Al navegar por este sitio web acepta el uso de cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicio. Para más información, visite nuestra Política de Cookies. Aceptar

Asegurados en la Red

27/03/2014

El asegurador no fue, ni mucho menos, uno de los primeros sectores en utilizar Internet para comercializar sus productos, dado que contaba con un modelo establecido durante décadas y casi nadie pensó en el potencial que podía tener.

Pero, desde hace unos años, las compañías no sólo están en la sucursal de turno o representadas por el agente que nos visita en nuestras oficinas, sino que se han metido dentro de nuestros propios despachos y las tenemos delante de la pantalla del ordenador 24 horas al día, 365 días al año.

El propio negocio del seguro en sí resulta adecuado para Internet. Hay otros que requieren de la presencia física del cliente, como comprar un coche o una televisión, ya que el usuario quiere tocarlos con sus manos. Sin embargo, un seguro es un documento,y lo mismo vale tenerlo impreso que verlo en una pantalla.

 

Diversos modelos

La presencia de las aseguradoras en la Red se ha ido definiendo progresivamente y hoy en día conviven varios modelos. Así, existen compañías que han mantenido su marca, tanto en la vida real como en la virtual, ofreciendo los mismos productos e idénticos precios, dando la opción de calcular presupuestos y contratar on-line.

Otras han ido más allá y han optado por separar el negocio web del tradicional, con distintas enseñas comerciales, diferentes productos y precios inferiores. Una tercera vía ha sido la de entrar a medias; es decir, dar la opción de tarificar, pero sin poder contratar. De esta forma, si al cliente le interesa el precio, debe acudir a los canales tradicionales para adquirir el seguro.

Por último, existe todavía un amplio grupo de compañías que sólo tienen una presencia nominal en la Red, sin ninguna pretensión añadida. Un reciente estudio de la consultora Capgemini desvela que ocho de cada diez empresas españolas ya ofrecen la posibilidad de contratar su oferta on-line.Las compañías ya han puesto las bases para sacar rendimiento a Internet, y cada año se duplica la contratación de pólizas a través de la Red.

Las páginas web de las aseguradoras están evolucionando hacia portales más activos, y muchas ya tienen abierta una oficina virtual donde proporcionan a sus clientes servicios de valor añadido. Gran parte brinda a sus asegurados la posibilidad de efectuar las declaraciones de siniestros a través de Internet, pedir duplicados de pólizas y partes o modificar determinados datos, un aspecto que denota su interés por esta vía de negocio. Algunas han lanzado productos diferenciados con respecto a la cartera off line. Por cierto, la calidad y la seguridad de los procesos se han potenciado al máximo.

 

Cubrir riesgos

El abanico de pólizas que las empresas pueden suscribir a través de Internet abarca todos los aspectos de su actividad. Un clásico son los seguros de responsabilidad civil, que cubren todos los riesgos y compromisos de la empresa, desde responsabilidades en caso de accidente medioambiental hasta las que deben asumir directivos y consejeros frente a las reclamaciones resultantes de errores de gestión.

La mayoría de compañías también disponen de seguros para afrontar riesgos accidentales e imprevistos en la construcción, la maquinaria o los equipos electrónicos. Igualmente están disponibles en la Red seguros industriales, para actividades fabriles y comercios. Otras opciones habituales son las coberturas de crédito y caución, que garantizan el cumplimiento de las obligaciones legales o contractuales ante otras entidades, o las de transporte de mercancías.

No debemos olvidarnos de los seguros colectivos de vida y accidentes para los empleados, que son aconsejables complementar con pólizas de salud (seguros médicos y de indemnización por baja laboral), y de los planes de pensiones y jubilación.

Y, por supuesto, siempre resulta bastante interesante contratar seguros multiservicios para afrontar las reparaciones, reformas y mantenimiento de las oficinas e instalaciones; de asistencia y planificación de viajes de negocios; o para asegurar y financiar los vehículos de empresa.

 

La opinión del experto

Actualmente, está más que comprobada la importancia de la Red para el sector asegurador, y no hay más que ver que todas las compañías de nuestro país disponen de portales en Internet, donde los usuarios pueden informarse, contratar un seguro, dar un parte de accidente o consultar sus recibos y el precio de su renovación.

Pero si el acceso se realiza desde un dispositivo móvil (PDA o Blackberry), la cosa se complica; y si se utiliza un navegador como Firefox u Opera, los problemas son aún mayores, y si, además, la persona que quiere acceder tiene alguna discapacidad visual, es ya casi imposible que pase de la home.

Una gran parte de las compañías no ha tenido todavía en cuenta que mejorando su accesibilidad no sólo se posibilita el acceso a las personas con alguna discapacidad o que quieran hacerlo desde cualquier dispositivo o navegador, sino que también se facilita la labor de los buscadores como Google, MSN o Yahoo!, lo que generará muchas más visitas a la web.

 

Nueva legislación

Otra ventaja de contar con un portal accesible es que el peso de las páginas puede reducirse hasta un 60%, permitiendo al usuario navegar con más rapidez y descargarse documentación casi de modo inmediato. Si las compañías no disponen de páginas accesibles, muchos usuarios no encontrarán lo que buscan y desistirán en su interés.

Otro punto destacable es que, con la entrada en vigor de la Ley de Medidas de Impulso de la Sociedad de la Información, sectores como el bancario y el asegurador se verán obligados a que sus portales sean accesibles antes de finalizar 2008.

______________________________________________________________________________________

SABÍA QUE…?

Ninguna de las aseguradoras españolas alcanza niveles admisibles de accesibilidad web. Un estudio de la consultora Adesis Netlife, que analiza las páginas de diez grandes compañías, pone de manifiesto el largo camino que aún les queda por recorrer para que los contenidos y aplicaciones de sus portales cumplan con las pautas definidas por AENOR (Asociación Española de Normalización y Certificación).

Todas disponen de un sitio web desde el que ofrecen servicios y productos a los clientes, pero tan sólo dos de ellas han realizado un esfuerzo para conseguir que sus páginas se acerquen –aunque sin lograrlo tampoco– a los mínimos exigibles.

_____________________________________________________________________________________

Para no perderse en Internet

Mapfre (www.mapfreempresas.com)

La Oficina Internet Empresas es un servicio exclusivo para compañías que tengan contratado algún producto perteneciente a las líneas de negocio de Mapfre. Desde este espacio se puede acceder a toda la información de las pólizas suscritas, consultar el estado de los recibos o la situación de los siniestros, efectuar gestiones como cambios de domicilio o datos bancarios, sin coste adicional alguno.

 

Allianz (www.allianz.es)

La web de la aseguradora alemana ofrece a las empresas la opción de elaborar un presupuesto personalizado, aunque no se puede contratar la póliza, por lo que hay que recurrir a un agente para que la tramite. Una vez suscrita y gracias a las claves de acceso al servicio e-cliente que se facilitan, es posible gestionar y consultar on-line información sobre la cobertura, los siniestros o los recibos. También proporciona a sus clientes Dieznet.com, un servicio de correo electrónico gratuito.

 

Seguros Broker.com (www.segurosbroker.com)

Desde las páginas de esta web –uno de los portales de referencia en la contratación de seguros a través de Internet– es posible conseguir ofertas de productos y precios de las principales compañías, guardar presupuestos o utilizar sus secciones de asesoramiento asegurador, fiscal, jurídico, de seguridad vial o de seguridad residencial. Lo mejor es la posibilidad de cotejar precios sin necesidad en ningún momento de identificarse o dar datos personales.