Al navegar por este sitio web acepta el uso de cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicio. Para más información, visite nuestra Política de Cookies. Aceptar

El uranio se enriquece

27/03/2014

Auge o renacimiento del átomo.Una nueva era se abre para la energía producida mediante el uranio, una materia prima que, según distintos indicadores, ha triplicado su precio desde enero de 2006 y multiplicado su valor por 16 en los últimos años.Kioto, Oriente Medio y el incremento de la demanda de energía tienen la culpa.

Desde hace meses todo el planeta sigue pendiente de una materia prima con la que se produce un determinado tipo de energía. No se trata del petróleo, ni siquiera del bioetanol creado a partir del maíz o la caña de azúcar.No.Es un viejo conocido de la Guerra Fría, y tiene que ver con los esfuerzos denodados de la República Islámica de Irán por acceder a la energía nuclear y, eventualmente, poseer armas nucleares.

El uranio está en boca de muchos por la posible amenaza de un país muy activo en el conflicto de Oriente Próximo, declarado enemigo de EE UU y no reconocedor del Estado de Israel. Pero la energía nuclear, de la cual el uranio es su principal base, está en los labios de todos por otras razones.

Los compromisos de Kioto y el increíble crecimiento económico de las llamadas potencias emergentes (China, India, Brasil y Rusia) han provocado un verdadero renacimiento de la energía nuclear. Hay una tremenda demanda de uranio. Según la consultora estadounidense UX, su precio se ha incrementado en un 109% de octubre de 2006 hasta mediados de abril de 2007, pasando de costar 55 dólares la unidad de uranio en ese mes a valer 115 en abril.

 

Fijar los precios

No existe ninguna plaza bursátil o mercado de referencia para fijar los precios del uranio. Sin embargo, el mercado mundial utiliza los indicadores de UX y Tradetech para determinar los precios del uranio enriquecido. De estos indicadores también se nutren periódicos como The Wall Street Journal.

Es un mercado en el que el número de productores de uranio es muy bajo y los clientes no son muy numerosos. Además, las empresas de energía cada vez se concentran más en grandes grupos,con lo que la cantidad de actores se reduce y se fijan los precios con muy pocas transacciones”, comenta Germán García-Calderón, director financiero y de aprovisionamiento de Enusa.

Enusa es la única firma española que se encarga del suministro de uranio enriquecido en el país, realizando las compras de manera conjunta para las empresas eléctricas nacionales propietarias de los ocho reactores nucleares actualmente operativos en España. “Por otro lado, hay épocas en las que la demanda es mayor y momentos en los que surge más oferta de uranio en el mercado y su precio desciende”, explica García-Calderón.

Eso ocurrió cuando cayó el muro de Berlín y desapareció la Unión Soviética. Se produjo una enorme oferta procedente de los países del este, con precios que llegaron a estar por debajo del coste de producción, lo que originó el cierre de muchas minas en todo el mundo”, relata.

 

Moratoria nuclear

Al desmoronamiento de la potencia nuclear soviética habría que unir, además,la mala prensa que había ido acumulando la energía extraída del uranio a finales de los setenta y en la década de los ochenta. El accidente de Three Mile Island (EE UU) en 1979 y posteriormente el de Chernóbil (Ucrania) en 1986 causaron una conmoción social enorme y la energía nuclear experimentó un gran frenazo internacional.

Así las cosas, a principios de los noventa había menos clientes, es decir, compañías energéticas que hicieran uso de la energía nuclear y muchísimo uranio en el mercado. “En bastantes países existían proyectos ambiciosos para desarrollar la energía nuclear en los años ochenta, pero cuando se produjo el accidente de Chernóbil los programas nucleares sufrieron un importante y duradero frenazo”, comenta García-Calderón.

En Francia, sin embargo, se siguió adelante con los proyectos de expansión de esta energía”, apunta. Así lo afirman los porcentajes. En el país galo, el 80% de la energía eléctrica producida tiene origen en alguna de las centrales nucleares francesas; en EE UU esta proporción apenas llega al 30%, y en España se queda actualmente en el 19% (cuando llegó a representar el 35%).

