Al navegar por este sitio web acepta el uso de cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicio. Para más información, visite nuestra Política de Cookies. Aceptar

Robots con corazón de software

27/03/2014

Son partes esenciales del proceso de producción.El alma y el cuerpo de la industria: el software y los robots.Sin ellos, simplemente, no habría economía moderna.Un buen software se ha convertido en una pieza indispensable para competir en un mundo globalizado. Mientras, los robots ahorran e incrementan la productividad al máximo.

Si para cualquier empresa contar con potentes paquetes de software es absolutamente indispensable, en el caso de las compañías del sector industrial y logístico esta necesidad se amplía con herramientas de lo más variado

.Los programas de diseño y de producción asistida, de gestión, de optimización, diagnóstico, control de calidad, etc., se han ido refinando de tal manera que lo que hace unos pocos años eran meras herramientas de apoyo para facilitar el trabajo de los profesionales, hoy son unos aliados indispensables para cumplir con los niveles de competitividad y eficiencia exigidos en casi cualquier mercado.

Actualmente existe un catálogo muy amplio de soluciones, algunas globales, otras específicas, y la mayor parte de ellas configurables para ser integradas con otros sistemas informáticos de gestión. El problema con el que se encuentran un elevado número de compañías es, precisamente, decidir qué soluciones escoger e incorporarlas al software del que ya disponen.

Por eso, las firmas desarrolladoras cuentan con servicios de asesoría y pueden proveer el hardware necesario, mientras que las que tradicionalmente han sido consultoras de gestión e ingeniería hoy también son capaces de facilitar e instalar programas. En otras palabras, la línea que separa el desarrollo de software y su instalación se ha diluido y ya no se concibe lo uno sin lo otro.

Radiofrecuencia

Por ejemplo, en el ámbito de la identificación por radiofrecuencia y la gestión de centros logísticos y de almacenaje, Acacia Technologies puede estudiar casos concretos de empresas que dispongan de logística; asesorarles sobre lo que más les conviene; suministrar el software de gestión de almacenes (SGA) de SSA Global,adaptándolo al mercado español e implementarlo con las herramientas informáticas con las que ya cuente el cliente; ofrecer hardware de lectura e impresión de etiquetas y,además,realizar el mantenimiento de todo ello.

En el supuesto de que la empresa comience su actividad desde cero o deba realizar una fuerte actualización de su informática, quizás sería oportuno contar con expertos en ERP. Entonces habría que efectuar una planificación global de todo el sistema informático integrando las distintas actividades para que funcionen como un reloj, desde la gestión administrativa, al desarrollo de producto, la fabricación o la logística.

IDPSoft, por su parte, es una de las firmas que se encargan de la consultoría de esta clase de soluciones.Tienen una amplia experiencia en firmas industriales y, además de implementar soluciones ERP, pueden asesorar sobre el software más apropiado en aspectos tan variados como la planificación y optimización de la carga, las aplicaciones para trabajo con chapa (corte, optimización, etc.), CAD-CAM e incluso programas a medida para gestión de clientes (CRM), servicio técnico (SAT), cálculo, etc.

Ya se trate de incorporar una solución nueva en un sistema informático en marcha o de comenzar desde cero es conveniente contar con la ayuda de este tipo de empresas que pueden asesorar e integrar soluciones específicas y eficientes con las molestias y costes más ajustados.

Pero también resulta recomendable conocer mínimamente las soluciones que hay en el mercado en materia de software, ya que ello ayuda a comprender mejor qué respuestas propone el consultor. Además, hay que recordar que el fabricante usualmente proporciona también servicios de instalación y de mantenimiento, por lo que preguntar a cuantos más proveedores posibles es la mejor estrategia para conseguir el resultado final acorde con las necesidades y expectativas.

Inversión robótica

Y si en el segmento del software la singladura va actualmente viento en popa, en el mundo de las máquinas más precisas, los autómatas industriales, el momento es dulce.La robótica aplicada a las actividades industriales avanza en España, con un crecimiento del parque de autómatas del 10% en 2006, según la Asociación Española de Robótica (AER).

El proceso de producción de automóviles es el principal cliente de robots aplicados a las actividades industriales y el fenómeno de la deslocalización de gran parte de la fabricación de vehículos a países emergentes, en Europa del Este o Asia,ha trastocado la tradicional evolución de la industria de autómatas en los estados más avanzados.

