Las múltiples partes de una estantería otorgan seguridad a la instalación y accesibilidad a la carga

Partes de una estantería: más allá de bastidores y largueros

30 septiembre 2021

Las múltiples partes de una estantería son aquellos componentes que conforman su estructura y aseguran el almacenaje de la carga. En este artículo veremos cuáles son los principales y qué función cumplen. Tomaremos como referencia una estantería de paletización convencional por su extensa variedad de componentes. No obstante, elementos estructurales como los largueros, los bastidores o los travesaños son comunes a toda estantería metálica.

En una estantería industrial, los componentes pueden desglosarse entre elementos de sujeción (puntales, largueros o bastidores) y accesorios. Estos accesorios, a su vez, pueden clasificarse entre los que adaptan la estructura a la carga (estantes especiales, soportes para bidones) o los que refuerzan su seguridad (mallas anticaída, sistemas de bloqueo…) y de la instalación (placas de nivelación, tarjeteros…). En el siguiente gráfico se ilustran de forma global las partes que conforman una estantería. Más abajo, explicamos en detalle cada uno de los componentes.

Las diferentes partes de una estantería industrial aseguran su seguridad, su estabilidad y capacidad de carga
Las diferentes partes de una estantería industrial aseguran su seguridad, su estabilidad y capacidad de carga

Partes básicas de una estantería industrial

Estas son las principales partes de una estantería metálica:

Puntales

Componentes metálicos que forman la estructura vertical del bastidor de la estantería. Existen múltiples modelos de puntales que se adaptan a diferentes tipos de cargas, pesos y tamaños. Cada uno de los puntales cuenta con un pie de bastidor para fijar la estructura al suelo del almacén.

Los puntales son las piezas metálicas que conforman el soporte vertical de un bastidor
Los puntales son las piezas metálicas que conforman el soporte vertical de un bastidor

Diagonales

Perfiles metálicos que unen en diagonal los puntales para constituir la estructura de un bastidor. Las diagonales refuerzan la capacidad de carga de los puntales y, por tanto, aseguran la estabilidad de la estantería metálica.

Las diagonales son perfiles que se unen a los puntales para crear la estructura del bastidor
Las diagonales son perfiles que se unen a los puntales para crear la estructura del bastidor

Bastidores

Estructura metálica de soporte vertical de la estantería compuesta por dos puntales más las diagonales, pies y accesorios correspondientes.

Los bastidores son el componente que asegura la verticalidad de las estanterías metálicas
Los bastidores son el componente que asegura la verticalidad de las estanterías metálicas

Largueros

Perfiles metálicos horizontales que se fijan directamente a los bastidores. Sobre ellos se depositan los palets o se apoyan los estantes en los que se almacena la mercancía. En instalaciones con carga paletizada, puede incorporarse adicionalmente un tope de palet para evitar que se desprenda la mercancía de la estructura.

Los largueros son la parte de la estantería que se encarga de la rigidización horizontal de la estructura
Los largueros son la parte de la estantería que se encarga de la rigidización horizontal de la estructura

Estantes

Los estantes o baldas son componentes de la estantería que se apoyan en los largueros para almacenar la carga. Los paneles pueden ser rejados, de madera o metálicos galvanizados según el tipo de mercancía.

Los estantes es el componente donde se aloja la mercancía
Los estantes son los componentes donde se aloja la mercancía

Travesaños

Perfiles metálicos posicionados perpendicularmente al larguero para reforzar la estabilidad de la mercancía. Esta parte de la estantería facilita el almacenaje de europalets por el lado ancho y evita eventuales caídas de palets en el caso de que se rompa un patín o un taco.

Los travesaños son elementos que se unen al larguero para garantizar la estabilidad de la mercancía cuando se opera con palets por el lado ancho
Los travesaños son elementos que se unen al larguero para garantizar la estabilidad de la mercancía cuando se opera con palets por el lado ancho

Atirantados o arriostrados

Son perfiles metálicos que se colocan en los bastidores para reforzar la capacidad de carga de la estantería. Cada perfil dispone de un tensor que le confiere la rigidez necesaria.

Los atirantados o arriostrados son perfiles metálicos que se colocan en los bastidores para reforzar la estructura
Los atirantados o arriostrados son perfiles metálicos que se colocan en los bastidores para reforzar la estructura

Placa de nivelación

Los puntales que se colocan sobre pavimentos irregulares pueden disponer de placas de nivelación, un componente metálico que asegura que la estantería mantiene su centro de gravedad.

