Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle nuestros contenidos en función de sus intereses. Si continúa navegando por este sitio web, se entiende que ha sido informado y acepta la instalación y uso de cookies. Para más información, visite nuestra Política de Cookies. Aceptar

Operarios del almacén siguiendo un método de preparación de pedidos

Principales métodos de preparación de pedidos en el almacén

23 enero 2019

El proceso de recogida de mercancía (picking) y su acondicionamiento para la expedición constituyen una de las operaciones que más tiempo y esfuerzos requiere en el almacén.

Existen distintos métodos de preparación de pedidos: ¿cómo saber cuál es más idóneo para nuestro almacén? Repasemos la clasificación de tipos de picking y qué consideraciones debemos tener en cuenta antes de decantarnos por uno u otro.

¿Cuáles son los objetivos que queremos lograr con el picking?

El objetivo final que se busca conseguir en el picking es rebajar el tiempo dedicado a la preparación de pedidos. ¿Por qué? Para así poder ofrecer un mejor servicio (acortando los plazos de entrega) y a la vez reducir su peso en los costes de explotación del almacén donde el tiempo es dinero.

La elección de un tipo u otro de picking será la adecuada si busca:

  • Reducir los recorridos de los operarios gracias a un correcto layout y a una buena estrategia de zonificación de inventario (slotting).
  • Disminuir el número de operaciones y el tiempo que le lleva al trabajador realizarlas.
  • Alcanzar una precisión de cero errores.
  • Mantener una rotación de stock precisa: por ejemplo, teniendo en cuenta criterios FIFO/LIFO y mantener un control constante sobre el mismo con el uso de un SGA.

Métodos de preparación de pedidos

1. Preparación de pedidos según la dirección de las mercancías

Los dos grandes paradigmas del picking son aquellos que siguen el esquema hombre-producto (man-to-goods) y producto-hombre (goods-to-man):

  • Producto-hombre: es la base sobre la que se asienta la instalación de sistemas de almacenaje y picking automatizados. Máquinas como los transelevadores son las que efectúan la recogida del producto y lo transportan hacia el operario. Se utilizan en aquellos almacenes que exigen un alto número de órdenes procesadas al día. Exige un coste de inversión inicial más elevado.
  • Hombre-producto: se trata de la operativa más usada cuando hacemos referencia a un tipo de picking manual asistido por equipos de manutención como recogepedidos o carretillas elevadoras. Su ventaja fundamental es que cuenta con un coste de inversión inicial bajo.
El método de preparación de pedidos producto-hombre usa sistemas automáticos
El método de preparación de pedidos producto-hombre usa sistemas automáticos

2. Picking según la ubicación en los niveles de las estanterías

Dependiendo de dónde se encuentre la mercancía en las estanterías, encontramos los siguientes métodos de preparación de pedidos:

  • Preparación de pedidos a nivel del suelo: si la mercancía se encuentra en un único nivel a ras del suelo.
  • Preparación de pedidos en niveles bajos: cubren la estatura de un operario.
  • Preparación de pedidos en niveles medios: no superan los 3,5 o 4 metros en altura.
  • Preparación de pedidos en niveles altos: se adaptan a la altura completa de las estanterías.

Hablamos extensamente de cada uno de ellos en nuestro Manual Técnico del Almacenaje.

3. Métodos de preparación de pedidos según la forma de recoger los productos

La preparación de pedidos puede realizarse en distintas fases:

  • Pedido a pedido: se trata del procedimiento de picking básico. El operario extrae un producto y prepara directamente el pedido a continuación. Este método suele utilizarse para pedidos que incluyen grandes volúmenes de una misma mercancía.
  • Picking por olas o en grupo: en este caso, el proceso de picking se divide en dos fases. Primero se recogen todos los productos y se dejan en estanterías de picking y, en una segunda etapa, ya se embalan y se acondicionan los pedidos de forma individual. De esta forma, se consigue simultanear la preparación de varios pedidos. Es el método más seguido cuando se manejan muchas referencias y cada una de ellas lleva poca mercancía y es uno de los métodos que normalmente se recomienda como estrategia general de mejora de picking.
  • Picking por zonas: es un método de preparación de pedidos que organiza las órdenes de picking en función de su ubicación en el almacén. Como en el caso anterior, se procesan varios pedidos a la vez.

Criterios que considerar para elegir método de preparación de pedidos

La elección del método de preparación de pedidos está directamente relacionada con los siguientes factores:

  • Coste de inversión inicial: por supuesto, crecerá según nos acerquemos a soluciones más automatizadas. Sin embargo, el coste de inversión inicial no debe ser un obstáculo, pues el ROI del proyecto debe ser el parámetro clave que considerar.
  • Coste de manipulación: dependerá del tipo de mercancía que manejamos, ya que de ello depende el coste de manejo por artículo.
  • Capacidad de manipulación: hace referencia al número de órdenes que se pueden procesar al día por unidad de tiempo.
  • La superficie de almacenamiento en uso: está en relación directa con criterios como la anchura de los pasillos, la altura de las estanterías, las plantas con que cuenta el almacén…, entre otros factores.

Elegir el método de preparación de pedidos adecuado es una decisión crucial que tiene un impacto directo en los costes de explotación de la instalación. Si quieres que pongamos nuestra experiencia en logística de almacenamiento a tu disposición, no dudes en contactar con nosotros: estaremos encantados de poder ayudarte.