Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle nuestros contenidos en función de sus intereses. Si continúa navegando por este sitio web, se entiende que ha sido informado y acepta la instalación y uso de cookies. Para más información, visite nuestra Política de Cookies. Aceptar

Zonas de un almacén

¿Cuándo deberías revisar el diseño de tu almacén?

13 agosto 2018

¿Estás satisfecho con el diseño de tu almacén, pero aun así dudas de la necesidad de cambiarlo? Esta pregunta es cada vez más habitual en las empresas ante la necesidad de mejorar sus procesos industriales para reducir al máximo los costes.

Al ser una inversión a largo plazo, en Mecalux ponemos a nuestros expertos a tu disposición para orientarte en este tema y asegurarse de que tengas todos los recursos para tomar la mejor decisión para tu negocio.

¿Cuándo modificar la disposición de tu almacén?

Para responder a esta pregunta y llevar a cabo este proceso, te recomendamos que primero realices un análisis preciso de tus necesidades físicas en materia de almacenamiento. Una vez realizado este análisis, deberás comparar los resultados obtenidos con los objetivos que te habías fijado previamente.

Si tras un análisis exhaustivo, te reconoces en las siguientes situaciones, definitivamente necesitas revisar tu disposición:

  • La seguridad de tu establecimiento no está a la altura.
  • Tu empresa prevé un aumento de actividad y, por lo tanto, un aumento de sus necesidades en materia de almacenamiento.
  • Tienes previsto abrir otro espacio de almacenamiento fuera de tu almacén actual.
  • A menudo te enfrentas a roturas de stock: la ampliación de tu superficie de almacenamiento te permitirá evitar o, al menos, anticiparte a este tipo de situaciones.
  • Tienes previsto almacenar una nueva gama de mercancías o cambiar el tipo de mercancías almacenadas.
  • Tus pasillos están saturados de palets que no deberían estar ahí.
  • Tus estanterías alcanzan el 90 % o incluso el 95 % de su capacidad de almacenaje.
Zona de almacenaje de un almacén
Zona de almacenaje de un almacén

¿Por qué debes revisar el diseño de tu almacén?

Si bien la actualización del diseño de tu almacén quizá resulte, a priori, una inversión cara y compleja, puede ser la clave del éxito para tu negocio a largo plazo. No en vano, actualizar tu equipo de almacenaje presenta las siguientes ventajas:

  • Aumento del espacio de almacenamiento disponible.
  • Optimización de los flujos logísticos.
  • Incremento del rendimiento de la empresa.
  • Reducción de costes causados por las mercancías almacenadas ineficientemente.
  • Optimización de los métodos operativos en el almacén.
  • Revisión de tu ROI al alza. De hecho, los pasillos obstruidos causan pérdidas de tiempo y de eficacia.

¿Qué partes debes tener en cuenta a la hora de rediseñar tu espacio de almacenamiento?

La respuesta es simple: todas.

Antiguamente, solo las partes operativas, estratégicas y tácticas tenían un impacto en el acondicionamiento de un almacén. Pero en la actualidad, cualquier decisión puede suponer un freno en el correcto funcionamiento de tu empresa. Por lo tanto, es imprescindible obtener información de todos los agentes que desempeñan una función dentro de tu cadena de suministro.

Además, para que este proyecto sea un auténtico éxito, es importante recurrir a ingenieros, expertos que podrán responder a tus preguntas y aconsejarte en función del contexto en el que te encuentres. Cada empresa tiene sus propias necesidades, que solo los profesionales del sector podrán evaluar en profundidad.

Con ellos responderás a una serie de preguntas, como el número de palets que necesitas almacenar, el número de referencias almacenadas (o unidades de gestión de stock, SKU en inglés), el número de huecos asignados por tu sistema de almacenaje, así como información detallada sobre la rotación de tus stocks.

Como habrás podido comprobar, tus objetivos, resultados y previsiones son factores que deberán evaluarse antes incluso de iniciar el reacondicionamiento de tu plataforma logística.

Sin un análisis exacto de cada uno de estos elementos, no podrás saber si tus necesidades están realmente justificadas o si simplemente son errores que deben corregirse en tu cadena de suministro.