Al navegar por este sitio web acepta el uso de cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicio. Para más información, visite nuestra Política de Cookies. Aceptar

Plataformas electrónicas, la base del comercio virtual

01/05/2002

La utilización de Internet como una plataforma comercial y de comunicación ha supuesto una de las mayores sacudidas para las empresas de todo tipo, sector y tamaño. Tras la vorágine del "todo vale" vivida a lo largo del período 1999/2000 la recesión económica ha puesto las cosas en su sitio demostrando, pese a todo, la utilidad de la Red como un canal de negocio sobre el que comerciar o sobre el cual mejorar la eficacia interna y externa de una organización.

Después de dos años de oír hablar incesantemente sobre las bondades de Internet y tras asistir a la caída libre de empresas exitosas creadas al calor de la Red y precipitadas al vacío de forma tan vertiginosa como imparable fue su ascenso, parece que el mercado ha vuelto a recuperar la cordura.

Lo que ha quedado ha sido un puñado de cadáveres digitales, algunos proyectos de “.com” que continúan su andadura con mayor o menor gloria y, sobre todo, una certeza: donde mejor ha funcionado la lógica de Internet ha sido en aquellas empresas tradicionales que trasladaron su negocio a la Red como camino irrenunciable para seguir siendo competitivas.

En este proceso de transformación de las compañías al mundo digital, la selección de la infraestructura tecnológica del negocio electrónico es una de las decisiones más importantes y, en muchas ocasiones, es donde se ha dirimido el éxito o el fracaso de un proyecto.

Saber en manos de quién ponerse a la hora de crear una plataforma de negocio electrónica es el primer paso a estudiar, especialmente en el caso de las grandes empresas, que cuentan con una infraestructura tecnológica heredada con necesidad de integrarse sin traumas en la nueva filosofía web. Ante los cambios, siempre hay organizaciones más receptivas a incorporarlos, mientras que otras prefieren esperar y aprender de las experiencias ajenas para invertir sobre seguro.

Puede decirse que pasando revista a los proyectos de negocio electrónico de las grandes corporaciones de todo el mundo, Bea Systems e IBM son los principales suministradores de tecnología capaces bien de crear empresas digitales a partir de estructuras tradicionales, bien de desarrollar desde cero compañías basadas en la Red al 100%.

Sun Microsystems, Oracle o Hewlett-Packard también participan de este negocio, pero la distancia con los dos primeras es mucho más que notable. IBM es desde hace 85 años un actor de peso en el mercado tecnológico. Su capacidad investigadora y de desarrollo la convierten en una firma capaz de competir en cualquier frente. Y eso es lo que ocurre: abarca tantas áreas que es imposible encontrar una en la que no compita.

Bea Systems, sin embargo, existe tan sólo desde hace seis años y en poco tiempo ha sabido capitalizar el desarrollo de un servidor de aplicaciones para la Red. Se trata de la familia WebLogic, un producto basado en Internet, las comunicaciones y las interrelaciones en y entre empresas. La instalación más famosa del WebLogic es Amazon.com y a ella le debe mucho de su proyección, dado el carácter de icono de la cultura web de la librería on-line desde su misma génesis.

El mecanismo es sencillo pero exige un software muy potente. En este caso, en Amazon se producen miles de entradas simultáneas a la web y es necesario poder soportarlas. Detrás existe un sistema transaccional que gestiona todas esas entradas y conecta con los bancos, con los operadores logísticos o con la organización que corresponda para concretar una venta.

El director general de Bea Systems en la península Ibérica, Luis Ibarz, prefiere, sin embargo, el ejemplo de British Airways para explicar en qué consiste WebLogic. "“El sistema de venta de billetes on-line de la línea aérea genera un tráfico de información y una afluencia masiva de usuarios de tal calibre que para nosotros supone una de las mejores demostraciones de la potencia del producto”".

Luis Ibarz también asegura que lo que exige ahora mismo el mercado es integración y personalización, nunca una solución estándar. Por esa razón la compañía ha empezado a desarrollar componentes para el usuario final, que se van incorporando a la instalación según sus necesidades. Los tiempos de implementación de WebLogic son mínimos.

Deutsche Bank, por ejemplo, afirma públicamente que eligió esta tecnología porque, a pesar de ser más cara, la puesta en marcha es breve y el precio que se acuerda es prácticamente el definitivo, no existen costes ocultos, tal y como sucede con soluciones aparentemente más económicas"”, asegura Ibarz.

Los plazos dependen de cada caso concreto pero la media está entre las dos semanas para las empresas con estructuras poco complejas y los dos meses como máximo que se invierten en crear una plataforma de negocio electrónico para grandes organizaciones con procesos de negocio más sofisticados.