Las placas de nivelación aseguran que la estantería se alinea con el piso del almacén
Con las placas de nivelación la estantería se alinea perfectamente con el piso del almacén

Sistema de bloqueo

La grapa de unión entre el puntal y el larguero cuenta con un seguro antidesbloqueo que impide que el larguero pueda extraerse accidentalmente. Al estar integrado en la propia grapa, es imposible extraer el seguro sin desmontar el larguero, lo que refuerza la seguridad de toda la estructura.

El seguro antidesbloqueo impide que el larguero se suelte del puntal
El seguro antidesbloqueo impide que el larguero se suelte del puntal

Distanciador

También conocido como unión entre bastidores, este componente de acero une dos puntales de diferentes módulos de estanterías.

El distanciador es un perfil metálico que une dos puntales de distintos bastidores para crear un módulo de estanterías
El distanciador es un perfil metálico que une dos puntales de distintos bastidores para crear un módulo de estanterías

Tipos de estantes

Cuando se almacenan palets, no hay estantes como tal, ya que la mercancía se apoya directamente sobre los largueros. Sin embargo, cuando la mercancía es de otra naturaleza, esta se deposita sobre estantes o baldas. En una estantería convencional pueden instalarse distintos tipos de baldas dependiendo de la mercancía que vaya a almacenarse:

Estantes galvanizados

Estantes que encajan directamente sobre los largueros sin necesidad de incorporar ningún elemento de fijación adicional a la instalación. Son ideales para el almacenamiento de mercancía de gran volumen por su elevada capacidad de carga.

Los paneles galvanizados son ideales para almacenar cargas pesadas
Los paneles galvanizados son ideales para almacenar cargas pesadas

Estantes metálicos

Encajados directamente en cada nivel de la estantería, estos paneles sirven habitualmente para hacer picking en diferentes niveles. Este tipo de estante está disponible en varias versiones (ranurado, estriado o perforado) en función de la necesidad de circulación de aire que tenga el producto almacenado.

Los estantes metálicos son las baldas ideales para realizar picking a diferentes niveles
Los estantes metálicos son las baldas ideales para realizar picking a diferentes niveles

Estantes rejados

Paneles formados por una malla electrosoldada que, apoyados sobre los travesaños, refuerzan la rigidización de la estructura. Garantizan que los rociadores automáticos funcionen con eficiencia al permitir la circulación del agua a través del estante.

Los estantes rejados garantizan la circulación del agua dentro de la balda en caso de incendio
Los estantes rejados garantizan la circulación del agua dentro de la balda en caso de incendio

Estantes de madera aglomerada

Los estantes de madera aglomerada son perfectos para almacenar todo tipo de cargas. En función del tamaño y el peso de la mercancía, se pueden añadir travesaños de madera para reforzar la capacidad de carga de la instalación.

Los estantes de madera aglomerada son ideales para almacenar todo tipo de cargas
Los estantes de madera aglomerada son ideales para almacenar todo tipo de cargas

Accesorios de seguridad en una estantería

Entre las partes de una estantería destacan también una serie de accesorios destinados a reforzar la seguridad de la mercancía, de la instalación o, incluso, del operario. Estos son los accesorios de seguridad más habituales:

Sistemas de protecciones

Las estanterías metálicas incorporan protecciones para evitar daños estructurales cuando se producen impactos accidentales. Estos elementos de seguridad son:

  • Protecciones laterales en los extremos de los bastidores, donde son más probables los golpes.
  • Protección de puntal y bastidor para evitar daños en la estructura cuando en la instalación operan carretillas.
  • Protecciones de esquina formadas por una chapa doblada que resguarda los puntales externos cuando no se pueden ubicar protecciones de puntal directamente.
  • Refuerzos de puntal, útiles cuando no solo se requiera la protección del puntal en la base, sino también a una determinada altura.
Las partes estructurales de la estantería pueden incorporar protecciones que aseguren su integridad en caso de golpes
Las partes estructurales de la estantería pueden incorporar protecciones que aseguren su integridad en caso de golpes

Malla anticaída

Elemento de seguridad que se instala en la parte posterior de la estantería para evitar la caída accidental de mercancía.

