se pueden instalar circuitos de transportadores ―tanto para palets como cajas― o electrovías para garantizar un flujo ininterrumpido de mercancía al área de producción.

La tecnología por radiofrecuencia puede ser una solución para reducir tanto los tiempos como los costes en el transporte de mercancía
La tecnología por radiofrecuencia puede ser una solución para rebajar tanto los tiempos como los costes en el transporte de mercancía

Software para la gestión del ‘milk run’ en logística

El proceso de abastecimiento por milk run es casi imposible de realizar manualmente, sin la ayuda de un programa específico como es el caso de un software de gestión de almacenes. Se trata de una logística que demanda de una coordinación en la estrategia de aprovisionamiento con múltiples proveedores.

Una de las soluciones para eliminar la posibilidad de error es implantar un software que automatice la gestión de tareas. Tal y como define la investigadora de ingeniería de procesos informáticos de la Universidad de Karlsruhe (Alemania), Anne Meyer, en su publicación Milk Run Design, “la complejidad de la planificación táctica de una red milk run, la selección del tipo de transporte, la asignación de una frecuencia para cada proveedor y el diseño de los recorridos requieren de la toma de decisiones con un soporte digital”.

Un software logístico establece la ruta de aprovisionamiento más eficiente. Para multiplicar la eficiencia en esta fase logística, se puede combinar la implementación de un software de gestión de almacenes con tecnología RFID en el almacén. El estudio Digitalized milk-run system for a learning factory assembly line, coordinado por la Universidad Tecnológica de Graz (Austria), analiza cómo poner en práctica una logística milk run a través de la tecnología de radiofrecuencia. Un sistema digitalizado posibilita “calcular rutas más cortas y, por tanto, reducir tanto los tiempos como los costes de transporte”. El estudio, realizado en la LEAD Factory, un escenario de pruebas dentro de la universidad, muestra cómo la implementación de sistemas digitales potencia la agilidad de una estrategia de distribución de stock dentro del almacén milk run. La investigación apunta a que la entrada de sistemas digitales disminuye el movimiento interno de mercancías por milk run en más de la mitad: “En la logística milk run sin digitalizar, todo el ciclo de aprovisionamiento tardaba una media de 66,6 segundos. Con la introducción de un programa digital, el tiempo de entrega de la mercancía era de 30,2 segundos”, afirman los autores.

Logística ‘milk run’: estrategia de distribución de stock óptima e ininterrumpida

La estrategia de distribución de stock milk run es un método eficiente para reabastecer continuamente de existencias diferentes áreas logísticas y de producción como líneas de fabricación o estaciones de ensamblaje, entre otras. El milk run posibilita una reducción de desplazamientos en las rutas de transporte, promoviendo una planificación logística más sostenible.

Esta estrategia demanda de una estricta sincronización entre proveedores y responsables de producción para garantizar un flujo constante de mercancía. Un software de gestión de almacenes como Easy WMS de Mecalux es la herramienta ideal para coordinar los movimientos de mercancía, optimizando tiempos y costes a la compañía. Si estás interesado en incrementar el rendimiento de tus procesos, no dudes en contactar con nosotros: un consultor experto te asesorará sobre la mejor solución digital para la logística de tu organización.