El vigoroso crecimiento económico de las llamadas potencias emergentes a finales de los noventa y principios del siglo XXI; el aumento de los precios del petróleo por la ingente demanda y los conflictos en Oriente Próximo y los reiterados esfuerzos por frenar las emisiones de CO2 a la atmósfera han transformado radicalmente aquel escenario de la Guerra Fría.

China e India apuestan por la energía nuclear para resolver la enorme demanda de sus economías. EE UU va a aprobar en breve, por primera vez en 25 años, una nueva central nuclear,a la vez que el presidente George Bush promociona el uso del bioetanol como probable sustituto del crudo.

Las alternativas

¿Y las energías renovables?,¿podrían presentarse como alternativa para reemplazar a los carburantes y a la energía nuclear y satisfacer la enorme demanda de las economías emergentes? A decir de la organización ecologista Greenpeace, un futuro basado en energías renovables es posible.

El pasado 11 de abril esta organización mostró sus razones en un informe con el que se dirigió al Gobierno español para que aplicara “voluntad política”, ya que, de acuerdo con su estudio, “existe tecnología suficiente para suministrar energía renovable al país” y cumplir así el protocolo de Kioto.

Según asegura el trabajo de la organización Greenpeace elaborado por expertos de la Universidad Pontificia de Comillas, “las centrales renovables repartidas por toda la geografía generan electricidad de modo mucho más regular que si estuviesen todas en una misma zona”. El estudio señala, además, que la irregularidad de la fuente de energía en el caso de las renovables (sol,viento o mar) no es problema.

Para mantener la generación, incluso cuando el recurso disponible disminuya, existen varias soluciones: tener más potencia instalada, usar la capacidad de almacenamiento y de regulación de las centrales de biomasa, geotérmica y de los embalses hidráulicos, o emplear plantas termosolares que puedan hacer uso indistintamente de la energía del sol y de la biomasa como combustible”, concreta el estudio.

Algunos analistas en energía no están de acuerdo con estas afirmaciones. En su opinión no se podría satisfacer tan rápido toda la demanda (en constante crecimiento) y a la vez cumplir los compromisos de Kioto para luchar contra el cambio climático, sólo acudiendo a las fuentes renovables.

La energía nuclear es limpia pero genera debate social. De hecho, el Partido Socialista se comprometió a transformarla paulatinamente por las renovables. Pero este tipo de energías, al depender del aire o del sol, sólo pueden utilizarse para producir energía de punta y no de base. Son complementarias, y hace falta una energía de base, segura, que no falle por las condiciones climáticas y que también sea limpia; y esto lo ofrece la energía nuclear”, explica Germán García-Calderón, de Enusa.

_______________________________________________________________________________________

ENTREVISTA

“La energía nuclear produce tensiones en el mercado

 

¿Cuáles son las mayores empresas productoras de uranio? y ¿qué firmas son las principales transformadoras de esta materia prima en energía nuclear?

Se trata de empresas mineras que teniendo una determinada nacionalidad explotan minas en todo el mundo. La mayor empresa especializada en extracción de uranio es la canadiense Cameco; pero hay otras como BHP Billiton (Australia), Rio Tinto (Inglaterra), Kazatomprom (Kazajastán) y Tenex (Rusia).

En lo que respecta a España, Enusa producía uranio pero ya no lo hace. Actualmente, además de ser el pool de compras de uranio enriquecido para las empresas eléctricas españolas, nos dedicamos a la producción y suministro de combustible nuclear en nuestra fábrica de Salamanca.

¿Y el famoso enriquecimiento de uranio? ¿Qué empresas lo hacen?

Son cuatro grandes firmas en todo el mundo, dos de ellas europeas: en una, Eurodif, de capital francés en su mayoría, Enusa participa con un 11%; la otra es Urenco, de propiedad británica, holandesa y alemana. En EE UU cuentan con otra compañía, USEC, y en Rusia se halla la estatal Tenex.

¿Entonces Irán, para enriquecer uranio, se tendría que poner de acuerdo con alguna de estas empresas o crear la suya propia?