Alrededor del 80% de la facturación de Bea se origina a través de socios integradores. La compañía sólo factura directamente las licencias tecnológicas y el mantenimiento, el resto del negocio lo buscan estos socios, que son empresas como Accenture, PriceWaterhouseCoopers, DMR o Cap Gemini.

Según palabras de Ibarz, “"de este modo, no sólo engrosamos nuestra cuenta de resultados, sino también llegamos a más empresas y vemos como nuestra tecnología forma parte esencial de proyectos muy distintos”".

El máximo responsable de la compañía en España y Portugal resalta que, además, existe una serie de consultoras de menor envergadura como Germinus o SIA (Sistemas Informáticos Abiertos) que están muy lejos de compararse en tamaño con los grandes integradores, pero que poseen un nivel tecnológico excelente y están desarrollando aplicativos de una calidad y una riqueza muy notable.

Las soluciones tecnológicas de Bea se dirigen fundamentalmente a grandes organizaciones, aunque también hay empresas de tamaño medio con ambición tecnológica que consideran rentable la inversión porque a través de ellas van a ofrecer calidad en su servicio. “"Piensan que es una inversión de crecimiento que les va a ayudar a desarrollarse en el mercado”",afirma Ibarz.

El portal de compra de artículos de ocio Vía Carla es un ejemplo. La sede está en Barcelona y acaba de abrir oficinas en Inglaterra como primer paso de su expansión europea apoyándose en la plataforma WebLogic. Otro ejemplo de este tipo es el portal de logística español Logismarket, centrado en manutención, distribución y almacenaje de productos, que ya ha extendido sus redes a Francia, Italia y Portugal.

En poco más de un año, Bea se ha convertido en una de las compañías que lideran el mercado de plataformas de negocio electrónico. De 2000 a 2001, ha pasado de contar con una cartera de 3.000 clientes a sumar 8.000 compañías usuarias de sus productos.

Las consultoras Gartner Group, Giga Information Group e IDC señalan que Bea WebLogic Server, núcleo central de la plataforma de comercio electrónico de Bea, ocupa la posición más relevante en el mercado de servidores de aplicaciones para Internet.
 

La oferta de IBM

La división de software de IBM posee una rama de negocio conocida como WebSphere que aglutina las soluciones englobadas en el concepto middleware. Se conoce como middleware a esa capa de software que se sitúa entre el sistema operativo y la aplicación funcional que en la práctica cubre la actividad de las empresas. El objetivo de WebSphere es ofrecer esa capa tecnológica, de forma que tanto clientes finales como empresas integradoras puedan desarrollar soluciones de negocio electrónico.

Cuando una compañía se plantea trasladar su actividad al mundo electrónico la pieza fundamental que necesita es esa capa de software que permita ejecutar las nuevas aplicaciones web de la forma más rápida, que aproveche al máximo el hardware existente y que ofrezca garantías de que nada va a fallar en la integración con la informática existente.

La historia ha demostrado que las únicas empresas que tienen hoy sitio en el mercado son aquellas que han sido capaces de mezclar el enfoque e-business con el negocio tradicional. Pensando en estas compañías, IBM desarrolló su oferta y eso le ha permitido ganar posiciones frente a otros competidores que han partido de otros supuestos estratégicos. “"El planteamiento de IBM no implicaba una velocidad inicial rápida pero esa visión más paciente nos ha servido para optar a un mercado más ambicioso"”, asegura Juan Carlos López, director de ventas de WebSphere de IBM.

Junto con la reducción en los tiempos de implantación, otro aspecto que se ha tenido en cuenta en la creación de WebSphere es el relativo a los diferentes perfiles humanos que participan en el desarrollo de la plataforma de comercio electrónico.

Tradicionalmente, el departamento de informática era el encargado de poner en marcha las aplicaciones que se iban a utilizar. En el mundo e-business existen otros perfiles, como los creativos y los diseñadores de páginas web, que también participan activamente en el proceso y a los que hay que tener en cuenta.

WebSphere es un producto rico que se amolda a las necesidades de ampliación o depuración de cada caso particular. La horquilla de precios es muy variada porque no hay una empresa igual a otra. Lo que está claro es que cuando la tecnología aporta funcionalidad interna y externa al trabajo las empresas buscan complementarla"”, constata López. La solución de IBM puede enriquecerse con múltiples funcionalidades como, por ejemplo, el trabajo en grupo.

El objetivo de la compañía es que la tecnología que crea resulte útil y para ello es un requisito que terceros la integren y la acoplen con las necesidades concretas del mercado. Al igual que ocurre en Bea Systems, el interés de IBM es que cualquier integrador de soluciones tecnológicas aprecie sus desarrollos y los explote.
 