Las mallas anticaída se ubican en la parte posterior de las estanterías para evitar el desmoronamiento de la mercancía
Las mallas anticaída se ubican en la parte posterior de las estanterías para evitar el desmoronamiento de la mercancía

Adaptadores para cargas irregulares

Las estanterías metálicas disponen de accesorios para adecuar la estructura al almacenamiento de todo tipo de carga irregular. Estos son los más relevantes:

Soporte de contenedor

Pieza metálica similar a un travesaño que se sitúa perpendicularmente sobre los largueros cuando se almacenan contenedores. Para asegurar la fijación de la carga, se emplean dos soportes por contenedor, uno a la izquierda y el otro a la derecha de la unidad de carga.

El soporte de contenedor es un perfil metálico que se coloca para garantizar la seguridad del contenedor almacenado
El soporte de contenedor es un perfil metálico que se coloca para garantizar la seguridad del contenedor almacenado

Soporte de bidón

Componente que permite el almacenamiento de bidones. Puede estar formado por dos rodillos que posibilitan girar los bidones para extraer la mercancía que hay en el interior; o tratarse de una pieza de 50 mm en forma de V que facilita el almacenamiento de la carga.

El soporte de bidón es un componente que se instala en el larguero para facilitar el almacenamiento de bidones u otros productos cilíndricos
El soporte de bidón es un componente que se instala en el larguero para facilitar el almacenamiento de bidones u otros productos cilíndricos

Soporte de bobina

Accesorio que permite almacenar bobinas u otros elementos cilíndricos. Este componente puede presentar dos configuraciones diferentes, según las características de la mercancía, las dimensiones de la carga o la función de la estantería dentro del almacén.

El soporte de bobina es un accesorio que adapta las estanterías metálicas para el almacenamiento de bobinas
El soporte de bobina es un accesorio que adapta las estanterías metálicas para el almacenamiento de bobinas

Elementos de señalización

Dentro de las partes de una estantería metálica también se han de enumerar aquellos elementos que no configuran la estructura pero incrementan la seguridad del almacén y facilitan la identificación de la mercancía por parte del usuario. Estos son los accesorios más usuales:

Placa de características

Accesorio rectangular de PVC que reúne todas las características técnicas de la estantería. Se emplaza en los extremos para hacerla más visible tanto para operarios, técnicos o pickers.

La placa de características es un componente de seguridad que reúne los detalles específicos de cada estantería
La placa de características es un componente de seguridad que reúne los detalles específicos de cada estantería

Banderolas de señalización

Chapas rectangulares situadas en los extremos de las estanterías (al principio y final de cada pasillo) donde se detalla un código de identificación interno de la compañía. Esta señal permite el fácil reconocimiento por parte del operario de qué módulo de estanterías metálicas se encuentra en ese pasillo o qué tipo de carga está almacenada.

La banderola de señalización es un accesorio que se une a los puntales para facilitar la identificación de la estantería por parte del operario
La banderola de señalización es un accesorio que se atornilla a los puntales para facilitar la identificación de la estantería por parte del operario

Tarjetero

Accesorio que se incorpora en el puntal o en el larguero para facilitar la identificación de la mercancía. Puede ir directamente adherido al puntal o bien con un soporte para incorporar tarjetas de identificación.

El tarjetero es un accesorio adherido al puntal para identificar las estanterías con un código interno
El tarjetero es un accesorio adherido al puntal para identificar las estanterías con un código interno

Calidad y seguridad para cada parte de la estantería industrial

El conjunto de partes que conforman una estantería aseguran su estabilidad, rigidez y capacidad de carga. Estos sistemas de almacenaje también cuentan con un amplio abanico de elementos que permiten que las estanterías industriales se adapten a todo tipo de mercancía y unidad de carga.

Sin ir más lejos, partes de una estantería como los arriostrados o los travesaños posibilitan incrementar la capacidad de carga de la instalación, mientras que la extensa gama de estantes o de largueros favorece que estos sistemas de almacenaje se adecuen a todas las necesidades que pueda tener el cliente. Si estás interesado en conocer más información sobre los sistemas de almacenaje convencionales de Mecalux, no dudes en contactar con nosotros. Un consultor experto te asesorará en la mejor estantería industrial para tu instalación.