Al navegar por este sitio web acepta el uso de cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicio. Para más información, visite nuestra Política de Cookies. Aceptar

Las dos caras de Estados Unidos

27/03/2014

Con una economía fuerte, un desarrollo constante, espacio para más empresas que sepan competir y un mercado amplio y con un alto poder adquisitivo, Estados Unidos es uno de los países más atractivos para invertir y para comercializar productos industriales. Aunque también puede ser uno de los que coloque mayores trabas arancelarias.

Según el Gobierno español, Estados Unidos es actualmente uno de los mercados prioritarios para la internacionalización de las empresas españolas, por tratarse de un país con un alto potencial tanto para la exportación como para la inversión.

En concreto, el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio destaca algunas características del mercado norteamericano, como por ejemplo que se trate de la primera economía mundial y que genere el 21% de la producción global, que absorba el 16% del total de las importaciones mundiales y que esté formado por 300 millones de consumidores, con una renta per cápita de unos 37.500 dólares anuales, pero, sobre todo, que sea el principal emisor y receptor de inversión a nivel internacional.

No son las únicas características de peso. La economía estadounidense sigue inmersa en una fase expansiva, gracias a una importante demanda interna, elevados incrementos de productividad y del consumo y una posición frente al euro que facilita la inversión de los europeos en el país.

 

Más que turismo

La coyuntura norteamericana es adecuada, pero ¿y las oportunidades comerciales? Están perfectamente detectadas por el Ministerio de Industria, que además de las ya conocidas del turismo y la agroalimentación cita a los bienes de alto contenido tecnológico, los culturales y los audiovisuales

En cuanto a la inversión,se pueden encontrar propuestas en infraestructuras, biotecnología, sectores químico y farmacéutico, energías renovables,medioambiente y finanzas. La oficina económica y comercial de España en Washington –en su último informe (septiembre de 2005)– concreta algunas oportunidades en productos que tienen un potencial interés para la importación en Estados Unidos.

En concreto, en lo que se refiere a bienes industriales o relacionados con la fabricación se citan los azulejos, la informática, la máquina-herramienta, la maquinaria de envase y embalaje y la destinada a la industria de la automoción. Además hay que sumar otras actividades que el ICEX está promocionando en el país.Por ejemplo,el desarrollo y producción en el sector ferroviario, el tratamiento de aguas y desalinización, industria aeroespacial y energías renovables.

Por otro lado, si hay un sector que está siendo particularmente dinámico entre las empresas norteamericanas ése es el de maquinaria y tecnología industrial, con clientes como Coca Cola, Pepsico, Pfizer,Unilever,L’Oréal,GE,Lockheed Martin, United Airlines, que utilizan maquinaria y tecnologías de empresas como AMPO, ONA-Electroerosión, Danobat, Grupo Mtorres,Tubacex,Comansa,etc.

 

Un esfuerzo necesario

Se trata sin duda de un mercado atrayente para la empresa española industrial. Sin embargo, la inversión en Norteamérica no está exenta de esfuerzo. La innovación y la agilidad en los negocios son condiciones indispensables para competir. A estos requerimientos –que se traducen en recursos y en inteligencia empresarial–, hay que sumar otros factores.

Por ejemplo, el marketing es indispensable y se destinan fuertes inversiones en publicidad, packaging y promociones.También es necesario estar en ferias comerciales, donde se cierran negocios y se establecen redes, y eso supone asistir a muchas más de las que las empresas tienen por costumbre en España, debido al tamaño del mercado y del país.

Por otro lado, la política comercial norteamericana puede resultar muy árida cuando su Gobierno decide poner trabas a determinados productos de importación, sobre todo porque en ocasiones se hace imposible o muy difícil jugar con una herramienta negociadora básica en el país:el margen de venta.

Y desde el punto de vista impositivo, es mejor contar con un buen asesoramiento, especialmente si se va a crear una nueva sociedad porque la tipología de las empresas es distinta y las responsabilidades de los empresarios varían de una figura a otra. Aun así, los resultados pueden ser tan positivos y es un mercado tan atractivo para los bienes, equipos y servicios industriales que conviene tener a Estados Unidos como uno de los destinos más interesantes para la inversión.❊

_______________________________________________________________________________________

CASO PRÁCTICO: TUBACEX

En Estados Unidos, cuando se habla de tubos sin soldadura en acero inoxidable el nombre que se cita es Tubacex. Esta firma de origen alavés, fundada en 1963, es el principal proveedor en el país norteamericano de ese producto, con una cuota de mercado del 50%. La empresa tiene su cuartel general mundial en Llodio (Álava) y hoy es el segundo productor del mundo.

En América cuenta con oficinas comerciales en Houston (Texas) y una filial –Salem Tube– ubicada en Greenville (Pensilvania), que dispone de una planta de fabricación de 17.000 m2 . La firma alavesa, que está presente en más de 50 países, dispone de filiales en España, Austria y Estados Unidos, así como de delegaciones en Italia, Francia, Holanda, Alemania, Polonia, República Checa, Hungría, Canada, China y Corea.

En cuanto a sus datos económicos, la empresa cotiza en el Mercado Continuo de la Bolsa española desde 1998, y en 2005 sus ventas ascendieron a más de 430 millones de euros.

 

A FAVOR

 

✑ Economía fuerte.

✑ Amplitud del mercado.

✑ Capacidad adquisitiva.

✑ Tejido empresarial consolidado.

✑ Empuje económico y cultural de los hispanos.

 

EN CONTRA

✑ Posibles barreras arancelarias.

✑ Esfuerzo económico en promoción.

✑ Alta competitividad.

✑ Necesidad de innovación y agilidad empresarial.