Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle nuestros contenidos en función de sus intereses. Si continúa navegando por este sitio web, se entiende que ha sido informado y acepta la instalación y uso de cookies. Para más información, visite nuestra Política de Cookies. Aceptar

La logística integral coordina de manera conjunta todos los elementos que intervienen en la cadena de suministro

La logística integral y la coordinación en la cadena de suministro

01 julio 2020

La logística integral es una estrategia imprescindible para lograr una cadena de suministro flexible. Todo está integrado ─tanto recursos como mercancía, información, operarios y departamentos─ con un objetivo muy claro: entregar los pedidos a los clientes en el menor tiempo posible.

Veamos qué objetivos se plantea la logística integral, qué beneficios aporta a las empresas y qué herramientas digitales ayudan a integrar los flujos de información.

¿Qué es la logística integral?

La logística integral se define como un modelo de organización y de gestión de la cadena de suministro donde los departamentos, procesos, recursos y flujos están coordinados para operar en una misma dirección.

La logística es un proceso interdepartamental, es decir, compromete a prácticamente todos los departamentos de una misma compañía. Cuando trabajan de forma sincronizada, las operativas son mucho más fluidas y, por tanto, los pedidos pueden expedirse con mayor celeridad.

El concepto de logística integral nace para afrontar la evolución del mercado. Los cambios de la demanda y la aparición de competidores han obligado a las empresas a buscar fórmulas que optimicen sus operativas, agilicen ciclos y minimicen costes. La coordinación de los diferentes departamentos que conforman una organización posibilita disponer de una operativa ágil y flexible que ayude a responder con rapidez y precisión a las nuevas tendencias imperantes.

La logística integral es especialmente útil para resolver las dificultades que plantea la omnicanalidad: un gran número de pedidos de diferentes tamaños, formados por pocos artículos y que se deben entregar en 24 horas. Conocer con antelación las épocas del año en las que se van a producir más ventas facilita organizar turnos de trabajo y disponer tan solo del stock indispensable.

La logística integral conecta los procesos de la cadena de suministro, desde el almacén hasta las líneas de producción
La logística integral conecta los procesos de la cadena de suministro, desde el almacén hasta las líneas de producción

Beneficios de una logística integral

Una logística integral, en la que operativas, departamentos y flujos están coordinados, reporta las siguientes ventajas:

  • Mayor rapidez. Eliminar obstáculos y potenciar las operativas que aportan más valor a la hora de fabricar los productos redunda en agilidad. También se puede responder con más prontitud a las necesidades de los clientes, así como ante posibles incidencias y problemas.
  • Competitividad empresarial. Con una logística fuerte e integrada, las empresas son más competitivas y, como resultado, pueden expandirse y explorar nuevos mercados con éxito.
  • Menores costes. Conocer los entresijos de la cadena de suministro es vital para tomar medidas de mejora y optimizar cualquier proceso. Un mayor rendimiento se traduce en una reducción de costes logísticos.
  • Total flexibilidad. Gracias a la logística integral, las compañías pueden gestionar un mayor número de referencias con facilidad y adaptarse al entorno tan cambiante e impredecible en el que se mueven.
  • Gestión del inventario eficiente. Cuando los departamentos comparten toda la información, la gestión de la mercancía es infalible. De esta forma, se dispone únicamente de los artículos que se precisan para prestar el servicio.

¿Cómo implementar una logística integral?

El primer paso para adoptar una logística integral consiste en concienciar a todos los departamentos de la compañía. Los trabajadores deben conocer lo que ocurre desde que se elabora un producto hasta que llega a manos del cliente, para así ser capaces de evaluar los recursos y procesos internos. Acto seguido, es necesario analizar factores externos como la competencia, plantear posibles escenarios de crisis y crear estrategias y alternativas que mejoren la competitividad.

Estas son algunas de las cuestiones más relevantes que se deben valorar:

  • Producto: se analiza cómo se fabrica cada artículo para evaluar si se están aprovechando bien los recursos, si la calidad es la adecuada para satisfacer las expectativas de los clientes o si se puede optimizar algún proceso.
  • Comunicación: es preciso que todos los departamentos se comuniquen entre sí para tomar las decisiones correctas. En este punto se valora cómo es la comunicación y si es suficientemente fluida.
  • Almacén: no cabe duda de la importancia que tiene el almacén para cualquier compañía. Organizar el espacio disponible, la mercancía y las operativas ejerce un impacto positivo en la cadena de suministro (alta disponibilidad de productos, eliminación de retrasos, agilidad, etc.).
  • Transportes y entregas: se debe examinar cómo es la distribución y la entrega de los productos a los clientes y cuánto tiempo requiere. Una red de transporte eficiente garantiza una logística ágil y una mejor imagen ante los clientes.
  • Demanda: la logística no solo consiste en enviar un pedido siempre que un cliente lo solicite, sino también anticiparse y estar preparado para enviárselo con rapidez en el momento oportuno.

Soluciones para llevar a cabo una logística integral

Los avances tecnológicos han contribuido a implementar una logística integral en el seno de las organizaciones y a instaurar una buena comunicación entre departamentos, conectando los eslabones que conforman la cadena de suministro con éxito.

Las compañías emplean el ERP para organizar los distintos procesos de la empresa, ya que cuenta con una base de datos compartida por todos los departamentos. Sin embargo, es recomendable implantar un sistema de gestión de almacenes (SGA) para organizar de una forma más efectiva los flujos dentro del almacén.

El SGA, además, reúne datos sobre los procedimientos y supervisa y optimiza todo lo que ocurre a lo largo de la cadena de suministro. Este software tiene que estar integrado con el ERP para que los departamentos de la compañía puedan acceder y compartir la información.

Mecalux ha desarrollado Easy WMS, un SGA que puede operar en cualquier tipo de almacén. Una de sus particularidades es que incorpora módulos para ampliar las funcionalidades y favorecer que  las compañías integren sus procesos logísticos. Así, por ejemplo, Supply Chain Analytics Software ofrece datos útiles sobre las principales actividades del almacén con el fin de tener un mayor control y aplicar medidas para anticiparse a cualquier incidencia.

Este módulo mide de modo objetivo el rendimiento de las operativas a través de indicadores clave de rendimiento o KPI. Con la ayuda de estos KPI, se pueden controlar los procesos y, como consecuencia, entenderlos y mejorarlos.

El sistema de gestión de almacenes controla con precisión la logística integra
El sistema de gestión de almacenes controla con precisión la logística integral

Logística integral al servicio del cliente

Coordinar y optimizar los procesos, recursos y departamentos de una compañía permite atender las demandas de los clientes con precisión y expedir los pedidos con mayor prontitud.

Organizar a la perfección todo lo que sucede en la cadena de suministro es esencial para resolver posibles incidencias. Por ejemplo, Brivio & Viganò, un operador 3PL que presta servicios de logística integral, necesitaba entregar pedidos con mayor rapidez. Para ello, Mecalux le instaló sistemas de almacenaje orientados a mejorar la disposición de los productos, con lo que consiguió aumentar la productividad de la empresa. Una buena planificación, en la que se tienen en cuenta las operativas actuales de la compañía, es la piedra angular de una estrategia de logística integral.

Una logística integral efectiva debe basarse en los datos y en la información sobre el estado de las operativas en tiempo real, para tomar decisiones y aplicar mejoras. Contacta con Mecalux para que te asesoremos sobre la mejor solución con la que incrementar la rentabilidad  de tu almacén. Tenemos una amplia experiencia ayudando a empresas desde el enfoque de la logística integral.