Al navegar por este sitio web acepta el uso de cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicio. Para más información, visite nuestra Política de Cookies. Aceptar

‘Bluetooth’ o la fábrica sin cables

27/03/2014

La tecnología bluetooth transmite información digital en dos direcciones, a través de radiofrecuencias. Crear redes inalámbricas de corto alcance, eliminar cables y reducir costes son algunas de las ventajas de este estándar de comunicación, que ya es una realidad en muchas industrias.

El servicio municipal de agua de Oslo (Noruega) cuenta con 179 estaciones de bombeo. En un futuro próximo, los ingenieros podrán conectarse a ellas de forma inalámbrica, desde un ordenador portátil o PDA equipado con tecnología bluetooth, para monitorizar el estado del equipamiento, acceder a la información almacenada y cambiar los datos pertinentes.

Se trata de la primera instalación de esta tecnología a gran escala en entornos industriales, y ha sido diseñada a medida por las compañías ABB y ConnectBlue. “Este sistema nos proporcionará un acceso rápido a información fiable sobre el estado de la planta y nos permitirá identificar los fallos con mayor rapidez”, asegura Egar Foss, del Ayuntamiento de Oslo.

Además, los ingenieros podrán acceder a la red inalámbrica municipal (WAN, Wire-less Area Network) y comunicarse simultáneamente con el sistema de control central. “Antes, un ingeniero debía visitar cada una de las estaciones de bombeo para hacer ajustes; ahora puede acceder a todas ellas desde la estación en la que se encuentra”, comenta Egar Foss. “Con 179 estaciones, esto supone un gran ahorro de tiempo”, concluye.

 

COMUNICAR A BAJO COSTE

El de Oslo es un buen ejemplo de cómo la tecnología bluetooth tiene cabida en entornos industriales y, además, puede aportar numerosos beneficios. Sin embargo, antes de profundizar en sus aplicaciones dentro de las fábricas y almacenes, conviene saber qué es exactamente bluetooth, y cuál es su origen y funcionamiento.“Podemos hablar de esta tecnología como un entorno de pequeñas redes de información entre distintos dispositivos”, explica Alfredo García, responsable de movilidad de HP.

Es un estándar global de comunicación inalámbrica que sirve para transmitir voz y datos a través de radiofrecuencias, de forma bidireccional y completamente digital. En realidad, no es más que un enlace de radio de corto alcance que funciona en una red inalámbrica de área personal (WPAN, Wireless Personal Area Network), que a su vez se extiende por el aire en un radio de hasta diez metros.

Esta red ofrece la posibilidad de conectar entre sí un máximo de ocho equipos provistos de tecnología bluetooth, ya sean dispositivos de electrónica de consumo e informática doméstica (teléfonos móviles, PDA, impresoras, portátiles, etc.) o bien terminales inalámbricos de uso industrial. Se mueve en un rango de frecuencias de entre 2,402 GHz y 2,480 GHz, que se encuentra dentro de una banda de libre utilización para aplicaciones industriales, científicas y médicas.

Esta tecnología fue concebida a principios de la década de los noventa para sustituir la de infrarrojos (IrDA, Infrared Data Association) y a la interfaz RS-232, una conexión de serie normalizada por cable que sirve para comunicar entre sí ordenadores personales y otros dispositivos electrónicos.

Su principal ventaja frente a ellas es que elimina la necesidad de cables y ofrece más velocidad a las comunicaciones binarias, es decir, al flujo de información codificada en unos y ceros, ya que cuenta con un ancho de banda capaz de alcanzar una transmisión de hasta 2 Mbps. Otra importante cualidad es su bajo coste: “Resulta realmente económico instalar un chip transmisor de bluetooth y cada vez son más las máquinas que lo incluyen”,confirma Alfredo García.

 

Información por RFID

Para lograr que dos dispositivos se comuniquen a través de esta tecnología hace falta un radiotransmisor capaz de establecer comunicación con otros terminales dotados del mismo sistema y que se hallen a una distancia de entre 10 y 100 m.

Para ello, se requiere un dispositivo de radio que modula y transmite la señal y un controlador digital que, a su vez, se compone de una pequeña CPU, provista de un software denominado gestor de enlace (Link Manager), un procesador de señales digitales (Link Controller) y las interfaces necesarias para comunicarse con el dispositivo anfitrión.

Así, cuando un dispositivo equipado con bluetooth se pone en marcha, busca automáticamente cualquier otro mecanismo del mismo tipo que se encuentre dentro de su radio de acción, lo identifica y establece los enlaces correspondientes.

De esta forma, un teléfono móvil puede comunicarse con un sistema de manos libres sin necesidad de que ningún cable medie entre ellos, y las máquinas de una planta de fabricación pueden transmitir información al terminal de mano del operario, liberando a éste de cables incómodos que le restan movilidad.

En muchas máquinas y electrodomésticos, incluso, las actualizaciones de firmware [bloque de instrucciones de programa para propósitos específicos] que anteriormente se hacían por cable, se harán ahora a través de la tecnología sin cables”, precisa García.

