Al navegar por este sitio web acepta el uso de cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicio. Para más información, visite nuestra Política de Cookies. Aceptar

Optimismo español respecto a la recuperación económica

01/02/2004

UPS ha presentado la 13ª edición de la encuesta UPS Europe Business Monitor que realiza anualmente a líderes empresariales europeos sobre la situación económica y otros aspectos del empresariado en este continente. En esta edición –y por segundo año consecutivo– los empresarios españoles son los más optimistas de Europa en cuanto a la recuperación económica.

En esta encuesta, un 53% de los empresarios españoles consultados considera que la posición económica de sus compañías ha mejorado en los últimos 12 meses, frente al 40% de media en Europa. En cambio, un 13% declaró que había ido a peor. Junto con España, los empresarios británicos son los que muestran una mejor evolución en el último año. Estos alcanzan un 51% de respuestas a favor de una evolución positiva de sus compañías.

En el lado contrario, los franceses y holandeses se expresaron de modo pesimista sobre esta cuestión, ya que un 36% y un 33% declararon que su economía había empeorado en este último año, frente a un 26% que confesaron en ambos países que sus empresas habían prosperado. La evolución más acentuada corresponde a Bélgica, donde en la encuesta del año 2001 la diferencia neta entre las respuestas daba un balance de -20%.

La economía solamente puede ir a mejor

Los líderes europeos preguntados reflejaron un notable optimismo respecto al próximo año. La sensación general es de sentir que las cosas solamente pueden mejorar y que los tiempos peores ya han pasado. Así, el 59% de los encuestados a nivel europeo asegura que la posición económica de sus empresas en un año se reforzará, frente al 7% que cree que se debilitará.

De los países optimistas, el Reino Unido es el que refleja una mayor confianza en la mejora (68%), seguido por un 65% de españoles y un 62% de alemanes, que coinciden en el fortalecimiento de la situación. Por su parte, un 4% de británicos, un 5% de alemanes y un 6% de españoles creen que la situación sufrirá un empeoramiento.

La diferencia neta en este caso sitúa también al Reino Unido como el país más optimista, con un +64%, seguido por España (+59%) y Alemania (+57%). Los menos optimistas entre los países consultados se sitúan en Francia, donde los directivos que prevén que la situación será la misma que hace un año (45%) y los que opinan que empeorará (9%) superan a los que apuntan un crecimiento (solamente un 42%), situándose muy lejos de los datos de los demás países.

Creación de empleo

Por tercer año consecutivo, la encuesta UPS EBM refleja un sombrío panorama respecto a la creación de empleo. La mitad de los líderes empresariales europeos considera que en los próximos 12 meses, el número de empleados en sus empresas permanecerá estable.

Por el contrario, un 28% dice que reducirá plantilla, Esfrente al 20% que piensa que aumentará el personal en el próximo año. En este sentido, los países más pesimistas son Bélgica, Alemania y Holanda, con unas diferencias netas de -23%, -23% y -19%, respectivamente.

Por su parte, el 41% de los empresarios belgas afirma que reducirá empleados, así como un 39% de alemanes y un 33% de holandeses. Sin embargo, España (como ya ocurrió el pasado año) es el único país que prevé que en sus empresas se incrementará el empleo.

El 26% de los líderes empresariales españoles vaticina que aumentará sus plantillas, mientras un 17% cree que las reducirá y un 55% que permanecerán sin cambios. Estas cifras sitúan la diferencia neta en un +9%, siendo el único país de Europa con diferencia positiva (la media europea se sitúa en un -8%).

España muestra los signos de fortaleza económica más estables de Europa

En la encuesta de UPS, una de las preguntas con mayor nivel de consenso es la referida al país que, en los próximos tres años, mostrará un crecimiento económico más fuerte y estable. El 53% de los líderes empresariales europeos indica que nuestro país será el que patentice un mayor desarrollo económico durante los próximos tres años.

España es, precisamente, el país que más votos da a esta opción: el 74% de los sondeados españoles está convencido de que será España la que muestre una progresión mayor. Francia e Italia son también optimistas en cuanto a la prosperidad española, con un 62% y un 61%, respectivamente.

En todos los países estudiados, España se sitúa en primera posición salvo en el Reino Unido, donde sus empresarios sitúan a España en segundo lugar al votar a su propio país como primera opción y en Holanda (donde sitúan a Alemania, Francia, Reino Unido y su propio país antes que a España).

Euro y sectores industriales

Respecto a la situación que ocupará la moneda común europea en el plano internacional, y sobre todo, respecto al dólar, la opinión de los líderes empresariales europeos apenas ha cambiado desde el año 2000, por lo que se refiere a una hipotética hegemonía del euro como la divisa más fuerte del mundo.

Un 47% rechaza que ocurra ese supuesto (en el año 2000 la cifra era de un 50%), un 16% opina que ocurrirá, pero no antes de 20 años, mientras un 2% responde que sucederá en los próximos dos años, un 8% sostiene que en 3-5 años esa hipótesis podrá ser realidad y un 12% apunta a que se alcanzará en 6-10 años.

Motores de la economía

Sobre si los sectores de la industria se comportan como un "motor de la economía del país", la disparidad de respuestas es significativa, aunque tal vez las empresas de tecnología, telecomunicaciones y finanzas son las que reciben un mayor número de votos a nivel europeo. En Es Alepaña, en cambio, es el sector de la construcción y el relacionado con el turismo y el ocio los que son considerados "motores de nuestra economía" en los próximos cinco años.

La importancia de Sudamérica

En el aspecto de las relaciones internacionales, ante la pregunta de qué área se juzga fundamental para los negocios, sin duda la zona occidental de Europa es la que acapara el mayor consenso, con un 37% del total, seguida de la Europa del Este y China (20% en ambas respuestas). A más distancia, se encuentran otras áreas geográficas como Norteamérica, Asia-Pacífico, Centroamérica, Sudamérica o África. En el caso de los españoles, tras Europa Occidental, SudaméricaSudamérica ocupa el segundo lugar por encima de otras regiones (alcanzando un 20% de votos).

Efectos y repercusiones del conflicto iraquí

Una nueva pregunta surge este año para los altos directivos europeos, relativa al conflicto armado en Irak, o más concretamente a los efectos que para los negocios ha tenido la pasada confrontación en ese país. A pesar del conflicto y de la situación generada, el 54% de los líderes empresariales europeos encuestados piensa que sus negocios no se han visto afectados. Como efecto más notorio, se menciona la reducción del número de viajes de negocios durante el tiempo que duró el conflicto, como lo ha constatado un 24% de empresarios.