Al navegar por este sitio web acepta el uso de cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicio. Para más información, visite nuestra Política de Cookies. Aceptar

Productos especiales, soluciones específicas

27/03/2014

La compañía Eurocolchón ha resulto el almacenaje de los colchones, canapés y somieres que comercializa instalando estanterías de palets de convencional. La peculiaridad es que estas estanterías se han unido de dos en dos con una unión bastidor de un metro aproximadamente, con tableros de madera contrachapada encima, formando huecos de hasta tres metros de ancho. De este modo, las referencias quedan ubicadas verticalmente una tras otra como si de libros se tratara.

Si el almacenaje de cualquier producto ya requiere un estudio en detalle para optimizar al máximo el espacio disponible, el estocaje de colchones tiene una complejidad añadida. Sus características y voluminosas medidas se suman a la imposibilidad de emplear paletas para su manipulación, lo que en consecuencia provoca una recepción, ubicación y picking siempre unitaria.

La compañía Eurocolchón es una muestra válida de esta operativa. Sus reservas de stock deben rondar las 12.000 unidades y para ello utiliza estanterías de paletización convencional en cuyos largueros han dispuesto tableros de madera. De este modo, no se requiere la utilización de paletas, ya que los colchones, los somieres y los canapés se ubican en posición vertical uno tras otro como si se tratara de libros colocados en una estantería.

La historia de esta empresa comenzó en 1978, cuando los socios fundadores, Pedro Dolado y Pablo Méndez, abrieron su primera tienda en Alcalá de Henares (Madrid). En aquel entonces, la casa de uno de ellos hacía las veces de almacén de los colchones, cunas, almohadas y somieres, y un camión de segunda mano se hacía cargo de las entregas de los pedidos en el domicilio de los clientes. A finales de la década de los ochenta, el negocio aumentó considerablemente con la apertura de otras tiendas y para asumir este crecimiento el almacén se instaló en una nave de 2.100 m2 ubicada en uno de los polígonos industriales de la misma localidad.

Poco más tarde, se creó la sociedad Alcazara, instalada en Zaragoza, que comenzó a fabricar colchones bajo las directrices de Eurocolchón, y a continuación se pusieron en marcha otras dos compañías: Eurosomier (ubicada en Pinseque, Zaragoza), para la producción de somieres, y Eurocanapé, encargada de la fabricación de canapés y bases tapizadas.

El negocio siguió su rumbo creciente hasta que a mediados de 2002 la dirección decidió trasladarse a un edificio de mayor capacidad, también en Alcalá de Henares, con 18.000 m2 de superficie (de los cuales 10.000 son construidos), donde instaló el almacén y las oficinas con la idea de permanecer aquí por muchos años. Además, Eurocanapé inició su actividad en una nave contigua al almacén y Eurosomier en otras dependencias ubicadas a pocos metros. En consecuencia, se agilizó notablemente el suministro de estas unidades.

Huecos para unidades de 3 m de ancho

El nuevo almacén se encuentra en una nave rectangular. En sus dos extremos de mayor longitud se han abierto unos diez muelles de carga. Al conjunto de estanterías metálicas, que queda en medio de la superficie, se puede acceder por ambos lados de sus pasillos. De este modo, también se han reducido los tiempos de entrada y salida. En los muelles de un extremo de la nave se recepciona la mercancía y los del extremo contrario quedan reservados a las expediciones.

El área de almacenaje consta de 21 estanterías dobles de paletización convencional, que forman 21 pasillos estrechos para la circulación de carretillas trilaterales. Cada estantería tiene una longitud superior a los 30,6 m y 13 módulos que a su vez disponen de tres o cuatro niveles de carga. En total, la capacidad es de 12.000 colchones, 6.800 somieres y 2.000 canapés. En función de sus medidas se han diseñado los huecos de las estanterías.

Estas referencias tienen un ancho que oscila entre los 80 cm, los 2 m e incluso los 3 m, aproximadamente, y lo mismo sucede con su altura. Los anchos convencionales no presentan ningún problema, pero la ubicación de aquellas unidades de gran envergadura se ha resuelto de la siguiente forma: se han separado la gran mayoría de las estanterías dobles a una distancia de un metro y para enlazar una con otra se han colocado uniones bastidor con tableros de madera sobre ellos. Gracias a esta solución se han obtenido huecos de hasta 3,1 m de ancho para ubicar cómodamente cualquier colchón de gran envergadura.

