Un almacén de gran altura es una instalación logística con estanterías elevadas

Cómo es un almacén de gran altura

11 agosto 2022

Un almacén de gran altura es una instalación que se compone de estanterías elevadas que aprovechan la altura del edificio para maximizar la capacidad de almacenaje.

Estos almacenes requieren de soluciones que agilicen el movimiento de mercancías para ser eficientes. Por este motivo, es habitual sustituir los equipos de manutención convencionales por sistemas de almacenaje automáticos. En estas instalaciones, robots como los transelevadores permiten dinamizar la extracción y ubicación de mercancía a más de 40 metros de altura.

¿Qué se considera un almacén de gran altura?

Un almacén de estanterías altas o elevadas es una instalación logística donde los sistemas de almacenaje alcanzan una altura mínima de 12 metros y máxima de 50 metros. La altura de las estanterías permite a la compañía aprovechar de forma óptima el espacio de almacenamiento disponible hasta el techo.

Los almacenes de gran altura son idóneos para optimizar el espacio de almacenaje. Los primeros almacenes de estanterías altas se construyeron en la década de los 60, tal y como señala el catedrático de la Universidad Erasmo de Róterdam, René de Koster, en su publicación Automated and robotic warehouses: Developments and research opportunities: “Los primeros almacenes automáticos de gran altura se edificaron hace más de 50 años. Desde entonces, se han ido desarrollando a un ritmo rápido. Al principio, la automatización se centraba principalmente en almacenes de palets. Una de las principales razones era incrementar la densidad de almacenamiento, lo que podía conseguirse aumentando la altura de los almacenes”.

Una instalación logística a gran altura puede formarse con sistemas de almacenaje convencionales, automáticos o, incluso, combinar ambos. Sin embargo, es habitual implementar soluciones automáticas. ¿Por qué? A diferencia de los equipos de manutención manuales, los sistemas automáticos, como un transelevador, pueden superar los 40 metros de altura y operar con mayor agilidad y seguridad a esas cotas.

Las instalaciones automáticas a gran altura no solo dinamizan la extracción y ubicación de mercancía, sino que también garantizan un flujo ininterrumpido de movimientos de entrada o salida, incrementando la eficiencia de la instalación. Estos almacenes también pueden ser construcciones autoportantes, es decir, instalaciones sin pilares ni vigas, donde las propias estanterías sostienen los elementos de la construcción y están diseñadas para soportar agentes externos como el viento o las acciones sísmicas.

Un sistema automático como un transelevador garantiza una operativa ininterrumpida en estanterías elevadas
Un sistema automático como un transelevador garantiza una operativa ininterrumpida en estanterías elevadas

Ventajas de los almacenes de gran altura

Cuando se requiere una elevada capacidad de almacenaje recurrir a almacenes de gran altura puede resultar una buena baza. Las principales ventajas de instalar un almacén de estanterías altas son:

  • Máximo aprovechamiento del espacio al ganar metros cúbicos de almacenamiento en altura.
  • Configuración adaptable a diferentes tipos de cargas y pesos.
  • Mayor rendimiento en operativas de almacenaje, extracción y ubicación de mercancía.
  • Flexibilidad para instalar sistemas de almacenaje manuales o diferentes niveles de automatización.
  • Incremento de la seguridad en el almacén cuando se emplean equipos de manutención automáticos.

No obstante, un almacén a gran altura posee una escalabilidad limitada, porque, aun destinando la superficie en altura al almacenaje, la instalación puede llegar, por seguridad, a un límite máximo de metros establecido.

¿Cómo funciona un almacén de gran altura?

Las estanterías elevadas dificultan la manipulación manual de productos. Los sistemas de almacenaje automáticos, como transelevadores para palets o cajas, facilitan esta operativa, incrementando la eficiencia y la seguridad en los procesos de carga y descarga de la mercancía.

En un almacén automático a gran altura, la gestión de todas las operativas se lleva a cabo mediante un software de gestión de almacenes, que coordina los movimientos de la mercancía y de los equipos automáticos. Un software parametrizable y escalable como Easy WMS de Mecalux mantiene un control de inventario en tiempo real y automatiza el flujo de mercancías en el almacén.

El software de gestión de almacenes coordina las operativas de un almacén de gran altura
El software de gestión de almacenes coordina las operativas de un almacén de gran altura

Estos almacenes también pueden incorporar soluciones de transporte interno que muevan la mercancía entre las diferentes áreas de la instalación. Con el objetivo de dinamizar el flujo de mercancías y asegurar un desplazamiento ininterrumpido, las carretillas elevadoras y otros equipos de manutención se suelen sustituir por sistemas de transporte como transportadores automáticos, robots autónomos móviles o vehículos de guiado automático.

Así lo explican las investigadoras de la Universidad Marítima de Gdynia (Polonia) en su publicación Flow of goods in the warehouse management system- Problem analysis: “En los almacenes automáticos de gran altura, el papel de los carretilleros es asumido por los sistemas automáticos que manipulan los palets en estanterías de hasta 40 metros de altura. Cuando las mercancías llegan hasta la zona automática del almacén, se introducen en el sistema de transporte. Tras seleccionar el pasillo, el software asigna una ubicación de almacenaje donde se colocará la mercancía, al tiempo que genera una orden para transportar el palet hasta el lugar de almacenamiento previamente asignado. La ubicación de las cargas también es gestionada por el sistema informático”.

Las autoras del análisis destacan el papel del software de gestión en los almacenes a gran altura: ““Este genera y realiza un seguimiento de todos los traslados del almacén, de modo que si el palet no llega a su lugar, el sistema señalará este hecho al operario. Además, gestiona de forma exhaustiva los datos introducidos: fechas de caducidad de materias primas y productos, plazos de entrega de órdenes de producción y pedidos de los clientes, por ejemplo. El software también genera las órdenes de transporte y coordina la preparación de todos los artículos del pedido”.

Almacén a gran altura para optimizar la capacidad de almacenaje

 

El incremento del precio del metro cuadrado logístico ha llevado a las compañías a revertir la tendencia de adquirir más metros cuadrados para crecer en altura. Un almacén de gran altura y con estanterías elevadas posibilita aprovechar al máximo la capacidad de la instalación y reducir los costes logísticos de la compañía.

En Mecalux contamos con una amplia experiencia en la instalación de este tipo de almacenes en todo el mundo, como, por ejemplo, en Hayat (Turquía), Intersurgical (Lituania) o CEPSA (España), entre muchos otros. Si estás interesado en potenciar la logística de tu compañía, no dudes en contactar con nosotros. Un consultor experto te asesorará en la mejor solución para tu almacén.