No hay muchos vehículos nuevos”, comenta Xavier Grau, presidente de la AER,“y es ahí donde se invierte en robótica, cuando una firma inicia una nueva línea de producción”. Por otro lado, explica Xavier Grau, las marcas también se llevan las aplicaciones en robótica a los nuevos lugares donde deciden establecerse.

Cuando una compañía invierte en una factoría en Asia,por ejemplo, no se cuestiona si debe dejar la parte del proceso de producción en la que se aplican robots en los países más desarrollados”,dice Grau.“Se llevan todo, también la inversión en robótica”, señala.

Pero no todo son malas noticias. El buen momento del sector industrial en general en España impulsa la aplicación de la robótica en otros segmentos de actividad, entre ellos la logística. Según Abel Rovira, gerente de Aicrov, empresa especializada en soluciones robóticas para el envasado y el embalaje, “la automatización gana cada vez más adeptos en nuestro país”.

Para Rovira, la robótica se puede (y se debe) aplicar en casi todos los procesos de producción. “Aumenta la productividad por trabajador de manera exponencial”, indica. “Un robot puede efectuar el trabajo de seis personas y mantiene la producción estable”, añade Rovira. Y se trata de una inversión amortizable en muy poco tiempo. “Una célula robotizada puede costar entre 90.000 y 150.000 euros; el gasto se recupera en sólo un año”, dice. Auge de los robots

El último estudio elaborado en España sobre robótica industrial, publicado por la Fundación Cotec en 2006, resalta cuatro puntos clave para entender la progresión de la utilización de robots en la industria y en la economía en general. En primer lugar, la productividad por trabajador aumenta espectacularmente con la utilización de estos autómatas.

Y en operaciones tan dispares como soldadura, manipulación de productos, pintura, ensamblado, almacenaje, control de calidad, etc. Cotec destaca la flexibilidad lograda por los robots con el paso de los años, desde las antiguas y rígidas líneas de montaje creadas por Henry Ford a principios del siglo XX, al just in time automatizado de los procesos fabriles de nuestros días.

Y la calidad, en tercer lugar.La reiteración de tareas que llevan a cabo los robots y el control de la producción garantizan un producto final con calidad asegurada. De este modo, los errores ocurren con menos frecuencia, al margen de que la propia robótica provea de autómatas especialmente diseñados para controlar la calidad de las mercancías producidas.

Por último, los robots también liberan a los empleados de los trabajos más penosos y asumen actividades en el proceso de producción que pueden ser peligrosas para los operarios, tales como la soldadura, pintura, manipulado de sustancias químicas o de materiales a altas temperaturas. Contribuyen así a acrecentar la seguridad laboral, disminuyendo la posibilidad de accidentes en el puesto de trabajo.

Panorama positivo

No se trata tanto de sustituir la mano de obra como de cualificarla”, asegura Miguel San Román, director comercial de la firma vasca Robolan. “Por ejemplo, las líneas de montaje de material eléctrico siguen empleando mucha gente; todavía hay componentes que deben hacerse a mano”, cuenta San Román.

En su opinión, uno de los fuertes de la aplicación de la robótica en la fabricación es la estabilidad que aporta a las cifras de producción.“Las máquinas no tienen estado de ánimo, y siempre producen lo mismo”, apunta.

Con las personas lo que pasa es que hay fluctuaciones en la producción; unas veces producen 2.000 y otras 1.500”, asegura San Román. El caso de la empresa en la que trabaja San Román es sintomático. Robolan tuvo en 2006 uno de sus mejores años (aumentó sus ventas el 30%). Sin embargo, en la firma vasca se mantienen cautos respecto a los desafíos futuros. “La deslocalización de las grandes empresas te toca directamente; si ellos se van tú también te tienes que ir a buscar otros mercados”, apunta.

En la Asociación Española de Robótica mantienen la calma. Los números dibujan un panorama positivo para nuestro país, no tan espectacular como en 2005, año en el que se batieron récords con un crecimiento del parque de robots de 2.599 aparatos, pero sí de progreso continuo, con un avance de 2.399 robots más que en el ejercicio anterior. De este modo, en España se contabilizan 26.000 unidades, una cifra muy cercana a la francesa, donde cuentan con un parque de entre 30.000 y 34.000 autómatas.

_______________________________________________________________________________________

SOFTWARE CON NOMBRE PROPIO

En el mercado se pueden encontrar paquetes de software para casi todas las actividades industriales imaginables. Aquí se destacan, a modo representativo, algunos de uso general que pudieran ser un buen punto de partida.

