Al navegar por este sitio web acepta el uso de cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicio. Para más información, visite nuestra Política de Cookies. Aceptar

Escasez de naves logísticas

27/03/2014

El mercado de naves logísticas viene marcado por la escasa disponibilidad. Además, los operadores logísticos tienen que plantearse ubicaciones cada vez más distanciadas, que las sitúan en el caso de Madrid en zonas como Valdemoro en el sur o Alcalá de Henares en la zona este. Y con un agravante: a medida que crecen las ciudades, esos polígonos tendrán que irse alejando.

Pero la situación en este segmento de mercado va más allá. Hace un tiempo, los promotores compraban suelo finalista para su inmediata construcción y los fondos adquirían inmuebles con inquilinos. En estos momentos, ante la imposibilidad de encontrar este tipo de suelo o de inmuebles, han comenzado a adquirir y desarrollar suelo no urbanizado,tanto los promotores como los fondos.

La realidad es que los desarrollos urbanísticos de esta clase de suelo han sido insuficientes durante los últimos años.Incluso algunos ayuntamientos madrileños están concentrando plataformas logísticas en polígonos construidos específicamente para este uso, como el Centro de Transportes de Coslada o el Parque Empresarial Carpetania en la zona sur.

En Barcelona, al igual que ocurre en la Comunidad madrileña, el mercado se caracteriza por la falta de producto disponible en las cercanías de la ciudad, lo que obliga a desplazarse hacia áreas más alejadas. Los grandes parques logísticos de la ciudad como Zona Franca, Prologis Park Sant Boi y el Park Logístic del L’Alt Penedès se encuentran ocupados en su totalidad,con un problema añadido: lo poco que existe está obsoleto.

 

Nuevos yacimientos

Pero en este mercado, dos ciudades se están convirtiendo en nuevos enclaves estratégicos: Valencia y Zaragoza. La primera se configura como el nuevo puerto español, mientras que el atractivo maño se centra en la comunicación terrestre y en sus precios competitivos.En general, Levante, Aragón, Galicia o el País Vasco buscan hueco en este sector industrial. Su oferta está atrayendo a nuevas compañías, junto con los servicios y las buenas infraestructuras de que disponen. Un conjunto de características pensadas para convertirse en alternativas de Madrid y Cataluña. Por otra parte,el potencial del sector está llevando a las inmobiliarias al desarrollo de parques logísticos, que muestran una tendencia acusada hacia construcciones más pequeñas.