El código de barras tiene como objetivo codificar caracteres para identificar más ágilmente las características de un producto

GS1-128 o EAN-128: el código de barras en logística

18 marzo 2020

El GS1-128, antes conocido como EAN-128, constituye el estándar de código de barras en logística para el almacenamiento e intercambio de información de producto a nivel internacional. De hecho, este método se ha consolidado como uno de los más eficaces para la organización de las entradas y salidas de mercancía del almacén, uno de los mayores dolores de cabeza para un responsable logístico.

En este artículo analizaremos qué es el GS1-128, qué datos lo conforman y cuáles son sus aplicaciones reales hoy en día en el almacén. Te mostramos todo ello a continuación.

¿Qué es el GS1-128 o EAN-128?

El GS1-128 es un código internacional que se emplea en la fabricación, el almacenamiento de productos y la preparación de envíos. Altamente usado en el entorno logístico, cuenta con caracteres numéricos y alfanuméricos que representan las características de un producto, como por ejemplo el número de lote, la fecha de producción o de caducidad del artículo.

Denominado EAN-128 hasta 2005, cuando pasó a llamarse GS1-128, este estándar dispone de un conjunto de identificadores de aplicación (IA) ─una relación entre los dígitos y su significado en el mundo real─ que garantizan la trazabilidad del producto a lo largo de la cadena de suministro.

De esta manera, las etiquetas GS1-128 deben contar con información humanamente legible y codificada, para facilitar tanto el trabajo automático de las máquinas (PIE y lector de códigos de barras) como el de las personas encargadas de preparar o recibir la mercancía.

De hecho, esta codificación tiene como objetivo optimizar la introducción automática de datos en los sistemas informáticos. Aun así, para asegurar una doble comprobación en caso de duda, la etiqueta también incluye datos legibles sin necesidad de un dispositivo electrónico.

Entre los datos que puede incluir el GS1-128 figuran:

  • Número de paquete y cantidades de producto
  • Peso y capacidad de producto
  • Fecha de fabricación o de caducidad del producto
  • Destino final del producto
  • Número de pedido del cliente
  • Número de lote
  • Código de cuenta del cliente

De qué datos consta una etiqueta GS1-128

Una etiqueta GS1-128 consta de diferentes partes que definen la operativa logística: los datos humanamente legibles, como la fecha de consumo preferente o la empresa destinataria; el código SSCC (Serial Shipping Container Code), que posibilita el envío de pedidos; y el código de barras, que agiliza el registro de la información del producto en el sistema.

Ejemplo de etiqueta GS1-128
Ejemplo de etiqueta GS1-128

Información humanamente legible

Información general de cada sector, en donde se especifican datos como el número de lote de producto, la fecha de envío, la empresa o razón social emisora, entre otros.

Código SSCC

El código SSCC (Serial Shipping Container Code) permite la identificación de la carga en un envío o expedición. Este código es especialmente útil para asegurar entregas eficientes.

Así, el SSCC cuenta con un total de 18 dígitos que se conforman de la siguiente forma:

  • El dígito de extensión, valor asignado por la empresa entre 0 y 9 (primer dígito).
  • El prefijo GS1 de la empresa (de 7 a 10 dígitos).
  • Número secuencial,en función de la longitud del prefijo GS1 de la empresa (entre 6 y 9 dígitos).
  • Dígito de control, que resulta de un cálculo matemático que representa toda la integridad del código.

Código de barras

Es un número codificado que identifica un producto y que consta de las siguientes partes:

  • Identificadores de aplicación (IA)
  • Separadores FNC1

Los IA son códigos numéricos de dos o más dígitos que reflejan una categoría de datos, como por ejemplo el número de lote (10) o la fecha de envasado (13) entre muchos otros. La principal característica de estos códigos es la concatenabilidad, es decir, la posibilidad de unir múltiples combinaciones de IA para formar un solo código de barras.

Mientras tanto, el separador FNC1 es un elemento variable que se introduce entre los diferentes indicadores de aplicación para diferenciarse entre sí.

