Al navegar por este sitio web acepta el uso de cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicio. Para más información, visite nuestra Política de Cookies. Aceptar

Las cajas Eurobox

Las cajas eurobox o cajas de plástico son un tipo de contenedor pensado para almacenar principalmente productos pequeños sueltos o con poca estabilidad. Por este motivo, sus dimensiones son más reducidas que las de los otros contenedores, con unas medidas máximas de 800 x 600 mm.

Normalmente, se manipulan colocadas sobre palets, utilizando transportadores automáticos para cajas, o con transelevadores miniload, a mano o de manera estática sobre estanterías.

Las cajas más habituales utilizan en sus medidas submúltiplos del palet europeo. Seguidamente se muestran algunos modelos.

 

Caja de 800x600 mm (equivale en superficie a media europaleta)

Caja de 800 x 600 mm (equivale en superficie a medio europalet).

 

 

Caja de 600x400 mm (equivale en superficie a un cuarto de europaleta)

Caja de 600 x 400 mm (equivale en superficie a un cuarto de europalet).

 

 

Caja de 300x400 mm (equivale en superficie a un octavo de europaleta)

Caja de 300 x 400 mm (equivale en superficie a un octavo de europalet).

 

De los tres modelos descritos, el más usado es el de 600 x 400 mm, seguido, sin duda, del de 800 x 600 mm.

 

Las cajas anteriores pueden ser subdivididas para contener varias referencias sin que se mezclen.

Las cajas anteriores pueden ser subdivididas para contener varias referencias sin que se mezclen.

Algún modelo puede incorporar tapa abatible.

Algún modelo puede incorporar tapa abatible.

 
El fondo puede llevar refuerzos en función del peso que contiene y del sistema de manipulación que se use.

El fondo puede llevar refuerzos en función del peso que contiene y del sistema de manipulación que se use.

 

 

En lo que respecta a la manipulación de las cajas, es preciso tener en cuenta una serie de factores según el uso que tengan dentro del almacén. Por ejemplo, cuando descansan sobre palets, se les da el tratamiento que corresponde a éstos.

En el caso de usarse transportadores automáticos para cajas, es necesario considerar cuatro factores, como son la anchura del transporte, el peso de la caja, la rigidez de la base de ésta y la estabilidad del producto dentro del contenedor. Esos mismos factores son los que hay que valorar para el uso de las cajas en los miniloads.

En las instalaciones en las que las cajas se manipulan a mano es indispensable tener en cuenta sus dimensiones, su ergonomía y su peso, mientras que si permanecen estáticas, alojadas en estanterías, actúan de casillero de ubicación y, por lo tanto, habrá que prever el espacio necesario o la forma de acceder al producto almacenado.

 

Las cajas se deslizan por los transportadores de rodillos.

Las cajas se desplazan por el transportador de rodillos.

 

Empresa dedicada a los suministros industriales. El soporte de sus unidades de carga son cajas.

Empresa dedicada a los suministros industriales. El soporte de sus productos son cajas.

 

Otros tipos de cajas

 

Además de todos los modelos anteriores, los más frecuentes, hay otros tipos de cajas, otras dimensiones y otros sistemas constructivos que requerirán de tratamientos específicos en cada caso. Aquí se muestran algunos ejemplos.

 

Hay multitud de tipos de cajas según las necesidades del producto y del tipo de almacenaje.

 

 

Hay multitud de tipos de cajas según las necesidades del producto y de su almacenaje.

Siguiente >