 

APLICACIONES INDUSTRIALES

En la actualidad, las aplicaciones más conocidas se centran en el ámbito doméstico, ya que son muchos los dispositivos portátiles de electrónica de consumo que incorporan esta tecnología: teléfonos móviles, cámaras digitales, ordenadores portátiles, impresoras, teclados, agendas electrónicas, ratones... Sin embargo, fue en el entorno industrial donde esta tecnología vivió sus primeros desarrollos.

Y es que, si la eliminación de cables ha supuesto un gran avance en las comunicaciones personales, también resultan especialmente evidentes las ventajas de una tecnología inalámbrica para la industria. Para que una máquina se comunique con un terminal de mano a través de bluetooth, es necesario que resulte compatible con esta tecnología.

En el mercado existen actualmente numerosas soluciones para incluir un emisor en la maquinaria industrial. Un buen ejemplo son los adaptadores de la firma Sena Technologies, cuyo pequeño tamaño les permite adaptarse a cualquier tipo de entorno. Gracias a ellos, las máquinas pueden transmitir la información que han recogido, o bien datos relevantes acerca de su propio estado, a un terminal de mano o a una carretilla, con la que el operario recorre el almacén o planta.

Puede tratarse de un escáner de mano,un lector de códigos de barras o, simplemente, un ordenador portátil provisto de aplicaciones industriales. “Aunque antes era una prestación opcional, actualmente todas las PDA de HP incorporan tecnología bluetooth”, concluye Alfredo García.

 

Más información en:

ABB www.abb.es

HP www.hp.es

Intermec www.intermec.es

Phoenix Contact www.phoenixcontact.com/es

Sena Technologies www.sena.com/es

Symbol www.symbol.com

 

_______________________________________________________________________________________

 

EL REY VIKINGO DE LA COMUNICACIÓN

El curioso nombre de esta tecnología proviene de un rey vikingo de Dinamarca llamado Harold Blatand, cuyo apellido fue traducido al inglés como bluetooth, que en castellano significa “diente azul”. Reinó entre los años 940 y 981 d.C, y se le recuerda por haber unificado numerosas tribus danesas y noruegas. La analogía entre el rey y la tecnología bluetooth resulta clara: ésta también fue concebida para comunicar distintos dispositivos, como teléfonos móviles, ordenadores o PDA y unificarlos en una red común. Por esta razón, su logotipo es la unión de las runas nórdicas H y B, iniciales del famoso rey. ORIGEN DE LEYENDA La historia del bluetooth se inicia en 1994, cuando la compañía sueca Ericsson comenzó a estudiar las posibilidades de obtener una nueva interfaz de bajo coste a través de radiofrecuencia, y de esta forma nació el enlace de corto alcance MC Link. En 1998 se creó el Special Interest Group (SIG), un grupo de empresas interesadas en colaborar en el desarrollo de la nueva tecnología, fundado por firmas tan relevantes como Nokia, Toshiba, IBM, Intel y, por supuesto, la propia Ericsson. Un año más tarde se sumaron a este iniciativa Microsoft, Motorola, Lucent y 3COM, hasta agrupar en la actualidad a más de 2.000 firmas. La primera generación de terminales equipados con bluetooth estaba orientada a las necesidades de los hombres de negocios, que necesitaban llevar consigo un dispositivo que funcionara en todo el mundo y consumiera poca energía, ya que debía estar integrado en un equipo alimentado por una batería. Esto se consiguió construyendo un chip de 9 x 9 mm, que consume un 97% menos que un teléfono móvil.

 

ROBOTS INALÁMBRICOS DE VOLVO

En la actualidad, los robots industriales constituyen una parte fundamental de las fábricas de automó- viles automatizadas. La planta de Volvo en Olofström (Suecia) cuenta con 500 de ellos, integrados en herramientas como prensas, soldadoras o pistolas de pegamento, que se conectan a la corriente y al puesto de control mediante cables y distintos métodos de comunicación. “Empleamos alrededor de 70.000 señales cableadas en el sistema de producción, para asegurar la calidad del proceso”, describe Ove Jösok, especialista en control de sistemas de Volvo. La ruptura de un solo cable puede parar toda la fábrica, lo que hace imprescindible el mantenimiento preventivo para minimizar el riesgo de inactividad. REDUCIR COSTES A principios de 2002, ABB Corporate Research inició la instalación de puntos de acceso inalámbrico basados en tecnología bluetooth, a los que conectaban robots soldadores. “Las principales ventajas de sustituir las comunicaciones por cable por las inalámbricas son la reducción de costes de instalación y mantenimiento, una mayor facilidad a la hora de controlar los sistemas y el incremento de su disponibilidad y flexibilidad”, asegura Ove Jösok. “Esta instalación está demostrando que la tecnología bluetooth se puede utilizar en aplicaciones críticas e incluso en entornos industriales hostiles”, finaliza Harry Frank, director de ABB Corporate Research Center de Suecia.

