La prses es la persona responsable de la seguridad de los equipamientos del almacén

PRSES, la persona responsable de la seguridad de los equipos de almacenaje

18 junio 2020

La UNE-EN 15635, que es la norma europea sobre almacenaje en estanterías metálicas, establece que en todo almacén debe haber una PRSES person responsible for storage equipment safety─, es decir, una persona responsable de la seguridad de los equipos de almacenaje

En este artículo indagaremos sobre esta figura, quién debe asumir ese rol y cuáles son sus funciones. Por último, expondremos brevemente los conceptos clave de la normativa UNE-EN 15635.

¿Quién es la PRSES o responsable de seguridad del almacén? 

Según la UNE-EN 15635, cada almacén debe designar a una persona encargada de comprobar periódicamente la seguridad de los sistemas de almacenaje que conforman la instalación.

La PRSES es quien valida que los equipos estén en buen estado y que los métodos de trabajo de los operarios con las estanterías sean seguros. La normativa señala que esta persona es la encargada de que las inspecciones del sistema de almacenaje se realicen en intervalos regulares ─a menudo, semanalmente─, guardando y manteniendo un registro de estas.

Esta figura, que ha de ser reconocida por todos los empleados del almacén, ha de poseer un amplio conocimiento de las estanterías. Y ahondando en sus capacidades, también tiene que: 

  • Estar en contacto con los proveedores de los sistemas de almacenaje.
  • Comprender todas las operativas que se llevan a cabo.
  • Conocer las funciones de cada operario y los flujos de trabajo en cada turno.

Por estos motivos, la PRSES ha de ser un trabajador que cuente con el respaldo de la dirección y con amplios conocimientos sobre la producción y la logística de la compañía. De ahí que esta función sea confiada, habitualmente, al jefe de almacén

Funciones de una PRSES: persona de referencia y auditor

En la normativa de estructuras metálicas UNE-EN 15635, la figura profesional de la PRSES aúna toda la información relativa al estado y a la seguridad de las estanterías. 

Por ejemplo, en el caso de que se produzca un golpe en una estantería, el operario responsable ha de avisar sin ninguna dilación a la PRSES, que valorará el daño provocado antes de descargar la mercancía. 

Asimismo, la norma marca la obligatoriedad de dos tipos de auditorías para certificar la seguridad de las estanterías metálicas en el almacén:

  • Auditorías internas: realizadas por la PRSES periódicamente —semanalmente o cuando se produce algún incidente en el almacén—, consisten en una inspección visual exhaustiva de todas las partes que conforman la estantería (bastidores, arriostrados o largueros, entre otros).
  • Auditorías externas: una empresa externa, a menudo el proveedor de las estanterías, debe efectuar una inspección técnica de estanterías anual para evaluar el estado de los elementos de la instalación. Un código de colores (verde, ámbar o rojo) indicará el estado de cada estructura.

Aunque los sistemas de almacenaje automáticos sufren menos accidentes, la PRSES también será responsable de verificar que estén en las condiciones adecuadas para operar. 

Usualmente el proveedor del sistema de almacenaje se encarga de realizar anualmente una auditoría externa para asegurar la estabilidad y seguridad de la instalación
Usualmente el proveedor del sistema de almacenaje se encarga de realizar anualmente una auditoría externa para asegurar la estabilidad y seguridad de la instalación

Evaluar los daños en las estanterías, según la normativa UNE-EN 15635

La UNE-EN 15635 es una normativa de alcance europeo cuyo objetivo es garantizar el correcto estado de las estanterías metálicas del almacén y, por ende, la seguridad de la mercancía y del personal que opera en el almacén. 

En general, la legislación UNE no es de obligado cumplimiento. Sin embargo, este hecho depende de la normativa vigente en cada país, pudiendo una legislación nacional de igual o inferior rango obligar a que se cumpla parte o la totalidad de los preceptos de la norma UNE. 

No en vano, contar con equipamientos de almacenaje en malas condiciones puede entrañar graves consecuencias para la compañía. Sin ir más lejos, puede ocasionar daños para la mercancía o para los trabajadores; poner en riesgo la producción y, en definitiva, causar un grave perjuicio para la empresa. 

Pero, ¿qué criterios marca la normativa para clasificar el estado de las estanterías? La UNE-EN 15635 clasifica con tres colores el grado de seguridad de la estantería, indicando cuál ha de ser el procedimiento que seguir tras una auditoría:

  • Verde: si el inspector define que el estado es verde, tanto las estanterías como sus diferentes componentes se consideran seguros para seguir almacenando el mismo volumen de mercancía. Por tanto, no hace falta disminuir la carga de la estructura ni el volumen de trabajo. 
  • Ámbar: el inspector detecta un daño que requiere una rápida reparación. Aunque no sea necesario descargar toda la mercancía, el responsable del almacén deberá cerciorarse de que las partes afectadas se aíslen del flujo de trabajo hasta que se proceda a arreglar los componentes dañados. De cualquier forma, con una etiqueta ámbar, el usuario tiene un tiempo determinado ─la normativa fija ese periodo en 4 semanas─ para reparar la estantería, en caso contrario agravaría su estado hasta el color rojo. 
  • Rojo: si la estantería ─o una parte─ recibe un distintivo rojo, la situación es crítica. Se debe proceder a descargar inmediatamente toda la mercancía y a reparar el daño, por el alto riesgo de que produzca un accidente.
La normativa UNE-EN 15635 define con tres colores el estado de las estanterías
La normativa UNE-EN 15635 define con tres colores el estado de las estanterías

La PRSES debe asegurarse de que la empresa tenga planificado un método de descarga inmediata de la mercancía para casos críticos, así como una zona destinada a ubicar el producto mientras se procede a la reparación. Asimismo, la compañía, junto con su departamento de prevención de riesgos laborales, ha de garantizar que todas las personas que se ocupen de la reparación cuenten con la formación requerida.

Además, tras cada inspección externa, el proveedor de sistemas de almacenaje ─o la empresa que se encarga de la auditoría─ deberá presentar un informe escrito a la PRSES con las observaciones y propuestas de reparación necesarias. 

Seguridad para el almacén

El control sobre la seguridad en toda instalación logística tiene claras repercusiones en que los flujos de trabajo y de mercancía sean eficientes, protegiendo tanto la integridad del producto y de la estructura como de los operarios. 

La designación de un/una PRSES es clave para coordinar toda la documentación referente a las estructuras metálicas del almacén. Su cometido será el de organizar y gestionar la actividad de los sistemas de almacenaje manuales, con vistas a garantizar la seguridad de la instalación. 

Mecalux certifica la mejor calidad en el diseño, fabricación e implantación de sus sistemas de almacenaje. Asimismo, nuestra compañía dispone de un servicio de inspección de estanterías en relación a las directrices marcadas por la norma UNE-EN 15635. Contacta con Mecalux e infórmate del grado de seguridad tu almacén.