Kiwi Greensun: el punto de maduración perfecto en un almacén refrigerado

Kiwi Greensun: el punto de maduración perfecto en un almacén refrigerado

Con el nuevo almacén, la compañía se propone elevar la producción hasta las 12.000 toneladas de kiwi anuales

Kiwi Greensun: el punto de maduración perfecto en un almacén refrigerado

Kiwi Greensun, el mayor productor de kiwis de la península ibérica, ha renovado la sala de maduración de frutas que posee en Salvador de Briteiros (Portugal) con la construcción de un almacén automático autoportante de Mecalux gestionado por Easy WMS. Con esta instalación, la compañía se propone afrontar un futuro prometedor: elevar la producción hasta las 12.000 toneladas de kiwi anuales. Una de las ventajas que aporta este almacén, con una operativa completamente automática, es el control preciso de los productos a temperatura refrigerada.

Aumento constante de la producción

Desde que se fundó en los años 80, Kiwi Greensun no ha dejado de crecer hasta convertirse en el mayor productor de kiwis de la península ibérica, con más de 419 hectáreas de plantación y 46 socios productores. La firma abastece a Mercadona, una de las mayores cadenas de supermercados en España y Portugal, con más de 4.000 toneladas de kiwi anuales.

En 2004, Kiwi Greensun inauguró un almacén de 2.500 m2 en la ciudad portuguesa de Salvador de Briteiros que, desde entonces, se ha ampliado en numerosas ocasiones con el fin de absorber el desarrollo de la empresa y el aumento de la producción. Ahora dispone de una superficie de 14.500 m2 donde gestiona 10.400 toneladas de kiwis al año a temperatura refrigerada.

Su objetivo para los próximos años es incrementar todavía más la producción hasta alcanzar las 12.000 toneladas/año. Por ello, Kiwi Greensun ha decidido transformar su almacén con el propósito de asegurar la correcta conservación de los kiwis y entregarlos en el punto de maduración idóneo para satisfacer la demanda y el paladar exigente de sus clientes.

A medida que el ritmo de producción se acrecentaba, la compañía empezó a darse cuenta de que necesitaba automatizar las entradas y salidas para imprimir más dinamismo.

En ese sentido, Vítor Araújo, director de Kiwi Greensun, comenta que “teníamos claro que el futuro para nuestro negocio pasaba por la automatización. No solo nos aportaría más rapidez, sino que también nos permitiría llevar un control absoluto de la producción y del stock”.

Para modernizar su logística, Kiwi Greensun solicitó la colaboración de Mecalux porque, en palabras del director, “entre las empresas que competían por la realización de este proyecto, nos pareció que su propuesta era la más acertada. Además, los vídeos que nos enseñaron sobre otros almacenes que habían equipado nos acabaron de convencer”.

Logística automática

Kiwi Greensun ha renovado por completo la sala de maduración con la construcción de un almacén automático de 13 m de altura que ofrece una capacidad de almacenaje para 512 palets.

El almacén opera a una temperatura refrigerada de entre 0 y 0,5 ºC y con una humedad del 97%. Esto propicia la correcta maduración de los kiwis y el mantenimiento de su sabor y propiedades durante un mayor tiempo. La automatización, por su parte, explota al máximo el espacio disponible, lo que contribuye a reducir notablemente el consumo de energía para generar frío y, por consiguiente, ese consumo energético por palet es más bajo.

De construcción autoportante, el almacén está formado por estanterías que soportan su propio peso, el de la mercancía, el de los cerramientos verticales y la cubierta. La ventaja de este tipo de almacenes es la optimización del espacio, pues su construcción se erige al mismo tiempo que las estanterías. De hecho, el almacén de Kiwi Greensun se ha ubicado en tan solo 400 m2 de superficie, ocupando tan solo la superficie indispensable.

El almacén se compone de un único pasillo de 55 m de longitud con estanterías de doble profundidad a cada lado. En cada ubicación se colocan dos palets de una misma referencia (uno detrás de otro) y, para ello, el transelevador incorpora un sistema de extracción de doble profundidad con palas telescópicas.

