Entrevista a René De Koster (Universidad de Erasmo de Róterdam)

01/07/2022

“Las limitaciones impulsan la automatización”

Vea el vídeo de la entrevista completa >

René De Koster, profesor de Logística y Gestión de Operaciones en la Rotterdam School of Management, Universidad de Erasmo de Róterdam, Países Bajos

Sobre el expertoRené De Koster (Heinkenszand, Países Bajos, 1958) es profesor de Logística y Gestión de Operaciones en la Rotterdam School of Management (RSM) de la Universidad de Erasmo de Róterdam (Países Bajos). El profesor De Koster es pionero en el estudio de la manipulación de materiales y dirige el Departamento de Tecnología y Gestión de Operaciones de la RSM. Ha publicado cientos de artículos en las principales revistas académicas del sector y fue nombrado el “investigador más influyente” en el campo de la manipulación de materiales. Sus investigaciones se centran en las tareas de almacenaje, la manipulación de materiales, las operativas en terminales de contenedores, la gestión de operaciones conductuales y la sostenibilidad en logística.

Mecalux entrevista a René De Koster, profesor de logística y gestión de operaciones en la Rotterdam School of Management, para analizar el futuro de los almacenes y cómo la automatización es una solución para lograr la eficiencia logística.

  • ¿Qué conclusiones extrae de sus investigaciones sobre el almacenaje?

    Cuando empecé a investigar sobre almacenaje hace 25 años, prácticamente no existían estudios sobre la manipulación de materiales. La única excepción eran los sistemas automatizados de almacenamiento y recuperación (AS/RS), es decir, almacenes con transelevadores. Desde entonces, los avances han sido notables. En los últimos diez o quince años, hemos asistido a un cambio de tendencia en la investigación académica sobre automatización. La empresa tecnológica Kiva Systems fue una de las precursoras de este cambio al impulsar sistemas de almacenaje con lanzaderas que derivaron en nuevos métodos de manipulación de la mercancía. Los robots se han convertido en un tema candente de investigación. En la última década, hemos observado un ascenso en el número de investigaciones académicas sobre el comportamiento en los almacenes y cómo el factor humano contribuye al desempeño de las operativas.

  • ¿Qué relación existe entre el factor humano y el rendimiento del almacén?

    Uno de los grandes aprendizajes es que, en instalaciones automáticas, el rendimiento de las operativas no solo depende del propio sistema de almacenaje, sino también del trabajo humano. De hecho, el impacto del factor humano en la automatización se ha convertido en un tema recurrente de investigación. Hay estudios que demuestran cómo los operarios contribuyen a mejorar la productividad de los almacenes. Estos resultados han impulsado todavía más la investigación en temas relacionados con el factor humano, como la seguridad, la ergonomía, el bienestar y la satisfacción laboral.

    Para incrementar el rendimiento de los almacenes, no solo es indispensable mejorar el trabajo de los operarios, sino también el de los directivos encargados de liderar los procesos. La gestión del talento tiene un impacto directo en la productividad de los trabajadores. Si una empresa quiere aumentar la productividad, debe dedicar esfuerzos a sacar lo mejor de sus trabajadores y asegurarse de que disfrutan haciendo su trabajo. La satisfacción laboral es un indicador del rendimiento muy potente a largo plazo.

    Los almacenes eficientes disponen de sistemas de almacenaje y manipulación óptimos, así como un software de gestión que controla los procesos
  • ¿Qué impulsa la automatización en los almacenes?

    Es más fácil automatizar cuando existen limitaciones en el almacén. ¿Por qué? Las dificultades provocan que las empresas se interesen por la automatización. Por ejemplo, si una compañía necesita ampliar la capacidad de almacenaje y de producción, pero no posee espacio suficiente, se verá obligada a buscar soluciones que resuelvan la limitación. Lo mismo ocurre cuando falta personal para realizar una tarea, como las empresas que requieren trabajar 24/7, pero no disponen de operarios para el turno de noche, o las que necesitan cubrir picos de demanda elevados y no logran encontrar suficientes operarios para realizar el trabajo. Las limitaciones impulsan la automatización. Las empresas también suelen apostar por la robótica cuando observan que sus competidores están automatizando: se desencadena un comportamiento de imitación.

  • ¿Cómo deciden las empresas que ha llegado el momento de automatizar?

