Al navegar por este sitio web acepta el uso de cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicio. Para más información, visite nuestra Política de Cookies. Aceptar

Soluciones de almacenaje para cargas medias y ligeras

28/03/2014

El fabricante de instrumentos de soldadura para componentes electrónicos JBC ha montado su nuevo almacén con estanterías Simplos, una solución de almacenaje que ya puso en práctica en sus antiguas instalaciones. La combinación de estanterías dobles con huecos de distinta profundidad le ha permitido salvar las columnas que alberga la nave y aprovechar al máximo el espacio.
 

JBC Industrias es una empresa catalana fundada hace 75 años por el padre del actual propietario, Jaume Benet Campavadal, quien compuso el nombre de la firma a partir de las iniciales de su nombre. La empresa fabrica útiles de soldadura para el sector de la electrónica y los vende a sus distribuidores exclusivamente por catálogo.

Los soldadores JBC son utilizados para reparar circuitos impresos electrónicos de maquinaria industrial. La empresa está implantada en todo el territorio nacional y su especialización le ha llevado a liderar el mercado. No obstante, el 60% de su producción está destinada a la exportación (básicamente a la Unión Europea), por lo que cuenta con delegaciones propias en países como Inglaterra, Francia, Italia o Estados Unidos, entre otros. En 2001, la compañía alcanzó una cifra de negocio superior a los nueve millones de euros.

JBC diseña sus productos a través de su propio departamento de I+D. Esta sección tiene un peso específico muy significativo dentro de la compañía, por lo que dispone de un equipo humano formado por 25 trabajadores (la compañía emplea en total a 80 personas). Sin embargo, una vez realizados los prototipos, la compañía subcontrata gran parte de su producción. "La soldadura ha evolucionado mucho; cuando vamos a las ferias cada vez hay más novedades y si quieres ser competitivo debes estar en primera línea y tener siempre algo nuevo que ofrecer", asegura el jefe de compras, Adolfo Fernández.

Los certámenes a los que acude JBC están siempre relacionados con la electrónica. En Europa, la muestra más importante del sector es Productronica, que se celebra en Alemania. En su última edición, celebrada el pasado mes de noviembre, JBC presentó la estación múltiple MS 9000, un producto multiuso que permite soldar y desoldar (el aire caliente funde el estaño de los circuitos e, inmediatamente después, es succionado de forma automática) y añade diferentes prestaciones para estas funciones.

Picking de pequeños componentes

En sus instalaciones del polígono industrial El Pla, en Molins de Rei (Barcelona), la empresa catalana tiene un almacén con capacidad para 1.500 referencias, de las cuales aproximadamente 300 son de producto acabado. El resto corresponde a semielaborados y materia prima. El sistema de almacenaje está compuesto por estanterías del tipo Simplos. "Para nuestros artículos –afirma Fernández–, ésta es la mejor solución ya que en el almacén todo está muy estandarizado, con los productos puestos en cubetas. Tenemos –continúa el jefe de compras– muchos componentes pequeños (tornillería, puntas de soldadores, etc.), porque se tiende a la microsoldadura y nuestras referencias son cada vez más pequeñas, por eso las Simplos nos van muy bien para hacer el picking".

Las Simplos son estanterías adecuadas para cargas medias y ligeras. Sus principales características son la facilidad y rapidez de montaje, debido a que sus elementos básicos se unen por ensamblaje, y las múltiples combinaciones y posibilidades de niveles, puesto que los paneles se pueden cambiar sin necesidad de herramientas. Además, las diversas medidas de paneles, así como la variedad de elementos, facilitan la adaptación del sistema al espacio disponible.

La adaptabilidad y versatilidad de las Simplos es lo que ha permitido a JBC sacar el máximo partido a sus instalaciones. Su almacén dispone de diez filas de estanterías de 49 m de longitud –elevadas en plataformas de hormigón a las que van ancladas–, y cinco pasillos de 1,15 m de ancho, por los que se desplaza una máquina recogepedidos filoguiada. La instalación, de 4,5 m de altura, combina estanterías con huecos de 80 y 50 cm de profundidad. La composición con filas de estanterías de diferentes profundidades se ha hecho para poder aprovechar todo el almacén. Así, de izquierda a derecha, encontramos una estantería simple de 50 cm de fondo; dos estanterías dobles con una fila de 80 cm de profundidad, por un lado, y otra de 50 por el otro; una estantería doble con fondo de 50 cm en los dos accesos; una estantería doble que vuelve a combinar las dos profundidades; y una última estantería simple de 80 cm de fondo que intercala algunos paneles de 50 cm colocados estratégicamente para salvar algunas columnas que sobresalen de la pared del almacén.

En las estanterías de 80 cm, la altura de los huecos (1.190 en total: 1.020 con capacidad para 15 cajas y 170 con cabida para cinco unidades) es de 60 cm. Se trata de 170 módulos que pueden albergar hasta 16.150 cajas. La carga máxima que pueden soportar estos estantes es de 300 kg. Por su parte, los estantes de 50 cm de profundidad tienen una altura de 21 cm. En total son 4.165 huecos con capacidad para tres cajas en cada uno de ellos, lo que supone un aforo de 12.495 cajas.

El fondo de todas las estanterías está galvanizado y reforzado, mientras que todos los paneles están fabricados en una sola pieza, en chapa (también galvanizada) conformada mediante varios plegados.

3.000 acciones de picking

En todas las estanterías, los productos de mayor rotación son los que están colocados en las ubicaciones más cercanas a la entrada de los pasillos. El picking se realiza mediante papeles y con la ayuda de una carretilla recogepedidos, que no cambia de calle hasta que el operario no ha recabado todos los productos de un pasillo. Diariamente se realizan en la instalación aproximadamente 3.000 acciones de picking. El hecho de que la compañía venda exclusivamente por catálogo implica que se trabaja "contra el almacén y no contra pedido".

Anexo a la instalación de simplos, la empresa cuenta con un pasillo de unos 50 m de largo que monta, a ambos lados, estanterías de paletización convencional con tres niveles de carga. Allí se guardan materiales de más volumen, como son los sacos de plástico inyectable o los bidones con productos de manutención. La altura de las estanterías es de cuatro metros y en cada hueco hay espacio para tres paletas de 800x1.200x1.200 mm.


Ficha técnica de las estanterías Simplos de JBC

Longitud: 49 m
Anchura: 13,25 m
Altura: 4,5 m
Nº de estanterías: 10 (4 de 800x1.000x600 mm, 5 de 500x1.000x210
mm y 1 estantería que alterna los dos tamaños)
Nº de módulos: 415
Nº de pasillos: 5
Nº de huecos: 5.355
Capacidad máxima por estante: 300 y 100 kg
Capacidad total: 28.645 cajas
Instalación servida por carretilla recogepedidos