Las estanterías, divididas en cuatro niveles, se han personalizado con el fin de poder almacenar tres unidades de carga diferentes: contenedores de plástico de 1.200 x 1.200 mm, así como palets de 800 x 1.200 mm y de 1.000 x 1.200 mm. En el caso de los contenderos de plástico, cada ubicación puede alojar hasta cuatro contenedores, uno encima del otro.

Un puesto de entrada y otro de salida han sido habilitados en uno de los laterales de las estanterías. Ambos están equipados con transportadores de cadenas y puertas de acceso que ayudan a preservar la temperatura en el interior de la cámara refrigerada.

La mercancía permanece almacenada durante el tiempo necesario hasta que los kiwis alcancen la maduración adecuada para distribuirse, comercializarse y consumirse.

La trazabilidad como prioridad

La trazabilidad que ofrece el sistema de gestión de almacenes Easy WMS es clave a la hora de mantener la seguridad alimentaria en todas las etapas por las que pasan los kiwis antes de llegar a los clientes. Gracias a ella, Kiwi Greensun podría localizar el origen de una incidencia con enorme rapidez y asegurar la retirada del mercado de los kiwis afectados en el supuesto de que saltase una alerta.

Además, un control tan preciso y en tiempo real de la mercancía suministra información veraz al consumidor y garantiza la máxima calidad de los productos. Para ello, es indispensable la coordinación entre el SGA y el ERP. Por esa razón, Easy WMS se ha integrado con el ERP FLOW de Kiwi Greensun, intercambiándose datos e información sobre cómo desarrollar las distintas operativas con mayor eficiencia.

Easy WMS asigna una ubicación a cada palet y/o contenedor a medida que estos atraviesan el puesto de inspección de entrada. “Una de nuestras prioridades a la hora de poner en marcha este almacén automático era organizar los productos de forma eficiente en base a su nivel de demanda”, dice Vítor Araújo. Para decidir qué ubicación asignar a cada palet, Easy WMS incorpora reglas y algoritmos como, por ejemplo, el socio que ha enviado los kiwis o el tiempo de maduración necesario.

Para su expedición, Easy WMS ordena la extracción de la unidad de carga requerida y la da de baja en el sistema cuando cruza el puesto de salida. Posteriormente, envía un mensaje al ERP de Kiwi Greensun, para que un operario acuda a recogerla y la traslade hasta la zona de expediciones.

Calidad y satisfacción de los clientes

El éxito que Kiwi Greensun ha logrado en los últimos años se debe a su compromiso con la satisfacción de los clientes. Su prioridad es que la calidad de los kiwis sea la mejor y que las entregas se realicen sin demoras y en el estado óptimo de maduración.

Gracias a su nuevo almacén automático autoportante, Kiwi Greensun ha obtenido una mayor rapidez en las entradas y salidas de kiwis y, al mismo tiempo, un control mucho más estricto de esas bayas. Como resultado, “nos encontramos en una fase de crecimiento y con perspectivas de seguir haciéndolo”, celebra Vítor Araújo.

Aunque ha pasado poco tiempo desde que el almacén está en funcionamiento, estamos muy satisfechos con los beneficios que nos ha proporcionado a corto plazo: ahora tenemos una operativa mucho más ágil y eficiente, un control riguroso de los productos y una total trazabilidad.

Vítor Araújo, Director de Kiwi Greensun

Beneficios para Kiwi Greensun

  • Control del stock: la automatización y el SGA Easy WMS proporcionan un control muy estricto de toda la mercancía a fin de preservar la calidad de los kiwis almacenados a temperatura refrigerada.
  • Mayor agilidad: el transelevador aporta un movimiento mucho más rápido, seguro y controlado de los kiwis en comparación con otros sistemas de almacenaje tradicionales.
  • Aprovechamiento del espacio: en tan solo 400 m2 de superficie, el almacén automático puede dar cabida al aumento de la producción que Kiwi Greensun está experimentando en los últimos años.
  • Ahorro energético: gracias a aprovechar bien la superficie disponible, la automatización reduce el consumo de energía para generar frío.
Almacén automático de palets
Capacidad de almacenaje: 512 palets
Altura del almacén: 15 m
Longitud del almacén: 55 m
Temperatura: entre 0 y 0,5 ºC

Consulte con un experto 900 670 123

Solicitar información y/o presupuesto