    Muchas empresas automatizan sus almacenes de manera gradual. En el momento en que se plantean automatizar, las compañías pueden elegir entre multitud de soluciones que facilitan el salto a estas tecnologías. En lugar de automatizar todas las operativas por completo, numerosas empresas empiezan a pequeña escala, automatizando tareas específicas como el picking con cobots y robots, y después van ampliando gradualmente la automatización a otros procesos.

  • Muchas empresas automatizan sus almacenes de manera gradual
    “Muchas empresas automatizan sus almacenes de manera gradual”

    ¿Cómo pueden las empresas garantizar entregas rápidas con almacenes de decenas de miles de metros cuadrados?

    Los almacenes hoy en día son cada vez más extensos, pudiendo incluso superar los 100.000 m² de superficie. En los almacenes e-commerce, por ejemplo, pueden llegar a prepararse decenas de miles de pedidos al día. Si a esto le sumamos la enorme variedad de productos y que cada uno de ellos requiere unas condiciones de almacenaje específicas, el reto logístico es mayúsculo. Un almacén más grande implica recorrer largas distancias y dedicar más tiempo a la preparación y expedición de pedidos. Garantizar entregas rápidas en estos casos es un gran desafío, pero muchas compañías han demostrado con creces que es posible lograrlo gracias a un diseño meticuloso del almacén.

    Las empresas necesitan estudiar cuidadosamente las particularidades de sus productos para seleccionar los sistemas de almacenaje y el software de gestión más adecuados, que garanticen el control de todos los procesos. Las compañías suelen combinar ciertos grados de mecanización con niveles más elevados de automatización. Por ejemplo, el método “producto a hombre” es muy útil en almacenes de grandes dimensiones porque los operarios permanecen en sus puestos de picking a la espera de que los equipos de manutención les proporcionen los productos que necesitan. Con esta solución y con una estación de picking ergonómica, los operarios pueden alcanzar unos niveles de productividad muy elevados de forma continua. En resumen, garantizar entregas rápidas implica combinar un diseño correcto del almacén con una elección conveniente de los métodos para hacer picking, una buena gestión de los productos, una planificación del trabajo cuidadosa y un alto grado de automatización. Numerosas empresas han alcanzado el éxito, pero no ha sido fortuito: tiene un coste y requiere esfuerzo.

    Además del volumen elevado de pedidos diarios, otra de las dificultades con las que a menudo se enfrentan los e-commerce son las devoluciones, sobre todo las firmas del sector de la moda. Compañías como Zalando tienen que gestionar un gran número de devoluciones. Estas empresas no solo han de garantizar entregas de pedidos rápidas, sino que también deben adaptar su logística para procesar con celeridad todas las devoluciones, que pueden llegar a ser enormes.

  • Un gran reto…

    Sí, es un desafío enorme, incluso mayor que la preparación de pedidos. La razón es que el picking puede planificarse en gran medida, pero las devoluciones no son tan predecibles. Además, si no las gestionas hoy, mañana recibirás más y, antes de que te des cuenta, será imposible procesar todos los productos que lleguen al almacén. Las devoluciones deben planificarse cuidadosamente y, para ello, es necesario disponer de sistemas adecuados.

    Los almacenes se dirigen, sin duda, hacia mayores niveles de automatización
  • Usted ha afirmado que los almacenes son esenciales para nuestro estilo de vida.

    La logística es indispensable para asegurar que los productos se encuentren donde los clientes desean, en el lugar idóneo, en el momento oportuno y con la calidad precisa. No es factible enviar la mercancía directamente desde un proveedor en China hasta una tienda donde los clientes recojan los productos. Existe un largo camino entre el fabricante y el consumidor final. Durante ese trayecto, la mercancía pasa por varios almacenes y muelles de carga. A menudo se tiende a relacionar el concepto de logística solo con transporte, pero es un proceso que va mucho más allá. También engloba el almacenaje, el control del inventario, operativas como el cross-docking, la agrupación y reagrupación de los productos, la carga en los camiones… El transporte es solo una pequeña parte de la logística.

  • ¿Por qué los negocios deberían preocuparse por sus almacenes?