Irán cuenta con un par de centrales nucleares que fueron destruidas en la guerra Irán-Irak y están en reconstrucción. Lo que pretenden es poder enriquecer uranio por sí mismos. Hay que resaltar que las instalaciones para enriquecer uranio con usos civiles son muy diferentes de las que lo hacen con fines militares. Para obtener energía sólo hay que enriquecer el uranio hasta un 5%, mientras que para lograr una bomba hay que hacerlo en un 95%. El problema de verdad está en que cuando se dispone de la tecnología para enriquecer uranio con fines civiles pacíficos es muy fácil aplicarla para uso militar.

¿Dónde cotiza el uranio? Su tratamiento en el mercado, ¿es parecido al que se le da al oro o a la plata?

El uranio no cotiza en ninguna Bolsa y circula en un mercado relativamente estrecho, poco líquido y poco transparente, con escasos productores y consumidores.

Pues ahora su precio está subiendo fuertemente, ¿a qué se debe el aumento?

Partimos de que el precio se ha mantenido muy bajo en los últimos años como consecuencia de su sobreoferta tras el desmoronamiento de la Unión Soviética. A principios de los noventa se situó muy por debajo de los costes de producción. En estos momentos, sin embargo, las expectativas de crecimiento del uso de la energía nuclear son enormes. Especialmente en China e India, donde necesitan grandes cantidades de energía para su desarrollo.

A esto se suma la inminente construcción de nuevas centrales en EE UU por primera vez en 25 años. Es verdad que el renacimiento de la energía nuclear está produciendo tensiones en el mercado, que se traducen en una importante subida de precios. No obstante, esto no significa que en el futuro pueda haber escasez de este mineral ya que las reservas mundiales son muy grandes.

¿Este auge de la energía nuclear tiene algo que ver con la lucha contra el cambio climático y el cumplimiento de los acuerdos del Protocolo de Kioto?

Es un factor que influye, junto con muchos otros. La energía eléctrica obtenida con combustibles fósiles produce CO2. Y si España quiere cumplir los compromisos de Kioto deberá producir energía disminuyendo el consumo de carbón, petróleo o gas. Para ello hay que contar con las renovables y además con la energía nuclear… limpia en CO2.

Lo que más preocupa a los ciudadanos son los residuos nucleares, muy tóxicos y casi eternos. Es cierto que son muy radiactivos y de larga duración, pero existen tecnologías que se aplican para vigilar y controlar los residuos. Es un problema conocido, con soluciones actuales y posibilidad de mejora tecnológica en el futuro.

Incluso así, con la escalada de precios de estos meses, ¿continuará siendo rentable obtener energía de un uranio tan caro?

Partíamos de una situación de sobreoferta y precios hundidos. Y estos últimos terminarán estabilizándose en niveles muy inferiores a los actuales, aunque lejos de los mínimos históricos. La energía nuclear tiene la ventaja de que su combustible supone el 5% del coste total de producción de la energía eléctrica, con lo que las subidas, por fuertes que sean, siempre tienen un efecto muy limitado en el gasto final del kilovatio hora producido.

 

Cómo se enriquece el uranio

La energía nuclear se percibe cada vez más como una fuente de suministro sostenible y libre de los peligros medioambientales de las alternativas basadas en los combustibles fósiles.

Conversión El uranio se convierte en UF6 (hexafluoruro de uranio) y se transporta en containeres que respetan los estándares internacionales a la planta de enriquecimiento.

Calentamiento El UF6 es sólido a temperatura ambiente. El container de transporte se conecta al sistema de alimentación de la planta y se calienta en una autoclave para que se convierta en vapor.

Salida de producto El UF6 ahora contiene entre un 3 y un 6% del isótopo U-235, según los requerimientos del cliente. Luego, pasa a través de compresores y se deposita en containeres.

Enfriamiento Se enfrían los containeres de producto y el vapor de UF6 se solidifica en las paredes del recipiente.

Uranio enriquecido Los containeres son pesados para cumplir ciertos requisitos internacionales. Las entregas a los clientes también cumplen las normas de envasado internacionales.

Separación El UF6 en estado gaseoso se coloca en la centrifugadora y así es como se separa el U-238, más pesado, del U-235. Uno se enriquece mientras que el otro se va empobreciendo. El proceso se repetirá una y otra vez hasta alcanzar el nivel de enriquecimiento deseado.