Al navegar por este sitio web acepta el uso de cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicio. Para más información, visite nuestra Política de Cookies. Aceptar

Soluciones logísticas para el mayorista Makro

04/01/2004

El operador logístico Santos se ha responsabilizado de la operativa logística necesaria para suministrar a los establecimientos Makro los productos de “no alimentación”. Estanterías de paletización convencional, almacenaje en bloque y sistemas de radiofrecuencia son las estrellas de las nuevas instalaciones de este operador, con 12.000 m2, ampliables a 18.000 m2, y ubicadas en Cabanillas del Campo (Guadalajara).

Tras apostar por la externalización de su logística, Makro, la cadena de distribución al por mayor con presencia en todo el país, ha confiado al Grupo Logístico Santos el abastecimiento de sus puntos de venta de los productos “no alimentación”. Esto quiere decir que el operador se hace cargo del almacenaje, manipulación y entrega de este tipo de referencias desde unas instalaciones, ubicadas en Cabanillas del Campo (Guadalajara), que se inauguraron a finales de octubre pasado.

El centro tiene una superficie de 12.000 m2 y hoy día ya se está trabajando en su ampliación hasta los 18.000 m2. Por ahora, la capacidad de almacenaje es de 5.000 huecos en estanterías, además de un espacio de 24.000 m3 para colocar la mercancía en bloque. Un total de 40 empleados son los responsables de todo el trabajo que se lleva a cabo en el centro.

Entrando en detalle, la nave se ha dividido en dos partes iguales con una pared cortafuegos. En cada zona se han dispuesto 13 estanterías de paletización convencional de unos 8,5 m de altura y seis niveles de carga. El resto del espacio lo ocupa el almacenaje en bloque y las superficies donde se realizan las demás operativas: 14 muelles de carga y descarga, 2.000 m2 cuadrados para efectuar la precarga y otros 2.000 como zona de cross-docking para los artículos promocionales o de campaña, así como para las referencias de alta rotación.

El volumen de entrada y salida de paletas de estas instalaciones será de 140.000 anuales. Durante los primeros meses de actividad llegarán alrededor de 4.700 camiones procedentes de proveedores nacionales pero también de la Unión Europea o de terceros países. En este último caso, lógicamente, la manipulación de la carga se lleva a cabo a través de los puertos de la Península.

En la mayoría de los casos, Santos ya conoce a través de transmisiones informáticas la mercancía que va a recibir y la compañía también es informada de las urgencias mediante otros procedimientos. Del mismo modo, se comprueba la coincidencia entre la carga propiamente dicha y los albaranes de entrada, después, se transmiten a Makro los datos relativos a las cantidades reales recibidas.

Para dar de alta las unidades en stock y asignar las ubicaciones se emplea la radiofrecuencia. Dicha ubicación (en estantería o en bloque) la determinan las características físicas del producto, la cantidad a almacenar, su facilidad de apilado y su rotación (la media es de 40 días). También se tiene en cuenta el necesario aprovechamiento del espacio.

En cuanto a las operaciones de cross-docking (productos de campaña o de muy alta rotación) es Makro quien las determina por no ser necesario su almacenaje. Se trata de paletas completas que llegan asignadas directamente a un centro por lo que se depositan en la zona de salida una vez realizados los controles pertinentes.

Es decir, se ejecuta la operación de entrada y la de salida de forma simultánea. Cuando se reciben referencias que deben procesarse como cross-docking, pero no llegan asignadas a un centro o no ocupan paletas completas, se dejan en una zona de preparación próxima a la playa de salidas, se realiza el control de entrada y se efectúa el picking de acuerdo con las cantidades solicitadas por cada centro.

La operativa comienza cuando la central de Makro reúne todas las peticiones de sus establecimientos de venta y emite el conjunto de los pedidos mediante una transmisión electrónica al almacén de Cabanillas del Campo. Aquí se reciben una media de 230 pedidos diarios que equivalen a dos por unidad de gestión y centro.

El sistema de gestión del almacén que Santos utiliza para resolver la operativa de Makro ordena los movimientos de picking a partir de las paletas ubicadas en el primer nivel de carga de las estanterías de paletización convencional y de las cabeceras de las unidades organizadas en bloque. El método de proceder es el de la preparación de cada pedido por un solo operario, que realiza un recorrido lógico, que le asigna el sistema de radiofrecuencia en función de las órdenes del software central.

Junto a una de las zonas donde se encuentran los muelles de expediciones se han establecido, pintadas en el suelo, unas calles identificadas que corresponden a las áreas de precarga donde se dejan los pedidos preparados en espera del control y de la carga. Es aquí donde los operarios depositan, por un lado, las paletas de origen cuando el pedido especifica el suministro de unidades completas y, por otro, las paletas confeccionadas a partir de distintas referencias.

En cualquier caso, todas ellas se retractilan y se identifican con su contenido exacto y con su destino. Como requisito del cliente, en el picking no se mezclan distintas secciones (por ejemplo, bazar con jardinería), salvo restos o pequeñas preparaciones, con la finalidad de facilitar la recepción y la colocación de las unidades en las tiendas.

Estas nuevas instalaciones no sólo cuentan con las últimas herramientas tecnológicas para el seguimiento y control de la mercancía, además disponen de todos los elementos de seguridad para la detección y extinción de incendios, y de vigilancia para la protección tanto del inmueble como de los distintos productos que son gestionados en el mismo.

El mismo operador logístico Santos se hace cargo de la distribución de los pedidos a todos los establecimientos de Makro mediante cargas puerta a puerta, directas o combinadas, dependiendo de las necesidades.


Santos y Makro: una fructífera unión

El Grupo Logístico Santos es hoy una de las empresas españolas líderes en la prestación de servicios logísticos para sectores de actividad como alimentación, automoción, electrodomésticos, farmacia, imagen y sonido, droguería, perfumería o telecomunicaciones, respondiendo a los nuevos retos de la cadena de suministro.

La plantilla de esta compañía supera los 2.500 empleados, cuenta con una superficie de almacenaje de más de 360.000 m2 y dispone de una de las mayores infraestructuras logísticas con 80 centros repartidos por todo el territorio de la península Ibérica.

Por su parte, la cadena de distribución al por mayor Makro dispone en nuestro país de un total de 28 centros, que suponen una superficie de suelo de ventas de 214.000 m2. La compañía está formada por un equipo de más de 2.500 empleados y en 2002 alcanzó una facturación de 1.060 millones de euros, con un incremento del 6,3% con respecto al ejercicio anterior. Para este año 2003, prevé alcanzar una cifra de negocio de 1.300 millones de euros.