    El papel que juega la logística en las empresas no siempre es evidente para los directores generales y los directores de finanzas. La pandemia de COVID-19 puso en evidencia la importancia de organizar los procesos logísticos. Por ejemplo, las empresas de automoción que no planificaron bien su logística se encontraron con que no podían vender los coches que demandaba el mercado porque no disponían de suficientes chips. Al no reservar los chips con antelación, otras empresas les pasaron por delante. Esta situación puede ocurrir con cualquier tipo de producto, indistintamente del precio que tenga. ¿Cómo puede ser que, al principio de la pandemia, hubiese escasez de mascarillas, un artículo que tan solo cuesta unos céntimos de producir? Incluso el producto o componente más pequeño puede resultar crítico para toda la cadena de suministro. Los procesos logísticos han de planificarse al detalle para poder satisfacer las necesidades de los clientes. Las empresas que logren organizar mejor sus procesos logísticos serán las que más éxito tengan en su negocio y obtendrán una ventaja competitiva. Si la logística es importante, el almacenaje es clave: dónde guardar el stock, cómo enviarlo rápidamente y cómo ponerlo a disposición de los clientes son aspectos cruciales que las compañías deben considerar para diferenciarse de sus competidores.

  • La automatización es una realidad que ha llegado para quedarse
    “La automatización es una realidad que ha llegado para quedarse”

    ¿Qué tienen en común los almacenes eficientes?

    En primer lugar, existen una serie de limitaciones que, si no se tienen en cuenta, pueden suponer un freno para el negocio. Una limitación puede corregirse, por ejemplo, con un sistema de gestión de almacenes capaz de llevar un control preciso del inventario, que visibilice con exactitud la ubicación de cada artículo. Sin un control práctico del estado y ubicación de las existencias, es imposible ser eficiente.

    El segundo rasgo común de los almacenes eficientes es que dispongan de sistemas de almacenaje y manipulación óptimos y controlen todos los procesos con un software de gestión. También hay que dedicar tiempo a buscar sistemas que encajen entre sí, es decir, que no solo sean efectivos de manera individual, sino que puedan integrarse en los procesos logísticos de forma eficaz.

    Otro aspecto fundamental es contar con un buen líder, una persona que conozca el papel que desempeñan los operarios y que entienda sus necesidades. En otras palabras: un líder transformacional en lugar de uno transaccional. Un líder transformacional es una persona que predica con el ejemplo, reconoce el trabajo de los empleados, es justo y estimula intelectualmente a su equipo en vez de castigarlo. La forma de tratar a los empleados es primordial, sobre todo en sectores con escasez de mano de obra.

  • ¿Cuál cree que será el futuro de los almacenes?

    Creo que los almacenes se dirigen, sin duda, hacia mayores niveles de automatización. Es una tendencia imparable por múltiples motivos: por la presión de los competidores que están automatizando, por la falta de mano de obra y por la escasez de espacio. Estas razones combinadas están llevando a las empresas a plantearse ampliar sus niveles de automatización.

    La apuesta por la robótica es una realidad incluso para los proveedores de servicios logísticos, que tienen que asegurarse de tener sistemas de almacenaje que resuelvan las necesidades actuales y futuras de sus clientes. Los operadores 3PL suelen invertir en robots y en automatización para demostrar a sus clientes que pueden realizar cualquier tipo de operativa. Una de las ventajas de recurrir a la robótica es que permite a las empresas verse menos afectadas por situaciones como la escasez de mano de obra. Los robots pueden trabajar las 24 horas del día, incluso fuera del horario laboral. La automatización es una realidad que ha llegado para quedarse.

  • ¿Qué consejo daría a las empresas que se plantean automatizar?

    En el mercado existen diferentes tipos de automatización. Las empresas pueden apostar por soluciones que faciliten el método de trabajo “producto a hombre” como, por ejemplo, sistemas de almacenaje basados en lanzaderas, robots móviles autónomos, vehículos de guiado automático para picking y transelevadores. También se están popularizando nuevos métodos de trabajo con la incorporación de robots colaborativos.

    Creo que en un futuro veremos un aumento de la automatización en todo tipo de sistemas. Las soluciones para hacer picking “producto a hombre” son una tecnología muy madura y sólida con potencial para comportar la robotización completa de las estaciones de trabajo. Constituirá una tendencia que prosperará con bastante rapidez en el futuro. Otra tendencia que cobrará fuerza será el crecimiento de tecnologías empleadas para manipular artículos, como cobots, carretillas automatizadas y robots móviles autónomos de pequeñas dimensiones. Las empresas que no quieran automatizar todos sus procesos pueden invertir progresivamente en soluciones robóticas. La apuesta gradual por este tipo de sistemas automatizados los convierte en una opción atractiva y asequible.