Autocad

Autodesk es probablemente la empresa más conocida en el terreno del diseño asistido por ordenador. Su programa AutoCAD es todo un clásico utilizado ampliamente en el sector de la construcción y de la ingeniería.

Autodesk también edita Inventor, un paquete orientado al diseño mecánico en 3D con el que, además de ultimar los modelos para producción, se puede simular su funcionamiento con el fin de ahorrar costes innecesarios, incluso antes de la fase de prototipado.

Solidworks

La compañía del mismo nombre representa un duro competidor para Autodesk. Esta herramienta no sólo está centrada en el desarrollo mecánico, sino también en el trabajo colaborativo en los procesos de diseño. Su versión Office Premium es una solución MCAD que proporciona en un único paquete herramientas para diseño mecánico, verificación, simulación de movimientos, gestión de datos y comunicación.

SAP El líder del ERP a nivel mundial ha tenido que apretar los dientes para competir con colosos como IBM y Microsoft a fin de mantenerse en su puesto. La instalación de su software debe pasar inevitablemente por un proceso de consultoría que puede proporcionar una solución basada en módulos que cubren casi toda la gestión del negocio: controlling, tesorería, proyectos, personal, mantenimiento, calidad, etc.

Microsoft Dinamics

La solución del gigante del software se centra en la gestión de tres aspectos clave de la empresa: gestión financiera, CRM y cadena de suministro. En su última versión, la AX, el paquete integra mejoras como el soporte para trabajar con RFID, servicios web y herramientas de business inteligence basadas en el uso de SQL Server.

Primavera

Tras este sugerente nombre se encuentra una avanzada suite de ERP que incluye módulos para gestión administrativa, finanzas, logística, recursos humanos, CRM, portal web y business inteligence.

Bitrutas

Desarrollado por Bitmakers, incluye una cartografía sobre la que se calculan las rutas óptimas teniendo en cuenta distintos parámetros configurables, desde los clientes a los que hay que visitar, a las ventanas de horarios en los que están disponibles e incluso los costes de transporte. Según Bitmakers, el uso del programa puede suponer un ahorro en los gastos logísticos de una empresa de entre el 5 y el 25%.

Logisplan

Esta solución de Advantur se utiliza para el cálculo de rutas de los vehículos de una empresa teniendo en cuenta parámetros realistas, así como ciertas reglas establecidas. Para este cálculo (que se presentan gráficamente) se pueden establecer modificadores o normas, como por ejemplo, las ventanas horarias de disponibilidad del cliente, vehículos y conductores preferentes, no utilizables o vetados por el usuario, compartimentación de los camiones e incompatibilidades entre referencias o tipos de productos, etc.

Leo Ortec ha puesto a punto un paquete orientado a la optimización de rutas. Funciona como una extensión de SAP R/3 y consta de varios mó- dulos que se ocupan de encontrar la mejor solución para aprovechar el espacio y el tiempo en el transporte de cargas. Según precisa la compañía, sus clientes reducen los costes de transporte entre un 5 y un 10% con esta solución.

 

LAS GRÚAS GUÍAN SUS INTERESES

Grúas, manipuladores telescópicos con cuchara, palas mecánicas... Mucha maquinaria para tantas obras como pueblan el territorio nacional. Zanjas, andamios, arneses, cemento y ladrillo. Una actividad que, según la mayoría de los expertos, va a experimentar una suave desaceleración en los próximos años.

Ante este escenario, en el segmento de elevadoras y grúas se hacen una pregunta: ¿y ahora qué? “Hasta la fecha el mercado más importante, sin ninguna duda, ha sido el de la construcción”, comenta Esteve Mayans, cogerente de la firma catalana dedicada a la comercialización de grúas Import Gruman.

Ya no existe la demanda que había hace cuatro años; antes se vendían las máquinas incluso antes de empezar las obras, sobre plano, y esto ya no es muy habitual últimamente”, añade.

Buscar la diversificación

Pero hay salida, y como en casi todos los sectores, más vale diversificarse que morir en el monocultivo del ladrillo. La alternativa para la empresa de Mayans está en la industria del reciclaje. “Ahora vendemos a compañías que gestionan viveros de plantas, al sector de la madera, aserraderos, firmas que trabajan con grandes cargas, etc.”, señala el gerente.

De esta manera, la energía se transforma entonces en otras actividades y, de las nuevas construcciones, el sector de las elevadoras y grúas pasa a las labores logísticas y al reciclado de materiales. “Cuando el entorno cambia, te tienes que adaptar, es ley de vida”, sentencia Mayans.