______________________________________________________________________________________

BAZAR / ÚLTMAS NOVEDADES EN EL “BLUETOOTH

 

SENA TECHNOLOGIES PARANI SD-100 Y SD-200

Desde finales de junio, Sena Technologies cuenta con una nueva línea de productos: los adaptadores Parani SD, diseñados para reemplazar los cables de interfaz RS-232 por conectividad inalámbrica. Disponen de opciones avanzadas como bluetooth 1.2, que facilita el cambio de frecuencia para adaptarse a todos los equipos sin interferencias (AFH, Adaptative Frecuency Hopping).

Se configuran sin necesidad de software, a través de un interruptor externo, y pueden comunicarse entre ellos de forma instantánea. La serie Parani SD-100 se alimenta de la energía de su anfitrión, mientras que Parani SD-200 incorpora un espacio para dos pilas del tipo AA, que facilita trabajar en entornos donde resulta difícil conseguir electricidad.

 

SYMBOL MC-70

Dirigido al creciente mercado de movilidad empresarial, este asistente digital para empresas (EDA, Enterprise Digital Assistant) combina un terminal portátil con un escáner de imágenes y tecnologías para captura de datos por láser. Está provisto de conectividad bluetooth de área extensa para transmitir voz e información desde un único dispositivo centralizado, capaz de capturar y gestionar los datos en el lugar donde se desarrolla la actividad empresarial.

 

Es un terminal robusto, aunque muy ligero y ergonómico, que ha sido diseñado para soportar los rigores del uso cotidiano en muy diversos entornos, incluyendo caídas frecuentes desde una altura de 1,5 m sobre cemento, así como las exposiciones a la humedad y al polvo.

 

SYMBOL MC-9000

Un auténtico ordenador portátil creado para aplicaciones industriales. Cuenta con un diseño robusto, conectividad inalámbrica bluetooth y la opción de tres formatos ergonómicos. Está equipado con la plataforma informática Microsoft Windows y los procesadores Intel XScale, que aumenta la eficacia y productividad de los trabajadores móviles en la cadena de suministro, industrias de retail, transporte, logística, fabricación, y fuerzas de ventas. Este modelo llegó al mercado hace unos dos años y el pasado mes de mayo anunció la venta de su unidad número 500.000 a Coca Cola Enterprises, uno de sus clientes más antiguos.

 

PHOENIX CONTACT ILB BT ADIO MUX

Una solución de entrada y salida de datos (I/O) inalámbrica que permite transmitir señales analógicas y digitales sin necesidad de cables. Dependiendo de las condiciones de utilización, se pueden puentear distancias de hasta varios cientos de metros entre dos participantes.

Cuenta con un total de 16 señales digitales y dos analógicas en cada dirección de datos y, gracias al empleo de la tecnología bluetooth, evita tener que instalar un cable de 40 hilos en la planta gracias al empleo del estándar bluetooh IEEE 802.15.1 en la versión 1.2, que opera en la banda ISM de 2,4 GHz sin costes ni licencias. Además, está provista de un procedimiento adaptable de salto de frecuencia.

______________________________________________________________________________________

EL REY VIKINGO DE LA COMUNICACIÓN

El curioso nombre de esta tecnología proviene de un rey vikingo de Dinamarca llamado Harold Blatand, cuyo apellido fue traducido al inglés como bluetooth, que en castellano significa “diente azul”. Reinó entre los años 940 y 981 d.C, y se le recuerda por haber unificado numerosas tribus danesas y noruegas.

La analogía entre el rey y la tecnología bluetooth resulta clara: ésta también fue concebida para comunicar distintos dispositivos, como teléfonos móviles, ordenadores o PDA y unificarlos en una red común. Por esta razón, su logotipo es la unión de las runas nórdicas H y B, iniciales del famoso rey.

ORIGEN DE LEYENDA

La historia del bluetooth se inicia en 1994, cuando la compañía sueca Ericsson comenzó a estudiar las posibilidades de obtener una nueva interfaz de bajo coste a través de radiofrecuencia, y de esta forma nació el enlace de corto alcance MC Link.

En 1998 se creó el Special Interest Group (SIG), un grupo de empresas interesadas en colaborar en el desarrollo de la nueva tecnología, fundado por firmas tan relevantes como Nokia, Toshiba, IBM, Intel y, por supuesto, la propia Ericsson. Un año más tarde se sumaron a este iniciativa Microsoft, Motorola, Lucent y 3COM, hasta agrupar en la actualidad a más de 2.000 firmas.

La primera generación de terminales equipados con bluetooth estaba orientada a las necesidades de los hombres de negocios, que necesitaban llevar consigo un dispositivo que funcionara en todo el mundo y consumiera poca energía, ya que debía estar integrado en un equipo alimentado por una batería. Esto se consiguió construyendo un chip de 9 x 9 mm, que consume un 97% menos que un teléfono móvil.