En esta tabla te mostramos los IA más habituales:

IA Contenido Estructura
00 Código seriado de la unidad de envío n2 + n18
01 Código de agrupación n2 + n14
02 Código del artículo/agrupación contenido n2 + n14
10 Número de lote n2 + an...20
11 Fecha de fabricación n2 + n6
13 Número de lote n2 + n6
15 Fecha de consumo preferente n2 + n6
17 Fecha de caducidad n2 + n6
37 Cantidades (acompañando al IA 02) n2 + n...8
310X Fecha de consumo preferente n4 + n6
330X Peso bruto en kilos n4 + n6

Leyenda:

  • nX: dato numérico de longitud fija de X caracteres de obligado cumplimiento.
  • n...X: dato numérico de longitud variable con un máximo de X caracteres numéricos.
  • an...X: dato alfanumérico de longitud variable con un máximo de X caracteres.

Ejemplo: (02)67884344353521(37)23123902(10)34533

Ubicación de la etiqueta GS1-128

Ubicación de la etiqueta GS1-128 sobre palets

En palets inferiores a 400 mm de altura, las etiquetas deben colocarse lo más alto posible, sin que ello afecte negativamente a la lectura del código y evitando siempre que estén situadas a menos de 50 mm de la arista vertical.

Por su parte, en palets superiores a 400 mm de altura, la etiqueta conviene situarla entre 400 mm y 800 mm por encima de la base, dejando como mínimo 50 mm de espacio desde la arista vertical.

En ambos casos, se recomienda adherir una etiqueta en ambas caras del palet para facilitar la acción del lector de código de barras.

Ubicación en cajas o en palets

En el caso de colocar la mercancía en cajas, el estándar marca que al menos una de las caras del paquete debe contener la etiqueta. Sin embargo, se recomienda imprimir un distintivo GS1-128 para cada cara de la caja. El extremo del código debe estar ubicado como mínimo a 32 mm de la base y a 19 mm de la arista vertical.

De PIE al picking: uso del GS1-128 en logística

La función del código de barras en logística es unificar la información de un producto en una sola etiqueta y, por lo tanto, garantizar la automatización de procesos complejos como son el control de calidad o la preparación de pedidos.

De este modo, la principal función del estándar GS1-128 o EAN-128 en logística es registrar las unidades de carga del producto e introducir los datos clave de la mercancía en el sistema: desde la fecha de caducidad hasta cualquier otra información logística clave como las rutas de expedición del artículo, por ejemplo.

Con esta solución, se asegura tanto la trazabilidad como el seguimiento del producto a lo largo de todos los eslabones de la cadena de suministro y se facilita el flujo adecuado de mercancías en el almacén.

Así pues, vemos que la etiqueta GS1-128 resulta clave en la gestión de entradas y salidas de producto del almacén. Pero, ¿dónde se emplea principalmente?

  • Puestos de Inspección de Entrada (PIE): durante el proceso de control de entradas y salidas del almacén, los sistemas de almacenaje automáticos suelen estar dotados de una estructura de transportadores con un Puesto de Inspección de Entradas (PIE) en el que, a través de un lector de código de barras, se introducen los datos del producto en el sistema, a la vez que se verifican las medidas y el buen estado tanto del palet como de la mercancía.
  • Preparación de pedidos: múltiples dispositivos como el pick-to-light incorporan el código de barras en su operativa. De esta forma, se dinamiza la preparación de pedidos y se minimizan los errores que se producen habitualmente durante este proceso.
Los PIE tienen como función verificar las medidas y el buen estado tanto del palet como de la mercancía
Los PIE tienen como función verificar las medidas y el buen estado tanto del palet como de la mercancía

El futuro: IoT y SGA

Los sistemas de gestión de almacenes incorporan la funcionalidad de escaneo y registro de información de los códigos GS1-128 con el fin de agilizar las operativas que tienen lugar en el almacén. De hecho, el SGA es capaz de leer, diseñar e imprimir etiquetas con los códigos de barras correspondientes a partir de los datos introducidos en el sistema.

Aun así, las empresas van incorporando progresivamente otras tecnologías para combinar ─e incluso sustituir─ el código de barras. Es el caso, por ejemplo, de la tecnología RFID. No obstante, la etiqueta GS1-128 cuenta con múltiples ventajas que la hacen insustituible hoy en día para ciertas operativas: así, en la recepción de mercancías, solo el lector de código de barras garantiza la lectura de la etiqueta adecuada.

En definitiva, si bien continuarán siendo una solución eficaz en logística, en particular, en procesos de put/pick-to-light, otras tecnologías más innovadoras como el 5G y el internet de las cosas llegan pisando fuerte y auguran un futuro muy prometedor en el que todos los elementos de la logística estarán interconectados y ello revertirá en mayor eficiencia y productividad en las instalaciones logísticas.