La manipulación corre a cargo de varias máquinas, entre ellas, cinco trilaterales, que se han adaptado para transportar unos carros con los que se resuelven los movimientos de las referencias. Como ejemplo, una vez llegan los contenedores de la fábrica con los colchones, se depositan uno a uno en estos carros, se colocan en una de las carretillas y el operario la acerca al pasillo y a la ubicación correspondiente.

A continuación, el mismo operario accede a la plataforma del carro y tras colocarse la sujeción de seguridad, ya puede bajar la barandilla de protección y ubicar las unidades en la estantería. Además, las trilaterales tienen prácticamente la misma anchura que los pasillos, de modo que los empleados pueden trabajar sin problemas.

El ciclo operativo en Eurocolchón se inicia en su red de ventas, que, hoy día, ya dispone de siete tiendas abiertas en las localidades madrileñas de Alcalá de Henares, Torrejón de Ardoz, Ajalvir y Algete. Además cuenta con un equipo de comerciales que mantiene el contacto con grandes almacenes como El Corte Inglés, hoteles (la compañía es proveedor de Paradores), residencias y establecimientos especializados en el descanso.

Una vez la empresa recibe los pedidos de las tiendas o de los comerciales se introducen en el sistema informático y, a diario, se imprimen las órdenes de preparación correspondientes. Con un picking list cada operario, con la ayuda de una trilateral, se hace cargo de recopilar todas las unidades solicitadas, colocarlas en el carro y depositarlas en el muelle de carga concreto que corresponde a la ruta de reparto.

De este modo, desde este almacén central se realizan las entregas a toda España, con camiones propios en la Comunidad de Madrid —en total se cubren 16 rutas diarias— y con transportes subcontratados a las demás capitales, donde además se han cerrado acuerdos con transportistas de la zona para que realicen los repartos a domicilio. Por otra parte, todas las unidades van plastificadas y protegidas. Sólo en el caso de los envíos a Canarias las referencias se introducen en contenedores marítimos y, en concreto, los colchones, almohadas o edredones se “envasan al vacío”, eliminando todo el aire, para que ocupen el mínimo espacio.

En cuanto al suministro del almacén, el mismo sistema informático indica las unidades que se han de solicitar a fábrica teniendo presente las referencias vendidas, la época del año (por ejemplo, en verano tienen mayor salida los colchones más económicos para amueblar los apartamentos de playa) y el histórico de los movimientos.

Por otro lado, actualmente la compañía está llevando a cabo un proceso de reducción del número de referencias con la finalidad de ampliar el espacio disponible para aquellas con mayor volumen de ventas. Hoy día, Eurocolchón trabaja con unas 1.000 entre colchones, canapés, somieres, fundas nórdicas, almohadas, etc. Para hacerse una idea de los movimientos diarios es muy representativo el siguiente dato: al año se venden alrededor de 35.000 colchones de cuna.

También hay que destacar que en España, de media, el colchón se cambia cada 18 años, a diferencia de otros países europeos como Francia o Alemania que se reduce a una década. Evidentemente, y tal y como asegura Pablo Méndez, director comercial de la compañía, “"cadapersona pasa un tercio de su vida durmiendo y hay que darle al descanso la importancia que merece. A los diez años un colchón ya ha dejado de ser cómodo, firme e incluso higiénico”.

Por este motivo, actualmente el conjunto del sector está desarrollando una campaña de comunicación en España con la idea de concienciar de la importancia de dormir en un buen colchón y de la necesidad de su renovación cada diez años aproximadamente.

Fuente: Ana de la Hoz

Ficha técnica del almacén de Eurocolchón Altura: 6.500 mm Longitud: 30.627 mm

  • Nº de estanterías: 21 dobles
  • Nº de pasillos: 21
  • Ancho de pasillo: 1.800 mm y 1.900 mm
  • Nº de módulos por estantería: 12 de 2.300 mm de ancho
  • 1 de 1.900 mm de ancho
  • Nº de niveles de carga: 3 y 4
  • Capacidad: 12.000 colchones, 6.800 somieres y 2.000 canapés