Al navegar por este sitio web acepta el uso de cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicio. Para más información, visite nuestra Política de Cookies. Aceptar

Voltamper, nuevo almacén de picking con pasarelas

28/03/2014

Voltamper, firma de Zaragoza especializada en electricidad y electrónica del automóvil, ha instalado en una nave de 1.400 m2 estanterías de picking manual con pasarelas a diferentes alturas. Gracias a esta solución, la compañía ha conseguido aprovechar al máximo el espacio disponible y ganar capacidad de almacenaje.

La empresa aragonesa Voltamper, especialista en electricidad y electrónica del automóvil, ha aumentado recientemente su oferta de servicios con la compra de una nave de 1.400 m2 en el polígono El Pilar (Zaragoza), donde ha emplazado un almacén con estanterías de picking manual y pasarelas a diferentes alturas. La inversión responde a los planes de expansión de negocio de la compañía, que desde que se fundó en el año 1959 no ha dejado de crecer y extender sus servicios a toda la Comunidad de Aragón. Las nuevas instalaciones de El Pilar funcionan como punto de venta y almacén.

En sus primeros años de existencia, Voltamper era una tienda situada en la calle García Galdeano de la capital aragonesa y su plantilla estaba formada únicamente por cuatro empleados. El primer cambio substancial en su actividad se produjo en el año 1977, cuando se traslado desde esa pequeña tienda a una mayor localizada en la calle Italia del barrio de Las Delicias. Con el paso del tiempo, Voltamper fue aumentando la superficie destinada al almacenaje, hasta llegar a los 1.200 m2 en pleno centro de la ciudad. La reciente compra de la nueva nave permite a la compañía sumar otros 1.400 m2 para material en stock. Voltamper, que en la actualidad emplea a 25 trabajadores, facturó en 2002 por un valor aproximado de 7,2 millones de euros.

La apertura de las instalaciones en el polígono El Pilar ha supuesto para Voltamper un cambio en la concepción del almacenaje: en el barrio de Las Delicias el almacén ocupa una planta baja a pie de calle, mientras que ahora han pasado a disponer de estanterías para picking manual a distintas alturas en un polígono de nueva construcción. El gerente de Voltamper, Juan Tomás, comenta al respecto que “el de Las Delicias es un almacén situado en una calle céntrica de Zaragoza, con los inconvenientes que esto conlleva para las operaciones de carga y descarga, y que complica tanto la recepción de mercancías como las tareas de reparto”. “El nuevo almacén –continúa Tomás–, donde hemos intentado aprovechar al máximo el espacio con la colocación de estanterías a distintas alturas, está en un polígono moderno y situado a pie de autopista y del tercer cinturón”.

60.000 referencias
 

Con el paso de los años, Voltamper se ha convertido en una tienda especializada en la electrónica para el automóvil y el vehículo industrial. La empresa comercializa todo lo que concierne al aire acondicionado, la maquinaria de diagnosis, el sonido y la parte eléctrica y electrónica del vehículo: iluminación, inyección, alternadores, arranques, compresores, baterías, etc. Además, para la parte mecánica cuenta con una amplia gama de filtros, pastillas de freno, discos de embragues, etc.

Este amplio catálogo en oferta supone para Voltamper tener que trabajar con 60.000 referencias, aproximadamente. Este material se ordena en el nuevo almacén en base a su rotación, de manera que las referencias que más se venden se encuentran en las estanterías de las dos primeras plantas. El sistema informático es el encargado de controlar el stock e indicar dónde debe ubicarse la mercancía. Así, en algunos casos los proveedores tienen asignadas sus propias estanterías, mientras que en otros, todos los productos de una misma categoría se almacenan juntos, con independencia de quien sea el suministrador.

Los operarios que trabajan en la instalación ubican y desubican en las estanterías de forma manual. Los pedidos se preparan mediante el picking de los productos, realizado a partir del albarán. En cualquier caso, el personal conoce bien las referencias, de manera que, aunque el ordenador puede indicar al operario dónde se encuentra cada pieza, normalmente el empleado ya sabe a qué lugar del almacén debe ir a buscarla.

Entre las estanterías, y a una altura de tres y seis metros, están montadas las pasarelas, formadas por una estructura metálica apoyada sobre las propias estanterías y el piso metálico estriado. Estas pasarelas están preparadas para soportar una carga de 300 kg/m2.

El piso metálico estriado permite la circulación de carros con ruedas de goma y evita que caiga polvo o piezas desde la planta superior a la inferior. En cuanto a la estabilidad de la instalación, la transversal está asegurada por la rigidez que confieren las diagonales a los bastidores, constituyendo vigas de celosía, y los anclajes al suelo. El acceso a las pasarelas se realiza mediante escaleras premontadas y adaptables a la altura del piso. Las zonas de paso abiertas van protegidas con barandillas.

Catálogos on-line
 

El polígono El Pilar cuenta con buenas comunicaciones, ya que se encuentra a pie de autopista y del tercer cinturón de la capital. Esto es vital para una empresa que recibe el 80% de los productos que comercializa de las fábricas que las multinacionales del sector del recambio de automoción tienen distribuidas por toda la geografía española. Por su parte, Voltamper distribuye sus productos a toda la comunidad de Aragón y parte de la de Navarra, así como parcialmente a las provincias de Lleida y Soria. Para realizar el reparto, la empresa cuenta con una flota propia de siete furgonetas, que sirven entre 300 y 350 pedidos diarios.

El cliente que esté interesado en la compra de cualquier tipo de material puede acudir a la sección de contacto de la página web de Voltamper y solicitar información, presupuestos o consultar la disponibilidad del material. De hecho, la compañía aragonesa tiene on-line los catálogos de sus proveedores y ofrece a los talleres de automóviles la posibilidad de comprar a través de Internet. Además, está ultimando un programa informático que se instalará en casa de algunos clientes, para que puedan realizar sus pedidos cómodamente a través de la Red.

Servicio posventa
 

Para el servicio posventa, Voltamper cuenta con un equipo técnico especializado que se dedica exclusivamente a formar a los talleres en el manejo de las máquinas de diagnosis y aire acondicionado, y que presta también apoyo técnico en todo lo relacionado con la inyección y la electrónica.

Asimismo, tras haber detectado en estos últimos años una creciente demanda de formación e información por parte de los talleres, Voltamper está impartiendo a los clientes (en colaboración con sus proveedores: Bosch, Valeo, Magneti Marelli, etc.) cursos de inyección, climatización, frenos y ABS en los locales de la propia empresa.