Los argumentos de Bea Systems

First USA

Con más de 60 millones de clientes en todo el mundo, First USA es el principal banco proveedor de tarjetas de crédito VISA y MasterCard. A través del servidor Bea WebLogic, esta entidad ofrece a sus clientes prestaciones de valor añadido para mejorar el servicio. La aplicación facilita, de forma personalizada, respuestas inmediatas a las peticiones de los propietarios de las tarjetas. Esta atención individual es independiente de que las consultas se realicen a través de la web, correo electrónico, teléfono o fax.

El papel de WebLogic es gestionar y monitorizar las miles de peticiones y actualizaciones que después quedarán almacenadas en las cuentas de las bases de datos de clientes que posee el banco. De este modo, First USA ha conseguido acortar el tiempo de desarrollo de nuevos productos y servicios, un factor clave en la industria financiera, además de contar con la posibilidad de ampliar su infraestructura a medida que crece el negocio electrónico.


Adecco

La agencia de servicios de trabajo temporal Adecco también utiliza WebLogic, que fue la plataforma elegida para trasladar el negocio tradicional de la compañía a la lógica del mundo on-line. El sistema relaciona rápidamente la base de datos propia con las necesidades de personal de las empresas clientes. De este modo, se pueden crear catálogos personalizados que agilizan la contratación de personal.

En líneas generales, la tecnología de Bea permite crear perfiles con los candidatos disponibles, así como actualizar de forma automática sus datos, una capacidad que simplifica y personaliza aún más las peticiones. El sistema también almacena la información de cada una de las transacciones efectuadas por el cliente y la utiliza para satisfacer de forma individual sus necesidades de personal.
 

Los argumentos de IBM

Grupo Recoletos

El Grupo Recoletos, editor de periódicos y revistas sobre finanzas, deportes e información general, quería construir un portal que facilitara grandes volúmenes de contenidos y potenciara los servicios que ofrecía a través de Internet: información, juegos, la "liga fantástica" y tiendas donde los clientes pudieran comprar camisetas, pósters, fotografías y otros objetos.

Además, la empresa quería introducir mejoras en su sitio web y facilitar a sus clientes la personalización de su propia página web. Buscaban rapidez en el desarrollo y la puesta en producción, al tiempo que exigían que la solución tecnológica elegida pudiera asumir el interés creciente generado por iniciativas como la "liga fantástica". WebSphere fue la solución elegida.

Bankinter

Uno de los primeros bancos españoles en lanzar servicios de banca telefónica y por Internet fue Bankinter. También fue pionero en adaptar los nuevos conceptos de banca reduciendo el número de sucursales y promoviendo canales alternativos.

La entidad financiera quería aumentar la calidad de los servicios que ya ofrecía a sus clientes y para ello buscaban una respuesta rápida y una arquitectura robusta. La solución desarrollada se basó en WebSphere Application Server Advance Edition aprovechando el hardware existente, mientras que para el desarrollo de las aplicaciones utilizaron la herramienta VisualAge Java (WebSphere Studio Application Development).

WebSphere y las intranet de tercera generación

Además de vender directamente sus productos, IBM los pone en manos de terceros que desarrollan soluciones basadas en ellos consiguiendo crear sistemas de gran implantación. Tal es el caso de la compañía DataNet, que a partir de WebSphere ha creado NetOne Advanced, una aplicación englobada bajo el nombre genérico de intranet de tercera generación.

Una intranet es una herramienta que, aprovechando la tecnología web, sirve como canal de comunicación interna de una empresa. Sobre ella se puede articular toda la organización, tanto desde el punto de vista de la información como desde la perspectiva de la gestión empresarial. Es, en definitiva, una solución encaminada a la potenciación y difusión interna de la información corporativa, los servicios y el acceso a aplicaciones internas.

La misión principal de NetOne Advanced es incrementar la productividad y rebajar costes mediante la disponibilidad continua de la información; la mayor velocidad de las transacciones; la reducción de los errores humanos; y el ahorro de papel y de tiempo del personal. Asimismo, permite gestionar el almacén; publicar y difundir información instantáneamente; mejorar su gestión; y, por último, facilita el reciclaje del personal mediante el aprendizaje a distancia.

Algunos ejemplos prácticos de implantación de NetOne Advanced son el diseñado para el Grupo Europroducciones, especialista en la producción de programas audiovisuales de entretenimiento y en la creación de canales temáticos de televisión por cable y satélite, o el desarrollo para el operador de telecomunicaciones de banda ancha Neo.

Fuente: Ana García Huerta