Al navegar por este sitio web acepta el uso de cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicio. Para más información, visite nuestra Política de Cookies. Aceptar

Palets de plástico

Los palets de plástico, fabricados a partir de plástico inyectado, cada vez se encuentran en mayor número de almacenes, y presentan ciertas ventajas y desventajas respecto a los palets de madera y los palets metálicos.

La primera de sus ventajas es que un palet de plástico pesa la mitad más o menos que uno de las mismas características fabricado en madera. Una segunda ventaja es que son más adecuados para proceder a su limpieza, algo muy valorado, sobre todo, en la industria alimentaria. En este sentido hay que tener en cuenta que los palets de plástico de diseño complejo requieren de una limpieza mecanizada y exhaustiva, ya que poseen muchos rincones de difícil acceso en los que se acumula muy fácilmente la suciedad.

Además, los palets de plástico pueden ser coloreados y, por lo tanto, personalizados para cada usuario para una mejor localización y control. Asimismo, presentan una mayor durabilidad, unas diez veces superior a los de madera, ya que sufren mucho menos los inevitables impactos que se producen en su manipulación.

Por otra parte, los palets de plástico también presentan algunos inconvenientes. Para empezar, son más proclives a deformarse bajo una carga excesiva; también –en el momento de publicar este manual– son más caros que los de madera.

Otra desventaja es que cuando este tipo de palet está húmedo existe el riesgo de que resbalen sobre las horquillas de las carretillas, sobre las estanterías dinámicas y sobre las estanterías móviles, con el consiguiente riesgo de caerse o atravesarse.

Por último, se ha de tener especial cuidado con su resistencia. El tipo de plástico, los espesores utilizados, los nervios empleados, el sistema constructivo del molde y la inyección, influirán en su resistencia y rigidez.

En cuanto a su uso, los palets de plástico suelen respetar los criterios constructivos y las dimensiones de los europalets de madera (del tipo 1, 2 y 3). En esos casos, su aplicación es la misma que las de éstos.

Algunos ejemplos:

 

Estos palets de plástico coinciden con el sistema construcutivo de los europalets de madera. No tienen por qué dar problemas salvo si no son suficientemente resistentes.

Estos palets coinciden con el sistema construcutivo de los europalets de madera. No tienen por qué dar problemas salvo si no son suficientemente resistentes.

Esta es la media paleta en plástico. Se han de tener en cuenta las mismas precauciones que con las de madera. Es preciso tener cuidado con la resistencia de los patines inferiores.

Este es el medio palet en plástico. Se han de tener en cuenta las mismas precauciones que con los de madera. Es preciso tener cuidado con la resistencia de los patines inferiores.

 

Este modelo se parece mucho a un palet de madera del tipo 2, con patines perimetrales; se han de tener en cuenta las mismas restricciones que con aquellos.

 

 

Otros palets de plástico

Hay otros tipos de palets de plástico que requieren de tratamientos específicos para ser usados en los diferentes sistemas de almacenaje y exigirán una atención especial si son adoptados para su uso dentro del almacén. Acto seguido se ilustran algunos ejemplos de este tipo de palets:

Diferentes modelos constructivos de paletas de plástico

 

Diferentes modelos de palets de plástico. Imagen última cedida por Disset. 
 

< Anterior Siguiente >