El picking por radiofrecuencia consiste en preparar pedidos con terminales de radiofrecuencia

Picking por radiofrecuencia: precisión en la preparación de pedidos

29 abril 2022

El picking por radiofrecuencia es un sistema para preparar pedidos de forma manual muy extendido en el sector logístico porque permite dirigir y optimizar el trabajo de los operarios.

La radiofrecuencia es un espectro electromagnético que, con el uso de antenas y transmisores, puede utilizarse como sistema de comunicación inalámbrica. En el picking por radiofrecuencia, los operarios se sirven de dispositivos wireless para conectarse con el software de gestión de almacenes y realizar cualquier operativa, desde las recepciones y la preparación de pedidos hasta el kitting y las expediciones.

¿Qué es el picking por radiofrecuencia?

El picking por radiofrecuencia es un sistema de preparación de pedidos en el que los operarios emplean terminales inalámbricos para recibir instrucciones del software de gestión de almacenes. El sistema informático indica, por ejemplo, los artículos que deben localizar, su ubicación exacta y la cantidad que deben recoger. Cuando completan la tarea, los operarios tan solo tienen que confirmarla en el terminal de radiofrecuencia para recibir nuevas indicaciones.

La tecnología de identificación por radiofrecuencia (RFID, por sus siglas en inglés) permite el intercambio de datos entre dos o más dispositivos de forma inalámbrica. Mientras uno de los dispositivos emite ondas de radiofrecuencia, el otro responde en función de la señal recibida.

El picking por radiofrecuencia constituye la evolución del picking en papel, un método de trabajo en el que se emplea una lista impresa donde se especifican los artículos necesarios para conformar los pedidos. El papel resulta ineficiente para empresas con un volumen elevado de pedidos, porque conlleva un alto riesgo de que se produzcan errores en la gestión de datos durante el control del stock.

Preparar pedidos con terminales de radiofrecuencia es una solución cada vez más extendida para aumentar la eficiencia y la productividad de los operarios del almacén. Según un informe de la consultora McKinsey, la tecnología de identificación por radiofrecuencia mejora en un 25% la precisión en el control del inventario.

El picking por radiofrecuencia requiere la utilización de terminales de radiofrecuencia y de un software de gestión de almacenes
El picking por radiofrecuencia requiere la utilización de terminales de radiofrecuencia y de un software de gestión de almacenes

¿Cómo funciona el picking por radiofrecuencia?

Para hacer picking por radiofrecuencia, las empresas necesitan terminales de radiofrecuencia y un software de gestión de almacenes. En el mercado existe una amplia variedad de terminales de radiofrecuencia, desde los embarcados en posiciones fijas en los equipos de manutención hasta los de uso manual e individual para los propios operarios.

En ocasiones, los operarios pueden necesitar las dos manos para manipular determinados artículos. Para estos casos, las empresas pueden emplear wearables, es decir, dispositivos sujetos a elementos personales como el cinturón o que presentan forma de objetos cotidianos como pulseras o gafas. La ventaja de estos modelos es que proporcionan una mayor ergonomía al hacer picking y dejan las manos libres de los operarios. Entre los wearables más habituales de un almacén se encuentran los dispositivos de picking por voz, el escáner de anillo (un dispositivo pequeño que se coloca en el dedo para capturar y leer los códigos de barras) o el ordenador corporal (una computadora de reducidas dimensiones que se ajusta al brazo).

Aunque la radiofrecuencia sea una solución integral para la gestión del almacén, también puede combinarse con otros métodos que ayuden a optimizar la preparación de pedidos manual como, por ejemplo, los dispositivos put-to-light. Se trata de dispositivos luminosos conectados al software de gestión que, a través de luces LED, informan a los operarios de la cantidad de referencias que deben colocar en cada paquete o caja. Una de las ventajas del sistema de picking visual es la velocidad que aporta, puesto que ayuda a identificar con rapidez las posiciones de picking y el número de referencias que extraer. Por tanto, es una solución adecuada cuando los pedidos están formados por productos de alta y media rotación.

Los dispositivos put-to-light agilizan el trabajo de preparación de pedidos en un almacén
Los dispositivos put-to-light agilizan el trabajo de preparación de pedidos en un almacén

Ventajas del picking por radiofrecuencia

Incorporar la tecnología RFID en el almacén es una manera de optimizar las operativas. El picking por radiofrecuencia no solo ayuda a los operarios a ser más ágiles y productivos, sino que también permite hacer un seguimiento preciso de los pedidos que están en curso. Estas son algunas ventajas que ofrece el picking por radiofrecuencia:

  • Ahorro de costes. Gestionar la mercancía de forma correcta y minimizar los tiempos dedicados a preparar los pedidos contribuye a reducir los costes logísticos.
  • Información actualizada del stock. La comunicación permanente con el software de gestión de almacenes permite llevar un control de los productos disponibles en el almacén, a la vez que hacer un seguimiento del desarrollo de las distintas operativas.
  • Supresión de errores. Siguiendo las instrucciones del software de gestión de almacenes paso a paso, los operarios completan los pedidos con mayor prontitud y sin cometer errores.
  • Incremento de la productividad. Con los terminales de radiofrecuencia, los operarios son más rápidos y rigurosos en su trabajo. Al preparar más pedidos en un menor tiempo, las empresas incrementan la productividad del almacén y obtienen una mayor flexibilidad y capacidad de reacción ante imprevistos.

La creación de albaranes y la localización de los artículos son las dos tareas más repetitivas a la hora de preparar pedidos en un almacén. Con la radiofrecuencia, toda la información se gestiona digitalmente. Asimismo, los trabajadores encuentran los productos con mayor rapidez siguiendo las instrucciones a través de sus terminales. En definitiva, el picking por radiofrecuencia es una solución destinada a mejorar el trabajo de los operarios y, como resultado, asegurar un mejor servicio logístico.

Los terminales de radiofrecuencia eliminan papel a la hora de distribuir trabajo
Los terminales de radiofrecuencia eliminan papel a la hora de distribuir trabajo

Picking por radiofrecuencia: qué tener en cuenta

Los terminales de radiofrecuencia están muy extendidos en los almacenes por las ventajas que proporcionan. Si bien son muy populares, también presentan algunos inconvenientes.

Pasar del picking con papel a hacer picking por radiofrecuencia en un almacén requiere un proceso de transición. Lo recomendable es introducir la tecnología de radiofrecuencia en el almacén durante una época con poco volumen de trabajo para evitar interferencias e interrupciones en el servicio.

Por último, los terminales de radiofrecuencia son dispositivos que también tienen un coste de mantenimiento, ya que son susceptibles de estropearse y de necesitar alguna reparación.

Preparación de pedidos rápida, sencilla y segura

El picking por radiofrecuencia es un modo de lograr una mayor eficiencia en la preparación de pedidos, sobre todo en aquellos almacenes con múltiples referencias. A través de sus terminales, los operarios siguen las indicaciones del software de gestión para completar los pedidos con mayor velocidad y sin equivocarse.

Para que el picking por radiofrecuencia sea lo suficientemente satisfactorio es indispensable contar con un software de gestión de almacenes. Este programa distribuye el trabajo entre los operarios y envía instrucciones personalizadas a cada uno de ellos. En Mecalux, tenemos mucha experiencia desarrollando este tipo de soluciones para empresas de cualquier sector. Contacta con nosotros para que te informemos sobre cómo optimizar la preparación de pedidos.