Al navegar por este sitio web acepta el uso de cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicio. Para más información, visite nuestra Política de Cookies. Aceptar

Marruecos, un vecino con oportunidades

27/03/2014

El mercado marroquí resulta cada vez más atractivo para el inversor.Además de los más de 30 millones de consumidores, se suman otras cuestiones, como los acuerdos para reducir los aranceles y las oportunidades que surgen en un país en pleno desarrollo y cada vez más cerca de la Unión Europea.

Cuando se habla del norte de África, en términos de oportunidades de negocio, se piensa inevitablemente en el turismo. La idea es acertada ya que se trata de un motor de cambio y un imán para la inversión que los propios países de la región se preocupan por mimar.

Es el caso de Marruecos, que ha dado prioridad a esta actividad, como se refleja en el programa gubernamental Visión 2010, destinado a conseguir la cifra de 10 millones de turistas al final de la década. En el tiempo que queda hasta entonces, se prevé que será necesario un amplio esfuerzo en la creación de infraestructuras y servicios asociados a la expansión inmobiliaria y recreativa.

Esta tendencia relativa al turismo, combinada con el esfuerzo y los planes del Gobierno marroquí por mejorar las infraestructuras del país, hacen que las empresas de ingeniería, así como las proveedoras de materiales de construcción, puedan hallar las puertas abiertas a su actividad.

Por lo que respecta a las compañías suministradoras de infraestructuras,en palabras de Mohsin Defuf,responsable del departamento de Inversiones de la Oficina Económica y Comercial de España en Rabat, se pueden encontrar excelentes oportunidades:

Por ejemplo", dice, "hay un importante plan de saneamiento al que se han destinado 430 millones de euros para la implantación de depuradoras y canalizaciones, ya que en el país hay sólo entre un 5 y un 10% del territorio en el que existen instalaciones de saneamiento modernas”.

Un buen paño

Junto con el turismo y las infraestructuras otros sectores atraen a la empresa extranjera y,más específicamente, a la española.Tal y como señala un reciente informe sobre Marruecos,elaborado por la Oficina Económica y Comercial de España en Rabat, el sector textil es uno de los más atractivos para los empresarios de nuestro país.

La agroindustria es otra área de interés para las firmas nacionales. Según Mohsin Defuf,“al importante peso de la agricultura en la economía del país, que varía entre el 11 y el 20% del PIB según los años se suma el hecho de que el Gobierno de Marruecos está abriendo la participación a empresas extranjeras en el sector”.

Mohsin Defuf añade otra actividad atractiva para la inversión que queda próxima a la agroindustria, como es la gestión medioambiental,en la que la Administración alauí desarrolla planes de mejora.

En cuanto a la producción industrial, se está experimentando un crecimiento significativo en los últimos años,evolucionando favorablemente en la mencionada agroindustria,el material de transporte, los materiales de precisión,óptica y relojería, así como la construcción –que se extiende más allá del sector turístico–.

La minería también es un entorno favorable para la inversión y la importación, ya que Marruecos es el primer exportador de fosfatos del mundo y posee las tres cuartas partes de las reservas internacionales. De hecho, los bienes de equipo terminados son la tercera partida importadora en el país (precedida por los bienes de consumo y los intermedios).

Por otra parte, la industria química y paraquímica da empleo al 19% de los ocupados en la industria y hay 170 empresas exportadoras incluidas en ese sector.Dentro de estas actividades, destaca la iniciativa farmacéutica (segunda en importancia en el continente africano tras Sudáfrica), la cosmética y la producción de caucho.

Crece la electrónica

Como corresponde a un país en desarrollo, el sector de componentes eléctricos y electrónicos tiene un crecimiento positivo, en buena parte debido a los planes del Gobierno para la electrificación de las zonas rurales y el apoyo a la industria de componentes de automoción y ensamblaje.

En la actualidad hay diversas iniciativas en el país para la creación de mejores infraestructuras de comunicación y logística, aunque destaca especialmente la construcción del que ha sido denominado Superpuerto: el Tánger Mediterráneo, que contará con tres zonas francas: una logística, otra industrial y una comercial, cuando esté terminado en 2007.

Por último, si se está planteando efectuar inversiones en el país,sepa que en la actualidad Marruecos tiene acuerdos con la Unión Europea por los que los aranceles aduaneros se reducen progresivamente cada año.Firmado en 1996,dicho tratado prevé establecer una zona de libre comercio para los bienes industriales, comenzando el desmantelamiento aduanero en 2000 y terminándolo durante 2012.

En definitiva, aunque Marruecos puede ser aún un país que provoque reticencias por su calificación de riesgo medio (un 4 en la escala del 1 al 7 de la OCDE),cuenta no sólo con interesantes oportunidades, sino también con mano de obra cualificada dispuesta a trabajar (el paro entre los universitarios supera el 20%) y la intención del Gobierno marroquí de modernizar el país y fomentar la inversión extranjera.❊

____________________________________________________________________________

CASO PRÁCTICO: FADESA

La inmobiliaria Fadesa ha llevado a cabo diversos proyectos inmobiliarios en Marruecos, algunos de ellos fuera del ámbito turístico, como las viviendas promocionales del Residencial Jnane Ennahda, compuesto por 1.559 pisos a 15 minutos de Rabat, o las del complejo residencial Tafoukt, de 1.146 unidades situadas muy cerca de Agadir.

En el ámbito turístico destacan la promoción Mediterrania Saïdia, en primera línea de playa, en una franja ubicada entre Argelia y Melilla, con 3.000 casas y 16.000 camas hoteleras; la promoción Tanger City Center, desarrollada con la inmobiliaria Anjoca, compuesta por 850 viviendas, dos hoteles y un edificio de oficinas; así como el Hotel Barceló Casablanca, de 85 habitaciones. Para 2007, Fadesa tiene previsto construir también un hotel de cinco estrellas en la costa, el Barceló Saïdia Beach Resort.